En pocas palabras. La trastienda de la democracia anteproyecto de ley antiprotesta

Solapas principales

viñetaANTEPROYECTO DE LEY DE SEGURIDAD CIUDADANA

15MRonda.- El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de ley de Seguridad Ciudadana, se trata del primer borrador remitido por Interior después de que el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz haya rebajado en un tercio las infracciones muy graves que acarrean multas que van de los 30.000 a los 600.000 euros. 

El anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana en un principio, suponía, entre otras cosas, considerar como un “delito de integración en organización criminal” la convocatoria de una concentración o protesta a través de internet en la que se produjeran incidentes de carácter violento. 

También puede llegar a considerarse como “atentado contra la autoridad” la resistencia activa no violenta. Ambos casos podría llegar a ser castigados con penas de prisión de dos a cuatro años y multas de hasta 600.000 euros. 

El Gobierno destaca el refuerzo y la protección de los derechos y libertades que supone el anteproyecto de ley de Seguridad Ciudadana. 

El Consejo de Europa desaprueba la nueva Ley de Seguridad Ciudadana. 

fotoA las numerosas críticas que el anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana ha recibido desde los ámbitos de la judicatura y la política se ha sumado un serio correctivo llegado de fuera del Estado español. El comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, ha considerado que esta iniciativa promovida por el Gobierno español es "altamente problemática" y expresó su preocupación por la proporcionalidad de las multas que propone, que alcanzan los 600.000 euros en el caso de las faltas muy graves. Quiero que alguien me convenza de que 600.000 euros por ofensas muy serias es una multa proporcionada". 

Alertó además de la interpretación que los jueces pueden hacer de términos recogidos en la nueva ley como "ofensas a España" o "poner en peligro la seguridad ciudadana". Agregó "hasta qué punto están claros los conceptos y si la gente puede predecir cuándo no está incumpliendo la ley, y hasta qué punto existe el riesgo de que haya una interpretación arbitraria". 

"Hasta qué punto este tipo de restricciones son necesarias en una sociedad democrática frente a otros medios de proteger la seguridad de la gente y el orden público sin interferir demasiado en el derecho a reunirse libremente". (Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks)

El anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana refuerza la tendencia actual a criminalizar a los movimientos sociales. Por ello, consideramos absolutamente necesario que, bajo ningún concepto, se olvide que: 

  • El derecho de manifestación está contemplado en la Constitución española, como también lo está la libertad de expresión. 
  • La libertad de opinión y expresión también están recogidas en la Declaración de los Derechos Humanos de Naciones Unidas. 
  • La participación ciudadana es uno de los elementos claves para la salud democrática de cualquier país. 
  • La fiscalización ciudadana de la gestión de lo público no sólo es un derecho, sino también un deber de la ciudadanía que es inherente al ejercicio de la democracia. Las reivindicaciones no violentas contribuyen a la construcción de sociedades más justas y equitativas. 

Mientras que los políticos corruptos, banqueros y directores condenados por fraude, se benefician de la impunidad, las personas que se manifiestan contra las medidas de austeridad se enfrentan a multas que no pueden permitirse el lujo de pagar. No habría manifestaciones si no hubiera corrupción y fraude por parte de la élite y con una sociedad más justa. 

Apostar por políticas que respeten los derechos humanos y las propuestas no violentas garantiza sociedades democráticas.

El nuevo texto distingue entre infracciones leves, graves y muy graves con multas de 100 a 1.000 euros para las leves, de 1.001 a 30.000 euros las graves y de 30.001 a 600.000 euros para las muy graves. 

Etiquetas: