Las jaiak* de Barakaldo se iniciaron cargadas de emoción y reivindicación

Solapas principales

camisetaGora Barakaldoko Herriko Jaiak!!!

Este fin de semana dieron comienzo las fiestas de nuestra localidad. Con dos hechos reseñables. Por un lado el pregón lo realizó nuestro compañero más joven, Periko Solabarria; y por otro, el txupinazo de inicio de fiestas ha corrido a cargo del Centro Asesor de la Mujer “Argitan”, a través de Liz Quintana, la cual acudió a este acto de inicio de fiestas con la camiseta de la Txosna que diferentes organismos populares de Barakaldo compartimos en las jaiak de nuestra localidad. Pregón y txupinazo cargado de emoción y solidaridad.

Las fiestas no son sinónimo de anestesia generalizada

Las autoridades locales siempre han considerado las fiestas del municipio un txoko privado para realizar su propia campaña de “autobombo” a través de su masiva presencia en los medios de comunicación locales. Pero algunas asociaciones y vecin@s de la localidad no nos olvidamos de los problemas que padece nuestro pueblo: paro, puntos negros, desahucios, precariedad y recortes sociales. Desde la ironía, la participación, el encuentro, la ocupación de la calle y los espacios públicos. Las fiestas no son sinónimo de anestesia generalizada.

Jaiak Bai, Borroka Ere Bai!!!! ¡¡Fiestas Sí, Lucha También!!

Por eso celebramos que el impulso a una mayor presencia popular en la elaboración de programa de fiestas de este año tenga como consecuencia un recuerdo a vivir la fiesta desde el compromiso, la solidaridad y la denuncia de vulneración de derechos que padecen las mujeres y los colectivos castigados en nuestra localidad por los recortes sociales aplicados desde las diferentes administraciones.

*Jaiak=Fiestas

BERRI-OTXOAK (Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales)

Pregón de Periko Solabarria

fotoArratsalde on, Barakaldo. Kaixo, barakaldotarrok.

Ongi etorri eta eskerrik aska mundu guztiari etorri izanagatik.

Lehenik eta behin, eskertu nahi nioke Barakaldoko Jai Botzordeari ni bezalako pertsona xume bati ahotsa utzi izana eta pregoiaren izandapena.

La comisión de fiestas ha decidido que sea yo quien abra la puerta a la fiesta en Barakaldo y comparezco con mi único título de peón de la construcción que he ejercido durante 30 años. Y como son muchas las oportunidades que se le dan al pueblo de expresar lo que vive y cómo lo vive, me ha parecido que mi voz se podía convertir en la ancestral 'txalaparta' que extendía los mensajes por los montes y valles de Euskal Herria.

Con toda la humildad, quiero transmitiros mi idea y mi convencimiento de que la fiesta no debe ser ni un frenazo en nuestras vida ni un espacio de alienación. La fiesta debe convertirse en un territorio que no haga disfrutar del encuentro, del contacto personal, del respeto y de la ternura, que nunca deben faltar en ningún ámbito de la vida.

La fiesta de los ladrones, en cambio, no tiene descanso. No pueden relajarse porque necesitan diseñar sin respiro cómo robarnos el salario, el trabajo, las pensiones, la casa, la educación, la sanidad, la felicidad, la vida y los sueños.

Barakaldo es una ciudad obrera que ha conocido y protagonizado luchas históricas por la mejora de las condiciones laborales, en defensa del medio ambiente. Este pueblo ha acogido históricamente a gente trabajadora de Galicia, Extremadura Andalucía o Castilla huyendo de la miseria, el paro, el hambre, o la falta de expectativas provocado por el terrorismo de caciques y terratenientes.

Aquí encontraron una esperanza que se tuvieron que ganar al precio de la explotación y de interminables jornadas de trabajo, cuyas condiciones de vida fueron mejorando con luchas ejemplares y solidarias.

En los últimos años hemos recibido a gentes de puntos lejanos, provenientes de Europa, África, América y Asia. Desplazado que huyen de la pobreza que imponen las elites económicas y de sus Gobiernos, víctimas de los mismos culpables, de aquí y de allí.

Hoy, Barakaldo sigue siendo una ciudad obrera que ha perdido su industria y que han convertido en un desierto, porque algunos se entregaron de rodillas a los mercaderes de Europa a cambio de un cargo, un sueldo de nuevo rico y un sillón.

A Barakaldo y su gente le han dejado grandes heridas que sangran por sus 10.000 personas en paro, por la precariedad de sus condiciones laborales en las grandes superficies, por los desahucios, por una juventud sin futuro que tendrá que ir a buscar fuera.

También en lo medioambiental está herido Barakaldo, ya que nuestro pulmón, El Regato, ha sido atravesado por una improductiva y deficitaria autopista que ha dado dinero a algunos a costa de una dolorosa destrucción.

Hoy sufrimos las consecuencias de una delincuencia y una corrupción que cuenta con comando y estado mayor en los estafadores de la política, en el negocio inmobiliario y en el saqueo bancario. Sólo tenemos una opción: unirnos en la fiesta y en la lucha, porque somos más que ellos y la división nos hace más débiles y prolonga la injusticia. Porque el pueblo es el agua limpia del arroyo y ellos el lindane que amenaza nuestra salud.

No quiero ser yo quien desautorice a quienes nos hablan de paz y reiteran condenas. Que les desmientan sus números, que les descubra su propio presupuestos de 16.500 millones de euros para gastos militares.

Soy un joven de 83 años que escucha y disfruta con grupos rockeros. Por eso os traigo aquí unas estrofas de una canción que grita contra os culpables:

Banqueros, unos ladrones sin palanca y de día
políticos estafadores juegan a vivir de ti
fabricantes de armamento, eso es jeta de cemento
Las religiones calmantes
Explotadores profesionales
Delincuencia es todo aquello que os puede quitar el chollo

El poeta comprometido nos avisa de que la injusticia no es anónima y tienen nombre y dirección.

No puedo olvidarme hoy de la dignidad de la mujer que sufre el dolor, el escalofrío y la angustia de la violencia machista. La prostitución, esa forma de explotación femenina, genera siete billones de beneficios que la banca blanquea. No cabe tanto dolor en la palabra.

fotoCasa año, cada verano, en cada fiesta, hay un alarde de agresión contra las mujeres que las instituciones de Euskal Herria encubren.

Cuando la grade es de una mujer maltratada o asesinada por la violencia machista, la herida es de todos y de todas.

Siento la necesidad de gritas: feliz el hombre que, aunque sea por un solo día, conozca el alma de la mujer.

Que la fiesta no sea el amparo del ataque contra la mujer. Que la fiesta sea tierra liberada de agresiones.

Barakaldo bizi gara, Euskal Herrian bizi gara, Euskarare Herrian bizia gara eta Euskal Herria eta euskara bizi dituen poeta batek dio: "Gure eskubideak hasten dira besteen eskubidea hasten diren tokian. Nuestros derechos empiezan donde empiezan los derechos de los demás".

Besarkada estu eta gozoa seniderik kartzelan edo atzerrian dituzuen familiei. He padecido los rigores de la cárcel como preso político. Por eso abrazo desde aquí a los familiares que tenéis a padres, hermanas y compañeros en la cárcel, en el exilio y en el ese lugar cálido que bombea la sangre de la vida que es el corazón.

Poeta berberak esaten digun bezala: "Nekez usten du bere sorterria sustraiak han dituenak. Ez du liliak udaberria uzten es alurrak zuritasuna. Difícilmente abandona su origen quien tiene allí las raíces. No abandona la flor la primavera ni la nieve la blancura"

Martin Luther King tuvo un sueño. También nosotras y nosotros tenemos sueños que se estrellan violentamente contra las afiladas rocas en el mar de la tormenta de este sistema capitalista, injusto y depredador.

Hagamos de la fiesta lucha, hagamos de la fiesta un paraíso de convivencia.

Quiero hacer entrega de esta sencilla flor a mi compañera chupinera, Liz, en su condición de mujer, en homenaje a las dos últimas mujeres asesinadas por la violencia machista: Ada Otuya y Jenny Sofía Rebollo.

Y termino con un grito que hierve en mi garganta: "Si no nos dejan soñar, no les dejaremos dormir".

¡Gora Barakaldo!

¡Gora Barakaldoko jaiak eta langileria!


Etiquetas: