Multa y juicio en Huesca por manifestarse contra los recortes en educación

Solapas principales

Asamblea 15M de Huesca.- Una compañera oscense ha sido multada con 1000 euros, por participar en una movilización contra los recortes en educación que fue completamente pacífica y en la que no hubo incidentes.

El próximo 17 de febrero habrá juicio por este motivo. Atacar la movilización ciudadana que ha sido intensa en estos años contra el saqueo de los recursos públicos y de las condicione de vida de la población, y contra el recorte de la democracia que han impulsado los gobiernos es sin duda uno de los objetivos de esta sanción, que se enmarca en la oleada autoritaria que supone la implantación de las llamadas "leyes Mordaza".

Llamamos a solidarizarse con la compañera afectada. Y a seguir luchando por los derechos de todxs, ante unos gobiernos cuya egitimidad está ya muy tocada gracias a la denuncia y la movilización social. 

El día 15 de octubre de 2013, con motivo de un acto al que asistieron la actual reina, Leticia Ortiz, La Presidenta del Gobierno de Aragón y la Consejera de Educación en el Instituto público de Huesca “I.E.S Pirámide” (y al que en principio también iba a asistir el entonces ministro José Ignacio Wert), se convocó una concentración pacífica en la Escuela Politécnica Superior para denunciar los recortes en educación.

Esta concentración, que contaba con el permiso de la dirección de la Escuela Politécnica, estuvo desde primera hora de la mañana marcada por un desmesurado despliegue policial (con unidades traidas de fuera) y una actitud provocadora por parte de algunos agentes.

En el momento en el que la entonces princesa hizo aparición, un agente que formaba este cordón amenazó y quitó un silbato a una estudiante. Cuando este fue reclamado, el agente se negó a devolverlo y no se insistió más en el tema, concluyendo la concentración sin incidentes.

A los dos meses la Policía Nacional se presentó en el centro de trabajo de una compañera de Huesca y le entregó una sanción con falta grave que asciende a 1000 € por “incitar a la gente a ir en contra de la policía”. Esta compañera en ningún momento fue identificada ni detenida durante la protesta.

¿Por qué no fue identificada o detenida en el acto dada la supuesta gravedad de los hechos? La respuesta es clara: no se trata más que de una maniobra para frenar la protesta generando miedo, mediante sanciones aleatorias que sirvan de ejemplo para tenernos calladas.

Y además, ¿Cómo conoce la Policía su nombre, apellidos y centro de trabajo? ¿Cuáles están siendo los mecanismos que emplean para identificar a las personas que participan en las protestas sociales que se realizan en Huesca?

Por desgracia, este no es un hecho aislado. En los últimos tiempos, coincidiendo con un aumento de las protestas ante las agresivas políticas de mercados y gobiernos, no han parado de producirse casos de represión: multitud de multas, detenciones arbitrarias, montajes y hasta encarcelamientos. Todo esto se ha visto agravado y reforzado mediante la reforma del código penal o la aprobación de leyes como la “ley mordaza” que ha sido duramente criticada por organismos internacionales como la ONU.

 Ante estos hechos, no estamos dispuestas a quedarnos quietas, así que seguiremos defendiendo el derecho a expresarnos y manifestarnos, especialmente en momentos como este, ahogados por las injusticias sociales. Seguiremos defendiendo cada uno de nuestros derechos ejerciéndolos libremente, derechos que son universales.

Multa y juicio en Huesca por manifestarse contra los recortes en educación

Acompañamos al juicio a nuestra compañera: 17 de febrero, 10,30h, juzgados de Huesca

Sobre el acto del 15 de octubre "Día de camisetas verdes en Huesca: vino Letizia, y a Wert no le dejaron"

Sobre la oleada represiva para proteger su saqueo de lo común que intentan con las Leyes Mordaza

Etiquetas: