Lanbide recorta, criminaliza y maltrata a las personas usuarias

Solapas principales

fotoEl pasado 19 de diciembre, se ha denunciado el incumplimiento sistemático y premeditado de los procedimientos y reglamentos que protegen los derechos de las personas con escasos recursos económicos del municipio; la utilización de criterios restrictivos; dificultad para acceder al personal de las 2 oficinas de Lanbide en la localidad; el entorpecer la entrega de documentación; o lecturas interesadas de la normativa para hacer recortes por medio de suspensiones y extinciones de las prestaciones.

El escaso personal existente en las 2 oficinas de Lanbide de Barakaldo para las 7.700 personas desempleadas de la localidad -y las 15.100 personas que están inscritas como demandantes de empleo- hace que las personas usuarias de sus servicios tengan que esperar un mes para ser atendidas, en la medida que se dificulta la atención inmediata de los casos más urgentes o la entrega de la documentación solicitada desde los propios Servicios Centrales de Lanbide, ubicados en Gasteiz.

Hay que tener en cuenta que el 71% de las personas desempleadas no perciben ningún tipo de subsidio o prestación.

Comunicado

BARAKALDO A MÁS MÁS RECORTES, CONTRATOS BASURA, PRECARIEDAD y POBREZA

En el primer aniversario de la apertura de la oficina del Servicio Vasco de Empleo en el barrio de Cruces se desarrollará el “vía crucis de los recortes”: desde la entrada del Hospital tres personas -con su respectiva cruz- harán el recorrido en paños menores hasta ser “crucificados” a la entrada de esta delegación de Lanbide en Barakaldo, la cual da servicio a 6.000 personas.

A través de esta iniciativa se pretende evidenciar el incumplimiento sistemático y premeditado de los procedimientos y reglamentos que protegen los derechos de las personas con escasos recursos; la utilización de criterios restrictivos; dificultad para acceder al personal de las 2 oficinas de Lanbide en la localidad; el entorpecer la entrega de documentación; o lecturas interesadas de la normativa para hacer recortes por medio de suspensiones y extinciones de las prestaciones.

En concreto, en Barakaldo hay 7.700 personas desempleadas, con una tasa de desempleo del 16%; aunque son 15.100 las que están inscritas como demandantes de empleo (hay que tener en cuenta que están excluidas de las listas del paro todas aquellas personas estudiantes, en procesos de inserción socio-laboral, realizando cursillos de Lanbide o el SEPE, ciclos formativos…). Por otro lado, cabe destacar que el 71% de las personas desempleadas no perciben ningún tipo de subsidio o prestación; o el 82% de las personas solicitantes de ocupación.

fotoTambién, mediante esta movilización, se denunciará que las personas usuarias de las 2 oficinas del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide en Barakaldo (ésta de Cruces; y la que se encuentra en el barrio de Beurko) padecen una serie de recortes y malas prácticas que vulneran los derechos de las familias afectadas por la actual situación de crisis económica.

Endurecimiento de los requisitos impuestos para el acceso a las diferentes prestaciones sociales; reducción de sus cuantías; incumplimiento sistemático de la normativa que las rige; y las continuas campañas de criminalización sobre las personas perceptoras. Medidas antisociales que han dejado a miles de familias y/o personas fuera del sistema de protección social.

Además, de incumplir la normativa que rige la tramitación y resolución de los expedientes de acceso a las prestaciones sociales. Los Gobiernos nos recortan nuestros derechos, y LANBIDE nos maltrata cuando tratamos de ejercitar los pocos que nos han dejado.

A esto debemos sumarle la falta de operatividad en estas oficinas, las citas previas y limitadas por día que retrasan los expedientes. Escaso personal de atención lo que conlleva que las personas usuarias tengan que esperar un mes para ser atendidas, en la medida que se dificulta la atención inmediata de los casos más urgentes o la entrega de la documentación solicitada desde los propios Servicios Centrales de Lanbide, ubicados en Gasteiz.

Familias sin ingresos, personas que han agotado el subsidio por desempleo, solicitantes de ayudas para el alquiler, pensionistas perceptores de jubilaciones mínimas… Todas estas circunstancias se agolpan en las dos oficinas de Lanbide en Barakaldo. A la espera de resolver los trámites para el acceso a los subsidios que necesitan para poder subsistir: Renta de Garantía de Ingresos, Prestación Complementaria de Vivienda, Renta Complementaria de Ingresos de Trabajo o Complemento Pensiones.

En definitiva, exigimos a la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno Vasco, y a las personas responsables de las 2 oficinas de Lanbide en Barakaldo, que lleven a cabo una política pública que cuente con los sectores de la sociedad que precisan las prestaciones sociales para poder llegar a fin de mes; sin burocracias administrativas y siempre bajo el parámetro de la solidaridad.

Etiquetas: