La crisis de Macri ya costó la vida de un pibe, ¿cuantxs más?

Solapas principales

foto La LtintaEl enriqueciemiento a velocidad alta está produciendo un empobrecimiento a alta velocidad. Todo ello pilotado por instituciones financieras internacionales como FMI y los representantes políticos y económicos de los países "ricos", cualquiera de los G (G8, G20). Argentina sabe de ello y sabe igualmente que unido al empobrecimiento va unida la represión y la muerte. Como nos cuentan en esta noticia.

4 sep, 2018 por Mucho Palo Noticias.- Ismael Ramírez, de 13 años, sufrió una herida mortal durante la noche del lunes en medio de desesperados intentos de saqueos en la localidad de Sáenz Peña, Chaco.

Entre informaciones cruzadas, poco reales, y conceptos cuestionables como hablar de “enfrentamiento” cuando se tiran piedras de un lado y del otro se disparan balas estatales con armas largas, desde la madrugada circulan videos e imágenes en las redes sociales y en medios de comunicación.

La postal ya es conocida por el pueblo argentino. La Policía atacando con fuerzas de choque entrenadas contra un grupo de vecinxs que, con crisis y hambre en su cotidianeidad, muestran la cara más cruda de la realidad, situación que supera cualquier análisis que se pueda hacer acerca de las repercusiones de los anuncios económicos del Gobierno Nacional.

El hecho sucedió el lunes por la noche, cuando aproximadamente 50 personas intentaron saquear el supermercado “Funcional Nuevo Impulso”, ubicado en el barrio Obrero de la localidad chaqueña de Presidente Roque Sáenz Peña. El dueño del local comercial llamó a la Comisaría 3° para que intervenga y, en medio de la represión, Ismael Ramírez, de 13 años, fue alcanzado por una bala que le impactó en el pecho, lo que le produjo la muerte.

En declaraciones a la prensa local el director del Hospital 4 de Junio, Rolando Gauna, relató que el menor ingresó al servicio de guardia con “un impacto de arma de fuego en el tórax” y que falleció luego de que intentaron reanimarlo.

Por su parte, el abogado enviado por la Secretaría de Derechos Humanos del Gobierno de la Provincia de Chaco, Mario Piccolo, puntualizó a Mucho Palo Noticias que el Hospital 4 de Junio recibió a dos personas heridas, de las cuales una era Ismael, y que se realizó la autopsia correspondiente de la que se desprendería que la bala que provocó su muerte es de un calibre superior a la de una pistola 9 mm., y que sería de fabricación casera, lo cual indicaría -para la versión oficial- que no se trataría de un disparo policial, aunque no se descarta totalmente a los fines de la investigación.

Acerca del otro joven herido, Piccolo indicó que le fueron encontradas esquirlas de una bala de plomo en el ojo, que se encuentra comprometido. El adolescente fue trasladado a la ciudad de Resistencia, a un centro asistencial.

foto La LtintaRespecto a las personas detenidas, el funcionario detalló que son 20 en total y que pertenecen en su mayoría a comunidades originarias; y que 7 de ellxs son además menores que serían liberadxs y entregadxs a sus padres. El resto permanecerían detenidxs hasta que se decidan sus imputaciones.

El enviado por la Secretaría de DDHH reconoce que “hay un caldo de cultivo en los sectores populares de Chaco, que están viviendo una situación dramática en cuanto a la alimentación”. En este sentido en el día de hoy Integrantes del Frente Popular Darío Santillán y del MTD 17 de Julio La Nueva Generación hicieron un reclamo frente al anexo de la Legislatura provincial de Chaco para exigir a los diputados que sancionen una ley de emergencia alimentaria ante la crisis económica que afecta al país y principalmente a lxs más desprotegidos, situación que crece en las regiones del norte de nuestro país.

Más allá del resultado preliminar de la autopsia, en varios videos puede apreciarse el accionar policial, que deja serias dudas a la hora de descartar a la Policía como partícipe. Además hay denuncias que mencionan la presencia de policías de civil: en el siguiente video se observa cómo dos personas de civil van levantando del suelo lo que serían vainas servidas a medida que la Policía avanza y dispara, una imagen muy repetida en las jornadas del 26 de junio de 2002, donde policías de civil iban levantando los casquillos que los efectivos disparaban, pues eran de plomo y no estaban permitidas.

Los hechos de anoche en la memoria colectiva cordobesa evocan automáticamente al niño David Moreno, que a sus 13 años caía fusilado en 2001 en manos de la policía, en un escenario similar en muchos aspectos. Tras 15 años la justicia dio un poco de paz a la familia de David, aunque a sólo un año del juicio el asesino, el policía Hugo Cánovas Badra está libre.

La noticia de la muerte de Ismael remueve los más oscuros fantasmas y nos deja la certeza del Estado como responsable, y más puntualmente el presidente Mauricio Macri y su equipo, con sus políticas, como responsables directos.

* Extraído de La Tinta

Etiquetas: