Tras la reivindicación y lucha de los Campamentos Dignidad el Gobierno extremeño abrirá 18 comedores escolares en verano

Solapas principales

fotpor Kaos. Extremadura.-  Los Campamentos Dignidad de Extremadura y la Plataforma por la Renta Básica iniciaron hace un mes una campaña de concienciación y reivindicación para garantizar la alimentación a toda la población infantil. La medida es insuficiente pero supone un paso importante y una victoria arrancada al poder.

Una de las múltiples luchas y campañas que realizan los Campamentos Dignidad es la apertura de los comedores escolares en verano, ya que los niños y niñas que están siendo las víctimas invisibles de la precariedad y del deterioro de las condiciones de vida que sufren miles de familias. Cada vez son más los niños y niñas que van sin desayunar al colegio, más las familias que han de sacar a sus hijos del comedor escolar por falta de medios económicos, y más los chavales y chavalas que la única comida consistente que realizan es la del centro educativo.

Para ello, han realizado diferentes acciones, como concentraciones, reparto de desayunos en colegios, comunicados, reuniones con los responsables políticos…

La medida es insuficiente y queda aún mucho por conseguir, como la apertura durante el verano de un número mínimo de colegios con servicio de comedor escolar por cada localidad, la puesta en marcha del programa de garantía de tres comidas diarias para todos los niños y niñas de Extremadura, reforzar la alimentación infantil en los colegios públicos de educación infantil y primaria que dispongan de servicio de comedor escolar, incrementar el número de plazas en comedores escolares hasta llegar, al menos, al 25% de los alumnos de Infantil y Primaria… pero supone un paso importante y una victoria arrancada al poder político.

Esto es lo que ha aprobado el Gobierno extremeño.

El Gobierno de Extremadura abrirá 18 comedores escolares en las ocho principales localidades de la región durante los meses de julio y agosto, dentro de un plan que tiene el objetivo "sobre todo" de "garantizar" una correcta nutrición de menores en riesgo de exclusión social o cuyas familias estén atravesando una situación de "extrema necesidad".

En concreto, la apertura de comedores se producirá a partir de la próxima semana o "en el tiempo más rápido posible" en Badajoz (con cuatro comedores), Cáceres (tres), Mérida (tres), Plasencia (dos), Don Benito (dos), Almendralejo (dos), Navalmoral (uno), y Villanueva de la Serena (uno).

De este modo lo ha anunciado después de que el Consejo de Gobierno autonómico haya abordado este martes dicha acción el consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, quien ha señalado que el Ejecutivo extremeño garantizará un total de 2.500 plazas de comedor en las ocho localidades anteriores, así como que la puesta en marcha de esta medida "extraordinaria" supondrá para la Administración regional un coste aproximado de 600.000 euros.

Así, una vez aprobado definitivamente el gasto el próximo día 9 en Consejo de Gobierno, el objetivo es que la medida esté en marcha "antes" del próximo día 15 de julio, ha explicado Carrón en rueda de prensa.

Además, a través de Cáritas y Cruz Roja se enviará una carta conjunta entre dichas organizaciones y el Ejecutivo extremeño para invitar a participar en el programa a aquellas familias que constan en los ficheros y en los programas de atención que ya desarrollan las dos primeras entidades.

De igual modo, los comedores se abrirán en las localidades de forma repartida, especialmente en las localidades más grandes, y fundamentalmente en aquellos barrios o zonas donde haya mayor número de menores en posible situación de riesgo de exclusión social o con familias en situación de "extrema necesidad".

Estos servicios estarán constituidos por un desayuno, almuerzo y merienda-cena que se suministrarán de lunes a viernes en los comedores que se abran.

Según ha explicado el consejero, los comedores abrirán sus puertas a la hora del almuerzo para servir una comida caliente compuesta por primer y segundo plato, más pan y postre. Tras este servicio, se hará entrega a los niños que acudan a los comedores de dos bolsas, una con el desayuno y otra con la merienda-cena, para que los disfruten en sus propias casas.

En concreto, el desayuno estará compuesto por leche o zumo, cola-cao, galletas, magdalenas y fruta, mientras que la merienda-cena contará con bocadillo, leche o zumo y fruta.

Etiquetas: