Movilización y campaña en Barakaldo contra los desahucios y los recortes del Ayuntamiento de Barakaldo

Solapas principales

fotoPor el derecho a una vivienda digna…

El pasado 5 de septirmbre se realizó una ovilización ante dos viviendas municipales del “Hogar Murrieta”. Pisos que se encuentran vacíos y tapiados desde hace dos meses producto del desalojo que se produjo este verano de 3 familias de la localidad, a instancias del actual equipo de gobierno.

Murrizketarik EZ!!!

Este desahucio se adoptó desde el equipo municipal en el contexto de la aprobación de los presupuestos del consistorio fabril para este 2016; y un municipio donde se ejecutan 4 desahucios a la semana.

Presupuestos que contemplan una congelación de la partida económica destinada a las ayudas económicas municipales. Cuando se ha incrementado en un 15% las solicitudes; siendo 2.200 las familias quienes las reclaman ante el “equipo de ayudas económicas” del consistorio. O 261 familias no percibieron ninguna ayuda el pasado año “por falta de presupuesto”.

El Ayuntamiento de Barakaldo desahucia…

Por otra parte este verano la Alcaldesa Amaia del Campo desahució a 3 familias de dos pisos municipales. Una de ellas, un matrimonio con empleos precarios y 3 menores a cargo, de edades inferiores a los 12 años

Viviendas municipales que llevaban, por cierto, vacías más de 2 años. Casas que a día de hoy vuelven a estar vacías; y ahora, además, tapiadas. Cuando en Barakaldo cada semana son desahuciadas 4 familias; o 75 personas sintecho han utilizado estos últimos meses el gimnasio habilitado en el Polideportivo Lasesarre.

...y recorta derechos sociales!!!

cartelEn concreto, el desahucio de estas 3 familias barakaldesas se produjo en el contexto de la aprobación de los presupuestos para este 2016 en el consistorio fabril. Donde, PNV y PSE, decidieron destinar este año 2 millones de euros a los sueldos de los 35 políticos, asesores y cargos de confianza que viven a cuenta del consistorio.

Mientras se congela la partida económica destinada a las ayudas económicas municipales en 960.000 euros. Cuando se ha incrementado en un 15% las solicitudes; siendo 2.200 las familias quienes las reclaman ante el “equipo de ayudas económicas” del consistorio. O 261 familias no percibieron ninguna ayuda el pasado año “por falta de presupuesto”.

Por este motivo, y frente a esta realidad de vulneración de derechos, se desarrollarán diferentes movilizaciones para denunciar esta realidad de recortes y desahucios.

Para lo cual se han editado varios cientos de carteles y 10.000 hojas informativas a repartir estos días por las principales calles de la localidad.

Comunicado concentración

Concentración ante las dos viviendas municipales que se encuentran vacías y tapiadas desde hace dos meses producto del desahucio que se produjo este pasado verano de 3 familias de la localidad.

A través de esta iniciativa se procederá a presentar las diferentes movilizaciones que se impulsarán a lo largo de estos días en demanda de una vivienda digna y contra los recortes en las ayudas de emergencia

Hay que tener en cuenta que el pasado 20 de julio -con nocturnidad y alevosía- la alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, decidió desalojar a las 3 familias que venían utilizando desde hacía 10 meses las dos viviendas públicas del “Hogar Murrieta”; las cuales llevaban vacías más de 2 años.

fotoA las 11 de la noche del 19 de julio varias patrullas de la Policía Municipal se personaron en estas viviendas. Para dar a estas familias, con varios menores a cargo, un plazo de 12 horas para abandonarlas.

La alcaldesa de Barakaldo desahucia a una familia con 3 menores a cargo

Una de las familias consistía en un matrimonio con tres menores a cargo, con edades inferiores a 12 años; y un empleo precario en una contrata que desempeña sus funciones en el Metro y EuskoTren. Producto de esta realidad de precariedad e insuficiencia de recursos para mantener el acceso a una vivienda, decidieron entrar en los pisos vacíos de la antigua alhóndiga de Barakaldo.

Al tener conocimiento de esta decisión de desalojo varias personas vecinas del barrio decidieron movilizarse para denunciar este nuevo desahucio en el municipio. Esta vez por parte del consistorio fabril. Producto de la presión realizada ante diferentes instancias, y recursos sociales, se consiguió el realojo temporal -por espacio de 4 meses- de esta familia. Las otras 2 terminaron en la calle; y sin ninguna alternativa habitacional.

En concreto, esta familia convive en la actualidad con la incertidumbre de que ocurrirá dentro de 2 meses cuando se agote el plazo establecido por el Departamento de Acción Social para su realojo. Cuando esta familia ha acreditado su inserción laboral en un mercado precarizado: y, por lo tanto, con un salario insuficiente para poder llegar a fin de mes y cubrir sus necesidades más básicas.

El Ayuntamiento de Barakaldo incumple la legalidad

El actual equipo municipal (PNV) y su socio de gobierno (PSE) han procedido a este desahucio incumpliendo la legalidad. Sobre todo, teniendo en cuenta que en estas viviendas residían de forma diaria 3 menores. La jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo establece de forma clara que “no se puede proceder a ningún desahucio hasta procurar desde las diferentes administraciones una alternativa habitacional duradera. Más si cabe sí hay menores afectados por la actuación institucional de desalojo”.

En sus diferentes pronunciamientos el Tribunal Europeo de Derechos Humanos señala “se ha de dar un alojamiento alternativo estable y servicios/recursos sociales adecuados a la familia afectada por un desalojo ante la evidente situación de precariedad económica y exclusión social”.

fotoIncumplimiento que llega tanto a la jurisprudencia de la “Convención Europea de Derechos Humanos” o la “Convención sobre los Derechos del Niño”; donde se señala que “deben ponderarse todos los intereses y derechos en juego para garantizar, como mínimo, que los derechos de los menores afectados no se vean perjudicados”. Normas con rango de ley, y obligado cumplimiento, para el actual gobierno local; e incumplidos en el procedimiento de desahucio de estas 2 viviendas municipales.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barakaldo  desahucia y, además, recorta derechos

El único logro obtenido a través de este desahucio ha sido volver a dejar estas dos viviendas municipales de nuevo vacías; y, además, ahora tapiadas. Cuando cada semana se producen 4 desahucios en la localidad.

Así y todo, hay que tener en cuenta que esta decisión de desalojar a varias familias de la localidad se adoptó en el contexto de aprobación de los presupuestos del Ayuntamiento de Barakaldo para este 2016.

En concreto, y con los votos del PNV y PSE, se decidió consolidar las políticas de recortes de los últimos años. Así, se destina la misma asignación económica que en el 2015 (960.000 euros) para las ayudas económicas municipales. Cuando se ha incrementado en un 15% las solicitudes; siendo 2.200 las familias quienes las reclaman ante el “equipo de ayudas económicas” del consistorio. O 261 familias no percibieron ninguna asignación económica el pasado año “por falta de presupuesto”.

Está claro que este acuerdo presupuestario se alcanza de espaldas a la realidad de incremento de peticiones de ayudas de emergencia ante los servicios municipales: en 4 años ha aumentado en un 44% las familias que se han acercado a los recursos sociales del consistorio.

No es por casualidad, que ante esta insuficiente partida presupuestaria para las “Ayudas Económicas Municipales” el Departamento de Acción Social decida recortar la asignación económica a percibir por las familias con graves dificultades para llegar a fin de mes:

  • Se reduce en un tercio la partida consignada para los gastos de alquiler y/o hipoteca;
  • En un 17% para los gastos sanitarios no cubiertos por Osakidetza;
  • En un 10% para las necesidades consideradas básicas: alimentación, vestuario y educación;
  • Se eliminan las ayudas para el mantenimiento de la vivienda habitual;
  •  Se excluyen los gastos de adaptación, reparación y/o instalaciones básicas en la comunidad.

Frente a esta realidad de recortes no es de extrañar que las familias de Barakaldo decidan hacer uso de viviendas municipales que se encuentren vacías; algunas de ellas varios años.

Barakaldo a más… “Ajustes” en los servicios sociales

Recortes que alcanzan a la falta de personal (trabajadoras sociales y personal administrativo) en el Departamento de Acción Social; lo cual provoca una demora de 5 meses en la atención, tramitación y resolución de los expedientes de las solicitudes presentadas por las familias de la localidad.

Por otro lado, y dando la espalda a esta situación de recortes y emergencia social, ambos partidos han acordado consignar 2 millones de euros para los 35 políticos, asesores y cargos de confianza que viven a cuerpo de rey a cuenta del consistorio. ¿Para quién y para qué no hay recursos?

Etiquetas: