Trump, el presidente más criminal que jamás haya habitado el planeta tierra

Solapas principales

Trump, el presidente más criminal que jamás haya habitado el planerta tierraEn pocas palabras. 15-M RONDA.- La frase de este titular es de Noam Chomsky, lingüista, filósofo, politólogo y activista estadounidense de origen judío. Trump ha usado sus últimos días en el poder para condenar a cientos de miles de mujeres, hombres y niños inocentes a morir de hambre en Yemen, haciendo virtualmente imposible la entrega de alimentos y medicinas vitales a millones de civiles desesperados, Más de 24 millones de personas necesitan ayuda humanitaria urgentemente, lo que equivale a más del 80% de la población del país.

¡Incluidos 12 millones de niños y niñas! Una de cada dos personas, fundamentalmente mujeres y niñas, están a un paso de la hambruna, lo que está provocando que una persona civil muera cada tres horas. En los últimos cinco años, cada hora, 90 personas tienen que dejar sus hogares, 50 casos de cólera son reportados y 100 personas se suman a los que pasan hambre. De no parar el conflicto, esta será la peor hambruna de los últimos cien años.

Yemen es el país árabe más pobre. Según cuenta Ptolomeo -astrónomo, astrólogo, químico, geógrafo y matemático griego-, fue fértil, húmedo y rico hace muchos siglos. Desde allí llegaba incienso, mirra, oro, marfil y seda. En 2020 Yemen está sufriendo la peor catástrofe humanitaria del mundo, según Naciones Unidas.

En 2015 empezó el conflicto entre el Gobierno de Yemen, apoyado por la coalición de países del Golfo liderada por Arabia Saudí (la guerra le ha costado, a este país, la friolera de 100.000 millones de dólares, según el Centro estadounidense para el Interés Nacional), contra los rebeldes hutíes que tienen por eslogan “Dios es grande, muerte a América, muerte a Israel, maldición sobre los judíos y victoria del Islam”.

Tras cinco años marcados por el declive económico, la inseguridad alimentaria, y el colapso de los servicios públicos esenciales, la población sigue sufriendo y se está agudizando la pobreza existente.

En la guerra de Yemen, las partes implicadas, han cometido crímenes de guerra y atacado a civiles. Yemen está devastado, las infraestructuras han sido destruidas, los precios de los alimentos se han disparado y tanto la asistencia sanitaria como el abastecimiento de agua potable se han visto gravemente afectados. Mucha gente se ha quedado sin empleo y no tiene posibilidad de comprar comida.

Desde que surgió el brote de cólera en 2017, ha habido más de 2,3 millones de casos sospechosos de la enfermedad, más de 50 por hora en los últimos cinco años. Dado que la temporada de lluvias comenzará en abril, es probable que los casos aumenten nuevamente. La proyección de Oxfam Intermón es que en Yemen podría haber más de un millón de casos de cólera en 2020. Los sistemas sanitarios y de suministro de agua han sido dañados lo que favorece el rápido contagio de la enfermedad.

La pandemia del COVID-19 plantea un nuevo desafío para Yemen. Los vuelos de entrada y salida del país se han cancelado, lo que restringe el movimiento de algunos trabajadores humanitarios. Solo el 50% de los centros de salud en Yemen está funcionando, y los que están abiertos enfrentan una grave escasez de medicamentos, equipos y personal. Alrededor de 18 millones de personas, más de la mitad de la población, no tienen acceso a agua limpia.

La ONU estima que, como consecuencia, 35.000 personas tuvieron que huir de sus hogares. Estas personas se unen a las más de cuatro millones que ya habían tenido que mudarse a campamentos improvisados ​​u otras comunidades en todo el país desde 2015. Eso significa que, cada hora de este conflicto en los últimos cinco años, 90 personas han tenido que huir de sus casas.

Arabia Saudí se ha convertido en el principal comprador de armas a nivel mundial. En los últimos años sus proveedores principales han sido, con diferencia, EEUU, y luego Reino Unido, pero también otros países europeos como Alemania, Francia, España (en 2015, año marcado por el inicio de la guerra, las ventas llegaron a los 545,8 millones de euros), Italia o Bélgica, según el Centro de Estudios por la Paz de Cataluña.

La esperanza de las niñas y niños yemeníes recae ahora sobre el nuevo presidente de EE.UU., Joe Biden. Le prometió a sus votantes que detendría el apoyo estadounidense a la guerra de Yemen y revertir rápidamente el letal acto final de Trump, evitando que millones de personas mueran de hambre.

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
Trump, el presidente más criminal que jamás haya habitado el planerta tierra
Trump, el presidente más criminal que jamás haya habitado el planerta tierra
Trump, el presidente más criminal que jamás haya habitado el planerta tierra
Trump, el presidente más criminal que jamás haya habitado el planerta tierra
Trump, el presidente más criminal que jamás haya habitado el planerta tierra
Trump, el presidente más criminal que jamás haya habitado el planerta tierra

Etiquetas: