Ante los cambios en la ley del Salario social

Solapas principales

fotoANTE LOS CAMBIOS EN LA LEY DEL SALARIO SOCIAL.
LO QUE DEBERIA SER NORMAL SE CONVIERTE EN EXCEPCIONAL

Desde la Asociación contra la exclusión ALAMBIQUE, estamos viviendo estos últimos días con bastante asombro e indignación lo que esta ocurriendo con el Salario Social y la propuesta de modificación tanto de la ley como del Reglamento que la desarrolla.

Asombro, por que se esta planteando una tramitación excepcional y limitada, cuando lo que se propone debería ser la tramitación normal para todas la solicitudes del Salario Social, las atascadas (en estos momentos 4678) y las que están por venir.

Asombro, por la campaña de desinformación que se ha planteado desde los medios de comunicación y que ha generado en las personas que intentan acceder al derecho a unos ingresos mínimos confusión y miedo, evocando cambios en la ley que no son ciertos.

Y mucha indignación, por que una vez mas los derechos de las personas sin recursos son derechos de segunda división.

Si se va a acometer una reforma de la Ley del Salario Social Básico se deberían de plantear las siguientes cuestiones:

  1. Rebajar la edad legar para acceder a los 18 años.
  2. Subir la cuantía del Salario Social al umbral de la pobreza en Asturias. En el año 2013 , 847 € por persona.
  3. Plantearse como un derecho individual.
  4. Complementario con otras ayudas dedicadas a las necesidades básicas (Ayudas de emergencia social, pensiones...etc)
  5. Revisar los plazos de empadronamiento en Asturias y la temporalidad de la unidad de convivencia.
  6. Además debería evitar toda tentación de control social y sanción como medio de limitar el acceso al derecho , como se propone en la modificación del reglamento.

Desde la Asociación contra la exclusión ALAMBIQUE denunciamos una vez mas las políticas de miseria puestas en marcha por el Gobierno Asturiano y el laberinto de exclusión al que se condena a las personas en situaciones de precariedad económica y exclusión social, por no aceptar que todas las personas tenemos derecho a vivir dignamente tengamos o no tengamos un empleo. Y exigimos que se tomen las medidas necesarias para convertir el Salario Social básico en una herramienta útil para las personas que se encuentran en situaciones de precariedad y exclusión.

No queremos limosna, queremos justicia social.
Vivir dignamente es un derecho.

Etiquetas: