Salvemos la Tierra cambiemos el sistema

Solapas principales

Salvemos la Tierra cambiemos el sistema15-M Ronda. En pocas palabras.- Tres años después del “histórico” Acuerdo de París y después de 30 años de “Cumbres de Clima” seguimos balanceándonos al borde del abismo, y el número de desastres relacionados con el clima se ha triplicado en estos 30 años. Empresas del IBEX 35 han “comprado” a través de sus patrocinios la cumbre del clima que se celebra estos días en Madrid. Según las estimaciones dadas por el Ministerio de Transición Ecológica unos días antes de la cumbre, el evento costará unos 86 millones de euros. La principal patrocinadora del evento, Endesa, considerada la empresa que más emisiones genera en España, con un 9.3 por ciento de las emisiones del país, compra la portada de los principales diarios el mismo día que comienza la cumbre COP25.

El Banco Santander alardea de dedicar 70 millones a la lucha del cambio climático, mientras destina 14.900 millones a explorar el Ártico, al fracking o a extraer gas natural licuado. Algo parecido ocurre con el BBVA, se jacta de destinar 22.000 millones de euros a inversiones sostenibles, mientras que destina un poco más, 23.000 millones, a combustibles fósiles. Desde el Acuerdo de París hasta ahora, el BBVA ha dedicado 12.800 millones de dólares a inversiones fósiles.

La acumulación de poder de las compañías multinacionales tiene que ver con la propia evolución del capitalismo global en los dos últimos siglos. “Vivimos bajo la tiranía mundial del capital globalizado”, “de una oligarquía formada por sociedades transcontinentales cuyo único principio es la maximización del beneficio, que concentran en sus manos el poder político y económico”. “El orden mundial es caníbal, absurdo y mortífero”, ha indicado Jean Ziegler, vicepresidente del Comité Asesor del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La internacionalización de los negocios de estas empresas conlleva toda una serie de graves efectos sociales, económicos, políticos, ambientales y culturales. Y, en contra de lo que prometen los discursos oficiales, los máximos beneficiarios del modelo no han sido las mayorías sociales, sino los grandes propietarios y los máximos directivos de esas compañías. Ello nos augura un escenario futuro que se torna insostenible desde un punto de vista social y medioambiental.

El 6 de diciembre nos movilizamos gente de todo el Estado y de todo el mundo para generar un discurso en la calle, una narrativa de contrapoder, una contestación social más que necesaria en el contexto de la Cumbre”, ha señalado Pablo Chamorro portavoz de la Cumbre Social. La manifestación dará pie a una Cumbre Social que tendrá lugar del 7 al 13 de diciembre, principalmente en el edificio multiusos de la Universidad Complutense de Madrid. “Contaremos durante esos días con un programa de más de 300 propuestas de todos los movimientos que secundan la Cumbre Social”, entre ellas talleres, conferencias, espacios de debate y con varias actuaciones musicales.

El objetivo del espacio alternativo es “generar contrapoder y una alternativa a la narrativa a los espacios más oficialistas que se dan cita en la Copp25 de Madrid”. Mientras la mitad más pobre de la población mundial solo es responsable del 10% de las emisiones causantes del cambio climático. Sin embargo, estas personas tienen una probabilidad cinco veces mayor de verse obligadas a abandonar sus hogares y desplazarse debido a fenómenos meteorológicos extremos que las personas que viven en países ricos.

Tras la represión sufrida por la ciudadanía chilena que deja 20 personas muertas y más de dos centenares de heridas, el presidente chileno cancela la COP25 y el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico en un intento de librarse de la atención internacional. Muchas organizaciones de la sociedad civil chilena habían manifestado su voluntad de que estos eventos internacionales sirvieran como oportunidad para aumentar la presión sobre el gobierno chileno frente a las vulneraciones de derechos.

Sin embargo el presidente español en funciones, Pedro Sánchez, ofrece Madrid como sede de la COP25, permitiendo con ello que Piñera, el Presidente de Chile, desvíe la atención de las demandas de la sociedad civil chilena, claramente relacionadas con una política ambiental y social inviable.

Las empresas que más contaminan en España patrocinan el evento Copp25 Madrid, como Endesa o los bancos Santander y BBVA, multinacionales que destinan miles de millones de euros cada año a proyectos que están destruyendo la tierra. Algunos movimientos sociales lo llaman necropolítica, otros ecofascismo. Es la misma película de siempre: nada ha cambiado. Quienes causaron el problema son los países del Norte y las transnacionales, y quienes la sufrimos somos el planeta.

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
Salvemos la Tierra cambiemos el sistema
Salvemos la Tierra cambiemos el sistema
Salvemos la Tierra cambiemos el sistema
Salvemos la Tierra cambiemos el sistema
Salvemos la Tierra cambiemos el sistema

Etiquetas: