Respuesta feminista desde Argitan de Barakaldo ante el coronavirus

Solapas principales

cartelArgitan alerta de que la crisis del coronavirus está agravando la situación de las mujeres en cuanto a violencia y precariedad. La asociación exige empleo digno y protección y servicios sociales. Alerta de que Barakaldo prevé cerrar en abril el albergue para mujeres sin hogar.

La crisis sanitaria que estamos viviendo, nos está poniendo en primer plano la realidad socio-económico, porque las crisis no son vividas de las misma forma por todas las personas. Ante una situación tan real e integral como la actual, se hace absolutamente visible la precariedad laboral, sobre todo la feminización de la precariedad laboral y de la pobreza.

Hay que destacar la situación de las trabajadoras precarias y sus entornos: Cajeras y reponedoras de supermercados, trabajadoras de cuidados del hogar, servicios de atención domiciliaria, residencias, de empresas logísticas, transporte, pequeñas autónomas, … La mayoría de las trabajadoras se enfrentan a perder el empleo o exponerse a situaciones de riesgo.

Mención especial tenemos que hacer a las mujeres perceptoras de la Renta de Garantía de Ingresos y las Ayudas de Emergencia Social, desempleadas, pensionistas y trabajadoras precarias que, aún con empleo, tienen que cobrar el complemento de RGI para poder llegar a fin de mes. Las gestiones para acceder a estas prestaciones sociales, en este momento, se han paralizado o suspendido por la situación especial; sin embargo, las familias monomarentales, separadas o viudas, no van a poder esperar a la vuelta a la normalidad para cubrir sus necesidades básicas, como la vivienda o la alimentación. No van a poder “adelantar” el dinero hasta que se resuelva la tramitación de las mismas. Además, la mayoría de las familias perceptoras cuentan con menores a su cargo.

Sin hablar de las personas sin hogar, en Barakaldo 7 mujeres se encuentran en un albergue recién abierto en enero de 2020 sólo para mujeres ya que en los albergues mixtos sufren abusos y agresiones. Este albergue el ayuntamiento va a cerrarlo ahora en abril, dónde van a confinarse estas mujeres? Dos de ellas víctimas de violencia de género. Volverán al albergue mixto que tampoco se encuentra en condiciones aceptables…o a la mismísima calle…?

El riesgo de incremento de casos de violencia machista es muy alto en estas condiciones. Muchas mujeres pueden estar conviviendo, de manera forzada y aislada, con sus maltratadores o violadores.

Ante este tipo de situaciones, la convivencia puede hacer que haga aflorar muchas tensiones que, en el caso de malos tratos habituales, se conviertan en un recrudecimiento de esa violencia, bien sea física o psicológica.

Etiquetas: