Salda Badago!!! ¡¡¡Queremos más caldos!!!

Solapas principales

Salda Badago!!! ¡¡¡Queremos más caldos!!!Errekis.- Salda Badago!. EH-ko V. Jardunaldi feministak, es decir, Aquí hay Caldo. Las V Jornadas Feministas de Euskal Herria. Jornadas que tuvieron lugar en Durango del 1 al 3 de noviembre entre 3 mil mujeres feministas de toda Euskal Herria. En primer lugar, antes de comenzar a relatar lo que hemos vivido estos días me gustaría felicitar a las compas de la organización por el pedazo de kurro que se han pegado para organizar los espacios y cuidar a las 3 mil participantes en este evento. Y también por la elección del título, Salda Badago!, ¡aquí hay caldo!, pues efectivamente ha habido mucho caldo.

Me gustaría relatar lo vivido estos días y compartir dudas que me han ido surgiendo en el desenlace de los espacios centrales y en los talleres y debates en los que he podido participar, que claro han sido pocos, teniendo en cuenta que se simultaneaban 62 espacios durante 2 días.

La primera de las dudas que me surge es la idoneidad o la necesidad de organizar eventos tan grandes. Entiendo, que es una forma de sacar músculo por parte del movimiento feminista, de “exhibir” que aquí estamos, que somos muchas y que estamos creciendo. Lo entiendo y la vivencia personal es de subidón total.

Pero me da la sensación de que es una suma cuantitativa que da más opción a generar dinámicas de poder que a cohesionar el movimiento. Y en parte, así ha sucedido en Durango estos días. Que la suma de feminismos no ha dado, igual, el resultado que algunas, colectivas y personas, esperaban. Aunque en mi opinión, creo que más que buscar cohesión o alianzas en el movimiento es más necesario, como dijeron las mujeres de Raíces y de la red de mujeres racializadas de Euskal Herria (EH), que “tendamos puentes”.

Y digo esto pues, por ejemplo, en los previos, justo antes de las jardunadiak (Jornadas) se anuncia a bombo y platillo la creación del movimiento abolicionista de EH y todos los mas media capitalistas heteropatriarcales y racistas, se hacen eco de la noticia de manera interesadísima. Lo cual, les hizo pensar que igual podían acaparar el máximo de espacios en los talleres y debates de las jornadas. Cosa que afortunadamente no les ha funcionado, al menos en las mesas centrales, no así en el resto de espacios, donde han participado en al menos 5 talleres y un debate central que yo haya controlado. De hecho, como el aforo de los talleres estaba limitado, si no salías antes de acabar las mesas centrales sólo te quedaba opción de entrar en el taller donde menos gente había y tras la mesa de decolonialidad, el debate central estaba en el debate de prostitución, que se petó en 2 minutos y me vi entrando en un taller de violencias machistas acaparado por las abolicionistas. Bueno, estuvo bien, a pesar de comerme lo que me comí, cómo las mujeronas puretas, blancas y acomodadas se comían a las mujerikas jóvenes que intentaban intervenir con discursos menos extremistas. Mi conclusión, salí reforzada en mi idea de que las abolicionistas son mujeres blancas, occidentales y burguesas a las que lo que no les gusta es que sus maridos, padres, hermanos, hijos,… recurran al mercado del sexo. Pero dejemos este debate para otro momento en el que podamos abordarlo de manera más extensa.

Volviendo a las mesas centrales y a las propuestas temáticas, aplaudo nuevamente a la organización, porque, a pesar de que la simplicidad del análisis que el movimiento feminista no tiene músculo suficiente porque existen grietas. En realidad, lo que nos han evidenciado estos encuentros es que el movimiento feminista es muuuuy diverso. Por lo que reforzamos nuestra idea de la existencia en plural de FEMINISMOS frente a un feminismo hegemónico, homogéneo e institucionalizante. Y aplaudimos que existan esas grietas por las que nos hemos colado desde los feminismos “de abajo”, no mucho, más se han colado los que los medios han llamado feminismo de “los márgenes”. Pues aunque pueda sonar parecido no son, para nada lo mismo. Y la evidencia de ello se palpó en la mesa de cuerpos y sexualidades y en la de vidas libres de violencias.

Entramos “en harinas

Las mesas centrales fueron 5 y las temáticas de las mesas centrales fueron en el siguiente orden de mañana y tarde:

  • Agenda compartida para poner las vidas en el centro y las soberanías
  • Decolonialidad
  • Cuerpos y sexualidades
  • Construyendo vidas libres de violencia
  • y por último: observando las entrañas del movimiento feminista.

De la primera de las mesas centrales me gustaría destacar el discurso de la mujer de ONEKA, cuya ponencia se titulaba “Mujeres y pensiones una gran justicia histórica” y que centró su discurso en denunciar las pensiones de viudedad y las no contributivas por no reconocer el trabajo doméstico y de cuidados dentro del sistema contributivo.

La segunda moza en intervenir de Etxaldeko Emakumeak defendió la soberanía alimentaria y el agroecofeminismo, aludiendo a la deuda de las ciudades con el rural y defendiendo los derechos de las mujeres campesinas, ganaderas y pescadoras desde la preservación, el respeto y el cuidado de la riqueza de los ríos, los montes, el mar y la tierra.

Y por último, sólo por orden de intervención me encantó, Chefi, de Trabajadoras no domesticadas, que puedo decir, que es mi gremio. Y que nos habló de Politizar los cuidados: mojarnos, des-entramparlos y emanciparlos. Le faltó la Rbis pero por lo demás “txapó

Las otras dos intervenciones, por nombrarlas, para que no parezca que las quiero invisibilizar fueron de EH Bilgune Feminista y de Itaia (red de mujeres socialistas). Nada que añadir.

Salda Badago!!! ¡¡¡Queremos más caldos!!!La mesa de Decolonialidad fue la que hizo saltar las jornadas por los aires, 6 ponencias, 12 mujeres en la mesa central y tres de las 6 colectivas que exponían repartiendo “cera” al feminismo blanco occidental… y burgués. Seguro que por redes ya habréis leído frases magistrales que pronunciaron las mujeres de Raíces, Garaipen o de la red de mujeres racializadas de EH. No quiero reproducir frases pero interpelaron al movimiento por la apropiación cultural de las imágenes de mujeres negras y racializadas, por no reconocer los privilegios de blancas occidentales, por descaifenar o ningunear directamente las reivindicaciones de las mujeres de diferentes orígenes y culturas. Por ser opresoras de las mujeres migrantes,.. en fin, un buen repaso necesario. Lo triste es que parte del aforo no escuchó nada de lo que se dijo, o peor aún, se sintieron interpeladas y cuando las mozas se bajaron de la mesa fueron agredidas por sus discursos legitimísimos. Por lo que al día siguiente la organización y los colectivos de mujeres migrantes, racializadas, árabes y musulmanas, gitanas, etc. salieron a condenar las agresiones recibidas por violentas, patriarcales y racistas. Tristísimo compas.

Decir también, que el resto de participantes en la mesa fueron mujeres del mundo, un referente de La interculturalidad en Bilbo, AMAR que fue interpelada por haber introducido a una mujer blanca en la mesa y Ahizpatasuna colectiva de mujeres árabes musulmanas y no musulmanas que fue cortada super bruscamente su ponencia y nos quedamos con la mitad de charla colgada.

En la siguiente mesa, cuerpos y sexualidades, que abría la mañana del sábado, también hubo polémica por las intervenciones de las mujeres trans, el colectivo OZEN se quejó de que en la huelga feminista se pusiera un asterisco tras la palabra emakumeok (que significa mujeres pero incluyendo el nosotras) porque entendían que daba lugar a confusión e interpretaciones. Y que no fueron muy bien acogidas por las Balas colectivo de bolleras, las Medeak QUEER y Sare Lesbianista. Ya que consideran que el asterisco interpela a los cuerpos disidentes. Pero claro, teniendo en cuenta que el último colectivo de la mesa era Elkartean, un colectivo con diversidad funcional, que hizo una intervención espectacular, daba la sensación que las disidencias de los cuerpos se quedaron un poco, poco representadas, ya que, los cuerpos gordos ni siquiera fueron invitados ni mencionados en la mesa…

Me voy a dejar la mesa del último día porque no estuve y entre las compas, otra vez me comentaban que la que se salió fue la mujer de AMUJE, colectiva de mujeres gitanas

Y me voy a centrar en la mesa de las violencias, construyendo vidas libres de violencia, donde intervenían Medeak, de nuevo, sin comentarios, EH Bilgune feminista, moñas, Justicia feminista, bueno, Farrukas, que levantaron los aplausos del público con el discurso de autodefensa feminista, bravo por las farrukas y por último Emakume Internacionalistak que nos hizo un recorrido por las 5 Jardunaldi Feministak desde las primeras en el 77, recordando que en el 85 se crearon los comités de auto defensa e interpelando al público a que denunciáramos más en la calle y menos en los juzgados, y si aún así lo veíamos necesario calle, calle, calle. Genial su txapa, me encantó.

Ahora bien, al igual que en la mesa anterior se olvidaron de los cuerpos gordos, en esta se olvidaron de la violencia institucional ejercida por Lanbide y los servicios sociales contra las mujeres empobrecidas, de la violencia que se ejerce en las cárceles contra las mujeres privadas de libertad, de la violencia y los abusos de los centros de internamiento, de la violencia médica contra la salud física y mental de las mujeres. Pero claro, todas estas violencias no son las que se ejercen contra las mujeres que no vienen a las jornadas feministas…

No obstante, gracias a las mujeres de Argitan, el Centro Asesoría de la Mujer de Barakaldo, nosotras tuvimos un espacio de hora y media en los talleres al que acudió medio centenar de mujeres, a pesar de que el aforo estaba limitado a 30 participantes. Y a las compas les removió todo lo que les contamos de los abusos de Lanbide hacia las mujeres y de nuestra propuesta de caminar hacia una Renta Básica de las iguales.

Noticia relacionada: Renta Básica de las iguales y Feminismos en las 5ª Jornadas Feministas de EH

Etiquetas: