Lanbide, Servicio Vasco de Empleo, ampara la violencia de género

Solapas principales

fotoEl pasado jueves 24 de noviembre se ha denunciado la vulneración, por parte de Lanbide, de los derechos sociales que asisten a las mujeres. Movilización ante las oficinas centrales de Lanbide en Bizkaia donde se ha evidenciado que “Lanbide vende humo ante las situaciones de violencia machista”.

En el contexto del “Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres, 25 de noviembre”, se ha criticado el recorte de derechos hacia las mujeres que suponen las diferentes legislaciones, decretos, criterios y resoluciones establecidas por Lanbide que dificultan, en la práctica, el acceso a los derechos que asisten a las mujeres que sufren violencia machista: malos tratos, agresiones, discriminación laboral, precariedad y pobreza.

Comunicado

Iniciativa ante las oficinas centrales de Lanbide en Bizkaia, con el ánimo de evidenciar que “Lanbide vende humo en las situaciones de violencia machista”. Mediante botes de humo y bengalas se intentará “ocultar” las oficinas de Lanbide, ubicadas en Plaza Bizkaia.

Hay que tener en cuenta que desde hace varios años se viene exigiendo un cambio en la normativa de acceso a los recursos de Lanbide o los servicios sociales, con el ánimo de evitar la vulneración de derechos que vienen soportando las mujeres; y más aún las que sufren violencia: malos tratos, agresiones, discriminación laboral, precariedad y pobreza.

Las diversas políticas de recortes desarrolladas por las diferentes administraciones (de ámbito estatal, autonómico, foral y municipal) sólo han conllevado desprotección, abandono y constantes ataques a sus derechos, intimidad y privacidad.

Son muchas las mujeres que han denunciado la vulneración de derechos que se producen a diario en el Servicio Vasco de Empleo-Lanbide o en los servicios sociales municipales. Políticas de recortes que están conllevando en muchos casos la más absoluta desprotección, exclusión y abandono hacia las mujeres que sufren violencia machista.

Por eso, un año más, coincidiendo con el “Día internacional contra la violencia hacia las mujeres, 25 noviembre”, se demandarán compromisos reales ante las situaciones de violencia machista; a la par que se implementan políticas que respeten los derechos que asisten a las mujeres: “No queremos humo; exigimos respuestas inmediatas, aquí y ahora!!!”.

Por todos estos motivos, queremos plantear las siguientes reivindicaciones, con el ánimo de garantizar los derechos sociales que le asisten a las mujeres:

1.-Lanbide continúa aceptando considerar víctima de violencia machista, exclusivamente, a aquellas mujeres que tienen una orden de alejamiento en vigor. Dejando fuera otros supuestos de discriminación y malos tratos.

Exigencia de profesionales que acompañen los procesos individualizados de las mujeres y garantía de acceso a las prestaciones que permitan salir de relaciones donde se ejerza violencia.

Primar la protección de las mujeres frente a las políticas de control. Lanbide, y cualquier servicio público, deben ser ejemplo y no aplicar políticas de recortes. En esta línea, proporcionar una alternativa para acabar con la violencia contra las mujeres y admitir cualquier medio que acredite la condición de víctima de violencia machista, a la hora de acceder a las prestaciones sociales.

2.- Frente a la continua exigencia de Lanbide hacia las mujeres que sufren violencia de género de iniciar un proceso de divorcio o reclamar pensiones de alimentos para lxs menores a cargo, en un plazo determinado.

Dotar a las mujeres de la suficiente independencia para poder formalizar en los tiempos necesarios sus procesos de separación o divorcio. Además de tener en cuenta como válidos sus argumentos; como por ejemplo, las consecuencias nefastas que se pueden derivar de la puesta en marcha de dichos procedimientos: conocimiento del agresor del paradero de su ex-mujer e hij@s, utilización de estos trámites por parte del maltratador para seguir amenazando, chantajeando, ejerciendo violencia…

Exigencia de que se respeten los tiempos, decisiones y motivaciones de las mujeres; evitando ejercer más presión en procesos de atención muy vulnerables.

3.- Frente a la demanda de Lanbide de abandono de la vivienda habitual en un plazo de tiempo ridículamente corto, aún siendo víctima de violencia de género.

Exigencia de que se puedan gestionar los plazos en función de cada situación, formalizando protocolos de atención individualizada. Implementar desde Lanbide y los servicios sociales canales ágiles de comunicación.

4.- Lanbide atiende a las mujeres víctimas de violencia de género en recursos que no respetan su intimidad.

Exigencia de atención bajo criterios de calidad y garantía de respeto a la intimidad de las mujeres. Atención personalizada y privada, ajustada a su realidad cotidiana.

5.- Denuncia de la penalización que ejerce Lanbide ante los dificultosos ritmos de adaptación de las mujeres víctimas de violencia de género; obligándoles a enfrentarse a situaciones para las que no siempre están preparadas ni ellas ni sus hij@s o familia, pero necesarias para percibir una prestación que las permita subsistir.

Exigencia de no penalizar el ahorro ni el apoyo económico o residencial de terceras personas; si éstas son una herramienta para facilitar recursos a mujeres vulnerables.

6.- Lanbide se enorgullece de los criterios excepcionales que establece para atender a las mujeres que han sufrido violencia de género, como pedir solo un año de empadronamiento. Sin embargo, no atiende a mujeres que huyen de otras comunidades o que han sufrido cortes en el padrón, quedando fuera de acogerse a este derecho.

7.- La violencia contra las mujeres no sólo afecta a las que son maltratadas por sus parejas; sino también a quienes son explotadas por un sistema que las esclaviza.

Exigencia de que antes de proceder a una suspensión por baja voluntaria en la Seguridad Social de una trabajadora de hogar, Lanbide tome las medidas necesarias para verificar que sea “voluntaria” efectivamente; y se coordine con la Seguridad Social para garantizar el derecho a una prestación producto de su rendimiento de trabajo. Evitando que se produzcan situaciones de desprotección en el colectivo de trabajadoras de hogar.

Un año más, y en el contexto del “Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres”, demanda de mejora del sistema de protección social y que éste proporcione a las mujeres vías de salida a las situaciones de violencia en las que se ven forzadas a vivir.

Mediante la protesta desarrollada en el día de hoy se ha denunciado la inacción de Lanbide ante las vulneraciones de derechos que sufren las mujeres víctimas de malos tratos en todos los ámbitos.

Ante la actual coyuntura de violencia machista se debe exigir a la clase política e instituciones, medidas efectivas que garanticen a las mujeres el ejercicio de todos sus derechos.

Colectivos Sociales de Bizkaia:
Argilan, Argitan (Centro Asesor de la Mujer de Barakaldo), Asociación de Trabajadoras del Hogar de Bizkaia, Baietz Basauri!, Berri-Otxoak (Barakaldo), Brujas y Diversas, Danok Lan (Galdakao), Elkartzen, Mujeres del Mundo, Posada de los Abrazos/Besarkatuz, SOS Racismo-SOS Arrazakeria, PAH Bizkaia-Kaleratzerik EZ!

Etiquetas: