Pasaje seguro ¡YA!

Solapas principales

cartelEn pocas palabras ¡Sí se puede!

15-M RONDA.- La Organización Mundial de Migraciones confirma que la frontera sur de Europa es la mayor fosa común para quien busca un futuro mejor o escapa del horror de la guerra o de la persecución política, religiosa o sexual. Hay seis veces más muertos que en la Bahía de Bengala, ocho más que en la frontera México-Estados Unidos, casi nueve más que en el Cuerno de África, las otras grandes vías de la inmigración no regular.

El año pasado murieron 3.771 personas intentando llegar por mar a nuestro continente, en lo que lleva-mos de año hay 410 fallecidos. Además, hay que sumar las personas que desaparecen bajo las aguas sin dejar rastro de su existencia y las voces silenciadas de los más de 10.000 niños de las que Europa parece haber perdido el registro y desconoce su paradero.

Organizaciones, colectivos y ciudadanía de hasta 39 ciudades españolas se han sumado a la Marcha europea por los derechos de las personas refugiadas y migrantes ¡Pasaje Seguro! que se celebra el próximo sábado 27 de febrero en 22 países de toda Europa, incluida España, y Estados Unidos.
Con el lema “Pasaje Seguro Ya” la ciudadanía exige a los gobiernos de toda Europa que se establezcan rutas seguras para las personas desplazadas de sus hogares de manera forzosa a causa de guerras y conflictos.

fotoDe los más de 60 millones de personas refugiadas, un millón accedió a Europa en 2015. De los cuatro millones de sirios desplazados por la guerra en su país, sólo 37.000 han sido reasentados en el mundo.

Las personas que el día 27 alzarán su voz piden "la única solución viable: dar una respuesta humanitaria contundente y sin atenuantes a la salvaguarda de las vidas de estos seres humanos y que se reconozcan sus derechos de forma plena", indican los organizadores.

En concreto, los colectivos reclaman rutas seguras en Grecia, en la frontera española y en el resto de Europa; visados humanitarios, procesos de reasentamiento y el acceso diplomático al asilo en terceros países y la suspensión de los acuerdos de retorno y readmisión con países que no respetan los Derechos Humanos.

También piden que se agilice urgentemente la reubicación de las personas refugiadas desde Grecia e Italia; la derogación del Reglamento Dublín; un papel activo de los gobiernos europeos en la resolución de conflictos y el control del comercio de armas. Por último, acabar con los discursos, medidas y actitudes denigrantes, racistas y xenófobas contra las personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes garantizando un trato digno y justo.

La iniciativa europea de la marcha ha sido impulsada por la organización portuguesa Coragem Disponível-Apoio de refugiados e inmigrantes. El resto de colectivos se ha ido sumando a través de un llama-miento en redes sociales.

fotofotoESPAÑA LEGALIZA LO ILEGAL

Dentro del reparto de refugiados con un sistema de cuotas propuesto por la Comisión Europa, España se comprometió a acoger a 17.680 personas en octubre pasado. Hasta ahora, se ha dado asilo a 18 personas, la mayoría eritreos procedentes de Italia. Mientras, hay 1.500 demandantes de asilo atrapados en Melilla a la espera de que se resuelvan sus casos.

Amnistía Internacional denuncia además que a través de la Ley de Seguridad Ciudadana el Gobierno modificó la Ley de Extranjería para legalizar, en contra de sus compromisos internacionales, las devoluciones en caliente en las fronteras de Ceuta y Melilla. Las también conocidas como expulsiones sumarias violan al menos 12 normas nacionales, europeas e internacionales.

Cuando hablamos de personas REFUGIADAS es importante que sepamos que su principal objetivo es volver a sus países en el momento en que la situación que motiva su salida ha cesado. No vienen por gusto. No dejan todo -su casa, su familia, su trabajo, todo lo que tienen y han construido-, y ponen en riesgo su vida y la de sus hijos, por placer. Lo hacen porque no tienen otra opción. Porque el resto de opciones ha fallado ya.

Los gobiernos de la Unión Europea y de sus Estados miembros hablan de que hay una “crisis humanitaria” e incumplen sus obligaciones internacionales. Pero en realidad, están cometiendo continuas ilegalidades y están llevando a cabo prácticas que podrían denominarse crimines internacionales.

fotofotoviñeta

Etiquetas: