Nuevo número del periódico contra los recortes y los chanchullos del Ayuntamiento de Barakaldo

Solapas principales

cartelEn el trascurso del jueves 17 de diciembre, se han distribuido 11.000 ejemplares de esta publicación gratuita en las principales calles y paradas de metro de la localidad. Reparto que ha coincidido con los diferentes actos de cierre de campaña de las elecciones generales.

A través de este monográfico se ha querido mostrar la pésima gestión del consistorio fabril; y los continuos recortes en los servicios sociales municipales llevados a cabo por el actual equipo de gobierno. Además, del constante aumento del paro, los desahucios y la pobreza en la localidad.

Enlace directo: Barakaldo Ustelakaria

En este nuevo número se incluye un monográfico sobre nuevos informes que dudan de la legalidad de algunos contratos municipales. En concreto, las principales instancias de supervisión del Ayuntamiento: interventor y secretario municipal; vuelven a elaborar una serie de informes técnicos que cuestionan legalmente los últimos meses de gestión del PSE.

Noticia destacada: Todo sigue igual… se siguen forrando!!!

En los últimos meses se han adoptado una serie de medidas por el actual equipo de gobierno municipal que han conllevado el mantenimiento de las políticas de recortes, a la par que se apuesta por ampliar la nómina de concejales y asesores liberados en el Consistorio. Se ha pasado de un equipo de gobierno conformado por 12 personas (alcalde, concejales liberados y supuestos asesores), con un coste de un 1 millón de euros a cargo de las arcas municipales; al acuerdo de gobierno entre PNV y PSE, que aumenta la nómina de políticos liberados, la cual pasa a 19, suponiendo un gasto de cerca de 2 millones de euros.

La Alcaldesa de Barakaldo sigue suponiendo a las arcas municipales los 87.645 de euros de su antecesor Alfonso García; actual Director de Empleo gracias al pacto PNV-PSE. Donde su sueldo es de 87.235,00 euros; esta cantidad puede verse además incrementada en algo más de 6.000 euros al año si el exmandatario local, como hizo en el Ayuntamiento, reclama el abono de la antigüedad que le corresponde por su puesto de conserje-funcionario, en el cual casi nunca ha prestado sus funciones.

Etiquetas: