Campaña de prevención ante el avance del virus de los recortes sociales

Solapas principales

Momneto de la concentración de pasado 12 de marzoPrecintan el batzoki contra el ‘virus’ de los recortes sociales y en protesta por los sueldos millonarios de los concejales y alcaldesa.

La plataforma contra la exclusión social Berri-Otxoak distribuye 40.000 octavillas sobre los salarios de los políticos en contraste con los datos de pobreza y precariedad en Barakaldo. Sólo el Ayuntamiento destina 2,5 millones de euros al año a retribuciones de concejales y asesores, mientras el presupuesto para ayudas sociales está bloqueado en 960.000 euros.

Vestidos con buzos anticontaminación y con boca y nariz cubiertas por mascarillas como las empleadas para prevenir la pandemia del coronavirus, activistas de la plataforma contra la exclusión Berri-Otxoak han precintado esta mañana con cintas de señalización, paneles, conos, balizas y señales de ‘peligro’ la sede social del PNV en Barakaldo “por la grave presencia del virus de los recortes sociales”.

La movilización supone la puesta en marcha de una campaña informativa en protesta por los “sueldos millonarios del gobierno local: alcaldesa, concejales liberados, cargos de confianza y asesores, mientras se congela y reduce el presupuesto destinado contra las situaciones de precariedad y pobreza”.

Momento de la concentración de pasado 12 de marzoEl colectivo tiene prevista la distribución de 40.000 octavillas en las que se da a conocer el desembolso salarial para los políticos aprobado en pleno del Ayuntamiento por parte del equipo de gobierno del PNV y PSE, que “se ha disparado a 2,5 millones de euros al año, para cubrir los sueldos, dietas y gastos de la alcaldesa, 26 concejales y 13 asesores políticos”.

Berri-Otxoak ha destacado que “el gobierno municipal sube los sueldos de los políticos mientras reduce el presupuesto social, a pesar de que este mismo año ha ascendido a 1.254 las familias que han solicitado en Barakaldo cita para obtener una ayuda de emergencia en sólo seis horas el primer día de apertura de plazo para realizar el trámite”.

Mientras sigue el escándalo de los salarios millonarios de los políticos vascos, en Barakaldo cada vez hay menos presupuesto y más obstáculos para las familias que necesitan las ayudas de emergencia. Así, destaca que ya han subido hasta el 66% las personas en paro que no reciben ni subsidio ni prestación de ningún tipo, mientras 23.200 personas de la localidad padecen un empleo precario, especialmente las mujeres”, ha subrayado la plataforma.

El colectivo ha resaltado así mismo que “cada mes son 310 las familias de la localidad que se ven obligadas a acudir al Banco de Alimentos para poder sobrevivir en un municipio en donde se han duplicado las personas que duermen en la calle, hasta superar la treintena. Además, hay más de 200 desahucios cada año y más del 15% de todas las familias barakaldesas está en situación de exclusión social”.

La actuación del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Barakaldo es un escándalo: aprueban para sí mismos sueldos que jamás alcanzarían en su vida profesional y, al mismo tiempo, demuestran que su único interés es enriquecerse aprovechando su cargo, pero no dan ni una solución a las miles de familias que viven angustiadas por la precariedad laboral, la pobreza y la exclusión”, ha declarado Berri-Otxoak.

Panfleto repartidoEl grupo también ha acusado a los miembros del gobierno local “de desmantelar los servicios sociales municipales, con medidas como la eliminación del Servicio de Urgencias Sociales, lo que conlleva retrasos en la atención a las familias y demoras de semanas para casos de extrema urgencia”.

Además, resalta la “falta de personal en el equipo de ayudas sociales, lo que causa demoras de seis meses en la atención, tramitación y resolución de las solicitudes presentadas por las familias de la localidad”.

Barakaldo, 12 de marzo de 2020


Etiquetas: