Un doblete por Coia: Redondela y Ourense

Solapas principales

 

El miércoles es el dia del doblete, unas iran a Redondela para compartir la Lucha de Coia y otras a Ourense, para lo mismo. En ambas actividades deseamos sumar actividades para el fin de semana o participar en el Encierro de la Parro o venir el martes a las 9.00h, a marchar juntas desde la Parro al Juzgado.

El día está cargado de encuentros previos a la tarde. El primero con Roi, que está a tope con sus formaciones y su deporte Gaelico. Juntas nos vamos a Sabores de Crianza, a compartir el momento de la comida con Kike, que a la hora nos echa literalmente del local. Su ritual diario es intocable, con zapatillas de deporte, chandal y gorro se lanza a correr por el Monte del Castro de Vigo.

Roi hace de cuidador, mostrando las bellezas múltiples que pueden verse desde lo alto del Castro: ante nosotras la Ría de Vigo, al fondo las Islas Cies, y no para de explicar el robo de las autoridades portuarias, a la Ría de Vigo. Se llama un millón de metros cuadrados de tierra quitada a la Ría para que Citroen tenga un terminal de carga en el puerto, a su medida. Luego un paseo desde el Castro a Coia, para estirar las piernas y comenzar los enredos de la tarde.

En un coche salen para Redondela, Bea y dos compas más de la Asamblea de Coia. Llevan su bolsa de libros y de Guías de Derechos Sociales de Coia. La cita es con activistas de la CUT y de las Marchas Dignidade de Redondela. El acto es en el Edificio Multiusos de Xunqueira. La gente muy participativa y Bea, como siempre, magistral, hablando desde sus vivencias, explicando el salto de la vivencia individual de hace siete años, con la asunción de que sus problemas, su empobrecimiento, es algo estructural y que por eso tiene que responder colectivamente. Habla con una carga enorme de humanidad, es su historia de vida y eso le da una fuerza a todas sus reflexiones. Para ir acabando el acto se concretan las acciones de solidaridad para los próximos días. Asistir al Encierro de la Parro, el domingo, y por supuesto a la marcha del martes, desde la Parro a los Juzgados.

Pero este miércoles era el día de un doblete. A las cinco de la tarde Juan hace sus ultimos recados, para al ratin salir de la Parro a por Diego, para juntas irnos a Ourense. Es el único acto de estos últimos dias en que Diego compartirá la charlita. El camino es muy ameno, por las conversaciones y reflexiones entre Juan y Diego. Son personas amigas y compañeras, llevan muchísimos años juntas, dando forma a un compromiso con la humanidad, partiendo de su barrio querido. Amantes de la Justicia Social, de lo comunitario y profundamente humanistas. Da gusto escucharles, como comparten dudas, reflexiones y matices, ante la criminalización de sus luchas. Casi sin darnos cuenta llegamos a Ourense, entramos por la entrada del centro de la ciudad, que nos lleva a tener delante de nuestros ojos tres puentes consecutivos, que cruzan el rio Miño; uno de ellos simula y recuerda las obras faraonicas de Calatrava.

Juan conoce bien las calles de Ourense, en general, pero necesita de que Diego le vaya indicando para acercarnos a la Facultad de Trabajo y Educación Social. Por delante tenemos dos largas horas, previas a la actividad, así que nos vamos a un local muy especial: O Renque, un café gestionado por Educadoras Sociales, que justo está enfrente de la Facultad. La decoración nos hace recordar a Roi y su vínculo con el futbol Gaelico, en las paredes aparecen referencias a ese deporte. Saludamos a las amigas que atienden la barra, recordando que hace un mes, en ese local, se proyectaba el corto de Coia: «Moito peixe, rompe a rede». A la media hora larga nos vamos a pasear por las calles del casco viejo de Ourense, eso sí, llamando a Jose Iglesias para compartir el paseo y la vivencia con un ourensano de pro. Diego queda enamorado de las calles de piedra, de edificios y plazas, que hacen del casco viejo de Ourense, un lugar único.

Quince minutos antes de las ocho abren el local de la actividad, se trata de A GALLERIA, en la Plaza de San Cosme. Allí estaba, puntualísima Lucia Medina, con su carrito de los libros de Baladre, llegaba de hacer visitas a dos Librerias de la Ciudad. Con tranquilidad va colocando la mesa de materiales, mientras las compañeras del C. Social van a buscar un ordenador portatil, para realizar la proyeccion del corto.

A las ocho y veinte da comienzo la charla/actividad. Diego comienza a desgranar los orígenes en 2007 de la ODS de Coia, de cómo los primeros años mataba como podia el tiempo de las permanencias, sin tener visitas. De como todo va cambiando con el tiempo y los años, hasta llegar a condicionar las formas/maneras de atender a las personas en los Servicios Sociales de la ciudad. Explica como colocaron el tema de la Renta Básica de las Iguales y como pasaron a estabilizar la Asamblea quincenal, donde van compartiendo necesidades entre todas. Recuerdan como en diez años, han colocado muchos temas en Galiza, desde los Puntos de Información y Denuncia, hasta la Guía de Derechos Sociales... y muchísimas formaciones a todo tipo de organizaciones del país, desde la Precariedad y la Exclusión social, hasta la Renta Básica de las Iguales. Describen cómo por los salones de la parroquia, desde finales de los años setenta pasan todo el tejido humanista e inquieto de este país. Describe como la Parro es mucho más que un espacio de culto, es un verdadero Centro Social Comunitario, abierto a las vecinas y gestionada por ellas; que da cabida a necesidades que todo tipo de colectivos y grupos sociales de Galiza. Y esto siempre fue así.

Explica como el Punto de Información y Denucia de Coia prioriza la visualización y la denuncia, siempre con otras, en la calle, como centralidad. Y ponen el corto de la lucha de Coia: son cerca de nueve minutos potentes, aclaran su luchas y muestran en imágenes el proceso de años, la criminalización de esas luchas y como el poder realiza el montaje, la farsa con Diego. Luego, preguntas y reflexiones, para ir concretando actuaciones. Van a realizar una acción de calle el lunes o martes próximo, en solidaridad con Coia, exigiendo la absolución de Diego. Igualmente se concretan formaciones en abril sobre los Puntos de Información y Denuncia y la RBis cerrando el local con el clásico de cada dia, el intercambio de teléfonos y correos.

Diego y Juan tienen que salir para Vigo con prisa y cenar algo antes. Así que le toca a Lucía el enredo último, el vino y la cervecita. El regreso a Vigo fue muy interesante. Diego no paraba de compartir vivencias, reflexiones y sensaciones sobre la lucha de Coia y la ultima criminalización. Juan coloca sus opiniones, cargadas de mucha experiencia en los pasillos de los Juzgados, en los locutorios de las Carceles. Fue una hora de abrirse y sincerarse, sobre lo que estan viviendo, lo que puede venir y sobre todo como seguir/continuar. A pocos minutos de las doce de la noche, Diego se baja del coche, en la avenida de Castelado, mientras Juan sale para la parro para aparcar el coche y tomar un mericidismo descanso.

 

Etiquetas: