Depresión, dignidad y condiciones

Solapas principales

foto

“Nuestra vida posterior reclama movimiento del uso de nuestro ingenio dependerá nuestro sustento. Sin embargo, requiere esfuerzo, sin embargo requiere esfuerzo. Volveremos a existir no es una ilusión, lo veo y se me encienden los ojos.” (The New Raemon-la mesa redonda)

Adrian tiene 24 años se levanta todos los días sin mucho que hacer, sabe que su madre le proporcionara la comida y la casa, pero su vida hace ya años que quedo sin rumbo, varada en un desierto de horas muertas. Se ilusiono con el 15M, y según la asamblea de su barrio fue apagándose sus esperanzas con ella. Recurrentemente le viene a la mente dejar a su gente para migrar a otro país. María es una de las activistas más subversivas y valientes de su ciudad, pocas como ella atesoran tantos conocimientos en cuestiones tan relevantes como el heteropatriarcado y las luchas feministas. Lleva 2 años con muchísimas dificultades para salir de su cama. Acude hace algún tiempo a una terapia que le está costando un dineral que no tiene, está bloqueada, no encuentra salidas.

La conciencia le dio un golpe tan fuerte del que aun no se ha podido levantar. Jose hace un máster, trabaja los fines de semana de camarero, y en sus horas libres ayuda en varias okupaciones y colectivos de su ciudad. No se deja ni un segundo para respirar, no para, no puede hacerlo, siente verdadero pavor a la idea de descubrir su propia verdad, que NO TIENE NADA, que está quemando sus últimos cartuchos de vida en un activismo desaforado sin coherencia alguna para tapar su vacio y su falta de un plan de vida al que le vea un verdadero sentido. Así estamos: migrando, bloqueadas, desahuciadas, terapeutizadas, individualizadas, drogadas, engañadas, manipuladas, excluidas, troceadas, desesperanzadas, desilusionadas, descreídas, aisladas, empobrecidas… nadie nos dijo que la depresión económica, vendría acompañada de la depresión de nuestros cuerpos, emociones y vidas. Todo hubiera sido más fácil sin esa televisión que nos vendió que seriamos estrellas del Rock and Roll o del Rap, sin ese ordenador que nos oculta la degradación de nuestro medio natural, sin ese móvil con internet que nos hace pensar que somos filosofas y que gozamos de cientos de amigxs desconocidxs que nos aman, sin esas aulas donde se nos prometió unos empleos apasionantes que nos realizaría como personas, sin ese gran Gurú de la psicología que nos vendió a bajo coste un cielo terrenal de perfección y felicidad ilimitada… La frustración, el desengaño y las contradicciones entre unas vidas atrapadas en el brutal deterioro de nuestros derechos y condiciones que generan un galopante empobrecimiento de recursos de todo tipo, frente a nuestra cacharrería tecnológica, ilusiones, y expectativas de lo que nuestra vida “debería haber sido” generan un “Shock” de dimensiones descomunales. Finalmente entendemos que el capital y el patriarcado no solo nos desposee de nuestros escasos bienes materiales y monetarios, si no que al haber colonizado nuestros cuerpos y mentes también nos desposee de nuestras esperanzas, de nuestra fe, de nuestras ilusiones…en el cambio social y en una vida distinta más autónoma, más colectiva, más justa, más libre.  

Es por esto que se hace ahora más que nunca necesario el campamento DIGNIDAD de las gentes de Extremadura. Porque dan ejemplo, porque nos interpelan a todas a movernos, a buscar soluciones colectivas… una viéndolas allí resistir con tanta fuerza y cariño, no puede evitar emocionarse. Tienen la rabia a la par que la ternura de las personas que han mirado cara a cara a la injusticia y que se saben llenas de un mundo nuevo que ponga realmente en valor LA VIDA. Claro que son tiempos de reflexión, pero simultáneamente también lo tienen que ser de arriesgarse, de tirarse al barro, porque si no es ahora ¿Para cuándo? No podemos esperar mucho más porque después puede ser tarde y que estemos muy solitas. Piden una Renta Básica digna para todas, porque cada vez está más claro que ese axioma que creen muchxs de “mientras peor estemos, mejores condiciones para la revolución” es mentira y está absolutamente demostrado que mientras peor estemos, más depresión, menos fuerzas para luchar, más injusticia, menos recursos, más atención le tendremos que dedicar a las necesidades más elementales… Al revés reclamamos Renta Básica de las Iguales y MUCHISIMO MÁS…!!! para poder crear condiciones para una vida distinta, recursos para todas, para producir autónomamente, nuestro propio arte, nuestras cooperativas, nuestras escuelas libres, nuestros comedores sociales barriales… pero no solo por eso, sino principalmente como instrumento de lucha porque no podemos seguir observando pasivamente como se nos van por el sumidero social las gentes de nuestros barrios y pueblos. Sabemos que el mundo de los años 2006-07 no va a volver jamás en gran parte por suerte pues no olvidamos que en ese mundo había un 25% de nuestras gentes totalmente excluida de unas garantías mínimas de vida por eso nuestros mensajes de lucha no pueden ser que nos dejen como estábamos. Tenemos que dar un paso adelante y pedir lo que es nuestro, lo que nos pertenece por derecho propio. Las acampadas en las puertas de los INEM/SEXPE de las gentes de Extremadura vienen a devolvernos la dignidad, que nos están intentando robar los mercados. Gracias compas extremeñas, hoy más que nunca la lucha por la Renta Básica de las Iguales es sinónimos de DIGNIDAD humana.

De Las Gentes de BALADRE

Etiquetas: