Málaga. Comida, No Bombas

Solapas principales

foto563 millones de euros solo para desarrollar un submarino, helicópteros, dos buques y un avión de transporte militar

El nombre “Comida, no bombas”, afirma un principio fundamental: la sociedad necesita priorizar los cuidados de la vida y no promover la miseria y la muerte. El mensaje de “Comida, no bombas” es simple y poderoso: nadie debería carecer de comida en un mundo tan ricamente provisto de recursos naturales. Ninguna consideración monetaria debería priorizarse al derecho de todos los seres humanos a cubrir sus necesidades básicas y vivir dignamente. El dinero que se gasta en el mundo en armas en una semana es suficiente para alimentar a toda la población mundial durante un año.

HAY UNA EVIDENTE RELACIÓN ENTRE EL HAMBRE MUNDIAL, LAPOBREZA Y EL GASTO EN ARMAMENTOS MILITARES. El gasto militar del estado español en 2014 ha sido de 16.500 millones de euros, mientras que sólo 2.000  millones se han destinado a educación, 2472  millones a servicios sociales y 3.800 millones en sanidad, ni una cuarta parte de lo que se destina en armas.

La función de la Unión Europea se limita a una concentración de poder militar que permite ejercer el control de los mercados sobre las poblaciones, y que reduce las competencias de los estados al ejercicio del monopolio de la violencia. Para ello se proveen de herramientas como el Tratado de Libre Comercio entre EEUU y UE (TTIP) que se está gestando a espaldas de la población y que arrasa con la ya escasa soberanía de los pueblos para decidir sobre sus territorios y sus recursos (agricultura, agua, energía, litoral, etc).

Y herramientas como la recién aprobada LEY MORDAZA, en un momento en el que los desahucios siguen aumentando, y con ellos la degradación cabalgante de las condiciones de vida para la gran mayoría social, en éste, nuestro primer mundo, porque la del tercer mundo ya la tenemos asumida. En momentos como estos, es bien comprensible la aprobación de leyes represivas que recuerdan tiempos de dictaduras sin maquillajes, que pretenden asfixiar la protesta de quienes señalan a los responsables del genocidio financiero.

fotoLOS GOBIERNOS NOS VENDEN A LAS EMPRESAS y para ello necesitan allanar el terreno de la IMPUNIDAD con leyes que castigan hasta con 30.000 tratar de impedir pacíficamente un desahucio. Leyes que castigan hasta con 30.000euros grabar/fotografiar agresiones policiales.

Gran parte de los frutos del expolio de nuestra tierra (monocultivos depredadores con productos que la envenenan) y de la masacre de otras especies animales (que desde que nacen son hacinadas y torturadas, y finalmente brutalmente asesinadas) acaban en los contenedores del capitalismo.

La basura es una de las fuentes principales de alimentos para muchísimas personas empobrecidas, y para las que siempre lo han sido.

Ahora también imponen sanciones por rebuscar alimentos en la basura. Nos quieren muertas, y nosotras por el contrario, con iniciativas como Comida No Bombas, celebramos la vida. Y con nuestra alquimia, transformamos sus deshechos en alimentos saludables que nos permiten seguir adelante en nuestra alegre resistencia.

Hay muchas cosas que podemos hacer:

JUNTAS, CONSTRUYENDO ALTERNATIVAS

Etiquetas: