La Andalucía que no está para celebraciones

Solapas principales

fotoEn pocas palabras. La trastienda de la democracia

15-M RONDA. http://www.facebook.com/15MRonda .- Según el VII Informe de FOESSA-CÁRITAS, un total de 2,1 millones de andaluzas y andaluces, el 25 por ciento de la población, o lo que es lo mismo, 697.000 hogares vivían en 2013 en situación de exclusión social, acumulando problemas con cierta intensidad en empleo, vivienda o salud. Asimismo, un millón de ellos vivían en situación de exclusión severa –334.000 hogares– lo que significa que acumulaban, además de los problemas antes citados, problemas con el consumo, política, educación, aislamiento y conflicto social. Tan solo, un 33,9% de los hogares que representan una minoría del 30,9% de la población de Andalucía vive con holgura, vamos que ésta si está para celebraciones.

Andalucía es una de las comunidades con mayor riesgo de exclusión social en España, 38,3%, y una alta proporción de hogares con todas las personas, en edad de trabajar, en paro, el 17%, y de hogares cuyo sustentador principal está en paro desde hace un año o más, el 9%.

El 47% de las personas en Andalucía sufre la exclusión del empleo. Así, una consecuencia es que casi el 22% de hogares andaluces han recibido avisos de corte de luz, agua y suministros básicos.

viñetaUna de cada cuatro personas se encuentra afectada por la exclusión de la salud, reflejándose fundamentalmente en situaciones de privación y dependencia. Casi el 20,6% de hogares han dejado de usar medicamentos porque no tienen dinero para seguir la prescripción de los médicos y para asegurarse una alimentación suficiente y equilibrada en términos nutricionales. A ello, hay que unir que en un 9% de hogares andaluces vive alguien con problemas relacionados con salud mental o depresión.
La exclusión social afecta mayoritariamente a las familias con niñas/niños y jóvenes. Así, en el 50% de las familias en exclusión en Andalucía hay niñas y niños.

El apoyo de las familias empieza a limitarse y el 34% dice que no cuenta con un apoyo a su alrededor. Los hogares en exclusión de Andalucía acuden más a Cáritas que a los servicios sociales públicos.

También, el riesgo de exclusión social se triplica  en las personas extranjeras que no pertenecen a la Unión Europea de los “15”. Ser inmigrante en Andalucía cuadruplica la posibilidad de exclusión respecto al resto del país.

El intenso crecimiento acaecido en España entre 1995 y 2007 no ha supuesto una consecuente distribución de la renta, ni de disminución de la pobreza. El crecimiento no ha estado acompañado de distribución, ni de más intensa protección social, ni ha resuelto graves problemas de integración social.
 
Así, se ha producido un incremento de la desigualdad en Andalucía, superior a la de España, desigualdad que “ha crecido un 9,1%entre 2008 y 2012″. España y Andalucía se están acercando, de forma sistemática, a los límites de desigualdad más elevados para los países más desarrollados.

La pobreza y la exclusión social no son cosa de la crisis. Este VII Informe de FOESSA “no es un informe de la crisis sino del modelo social anterior a la crisis, porque la crisis es fruto de ese modelo de crecimiento  económico desaforado”

viñetaEl secretario general de Cáritas, Sebastián Mora apunta: “Estamos erosionando de manera intensa los mecanismos sociales de protección”. Ya un estudio de la Fundación BBVA en 2005, en plena bonanza económica, señalaba que los niveles y tipos de coberturas públicas en Andalucía tenía la tasa más elevada de personas perceptoras de la Renta Mínima de Inserción (RMI), después de la ciudad de Melilla, y sin embargo, era la Comunidad con uno de los peores niveles de cobertura: un 92,7% de las personas necesitadas de este tipo de compensaciones estaban desprotegidas.

En Andalucía, la amplia presencia de circunstancias de riesgo elevado se combina con respuestas públicas de inclusión poco desarrolladas y profundas, lo que sitúa a Andalucía en posición de alta vulnerabilidad a dinámicas y factores excluyentes y, a su vez, con baja capacidad de reacción pública ante realidades de exclusión social que afectan a colectivos más o menos amplios de su población.
viñetaviñetaviñeta

Etiquetas: