Inicitiva en Barakaldo contra colonias excluyentes para menores

Solapas principales

fotoAyer martes 12 de julio por la mañana se realizó una movilización ante el Departamento de Acción Social para denunciar las colonias “para menores pobres” impulsadas desde el gobierno municipal.

Frente a la situación de malnutrición infantil que se dan en la localidad diferentes agentes demandaron ampliar las actividades que se proporcionan desde las colonias urbanas. En concreto, ofertar un servicio de comedor; recurso que se brindaría en función de los recursos de las familias. Sin embargo, se decide no ofertarlo; y, además, se restringe las plazas de inscripción. Quedándose 396 menores fuera de las mismas.

Hay que tener en cuenta que en un informe realizado por el Ararteko se ponía de manifiesto un aumento de los menores con una dieta pobre o poco equilibrada en Euskadi. Situación en la que se encontrarían 16.000 menores de 15 años.

Murrizketarik EZ!!!
 
Ante la situación de malnutrición -que afecta a decenas de menores del municipio y sus  familias- se debería…

Ampliar las partidas presupuestarias destinadas a las “Ayudas Económicas Municipales”. Los presupuestos aprobados para este 2016 han congelado la asignación para estas prestaciones cuando se ha incrementado en un 15% las solicitudes; o el año pasado 261 familias se quedaron sin ayuda “por falta de presupuesto”.

Dar marcha atrás a la reducción de la asignación económica a percibir por las familias. Hay que tener en cuenta que, para este año, se ha recortado en un tercio la asignación económica para alquileres o hipotecas; ha disminuido en un 17% la ayuda para los gastos sanitarios no cubiertos por Osakidetza; o en un 10% para las necesidades consideradas básicas: alimentación, vestuario, educación…

Colonias BarakaldoIruComunicado

Eufemismos para ocultar políticas de recortes y segregación

Decenas de “Tápers insolidarios” ante el Departamento de Acción Social; donde se entregará un táper vació con el ánimo de evidenciar la nula política  social en pro de las familias del municipio. Coincidiendo con el anuncio del inicio de las colonias para pobres impulsadas por el consistorio fabril.

Hay que tener en cuenta que un estudio realizado por una entidad, nada sospechosa, como el Ararteko. Cifraba en 16.000 los menores de 15 años que tienen problemas de subnutrición en el País Vasco. Pero según el equipo de gobierno estas situaciones no se dan en Barakaldo.

Esto no deja de ser sorprendente cuando Barakaldo es el 4º municipio en número de habitantes en la CAPV. Además, de cabeza de circunscripción de la comarca con los índices más altos de paro; falta de cobertura en prestaciones por desempleo; o tasas de precariedad y exclusión.

Ante esta situación, de evidente extensión de las situaciones de pobreza, el equipo municipal esgrime un supuesto informe -realizado al calor de la mesa interinstitucional creada para analizar y paliar las situaciones de malnutrición- que haría una lectura diferente de esta realidad de subnutrición infantil. Sin embargo, y no deja de ser curioso, que en palabras del propio Concejal de Acción Social, Mikel Antizar, se certifica que hay una situación de “desbalance nutricional” en “algunos” menores de la localidad.

La única conclusión que se puede sacar ante esta realidad de múltiples afirmaciones es que, bajo diferentes eufemismos, solo se pretende justificar las decisiones adoptadas para crear colonias segregadoras de menores en función de sus ingresos; políticas de recortes en la asignación económica destinada a las “Ayudas Económicas Municipales”; o los decretos que reducen la cuantía a percibir por las familias solicitantes de las prestaciones sociales ante los servicios municipales.

BarakaldoColoniasBiDebemos destacar que nuestro colectivo ha asistido a todas las reuniones; además, de solicitar todos los estudios elaborados desde los servicios sociales. Sin embargo, nunca hemos tenido acceso a estas conclusiones de inexistencia de situaciones de malnutrición. Es más, las trabajadoras sociales que han participado en las reuniones de la “mesa interinstitucional” han ratificado su existencia.

Esta realidad de vulneración de derechos exige volver a demandar la ampliación de plazas en las colonias urbanas que se están desarrollando estos días. Incremento que debería conllevar acoger a los 396 menores que se han quedado fuera de las mismas. Colonias que deberían ofertar un servicio de comedor para todas aquellas menores que lo demanden. Recurso a ofrecer según los ingresos de la unidad de convivencia solicitante. Esto ya se está desarrollando en municipios como Bilbao o Basauri. Sin crear espacios excluyentes y discriminatorios.

Estas políticas de recortes se producen cuando aumenta en un 15% el número de solicitudes de ayudas de emergencia. Debemos recordar que el pasado año 2.005 familias solicitaron alguna prestación económica. De las cuales 261 (que representa el 13% de familias solicitantes) no recibieron ningún tipo de ayuda; y 978 (el 50% de las familias) vieron como se reducía a la mitad la asignación a la que tenían derecho. Todo ello bajo la excusa “por falta de presupuesto”. Lo cual demuestra que los 960.000 euros consignados este 2016 volverán a ser totalmente insuficientes para atender todas las demandas sociales; o para dar respuesta a las situaciones de malnutrición existentes, por desgracia, en Barakaldo.

A lo cual debemos añadir la decisión adoptada por el Departamento de Acción Social para este 2016 de reducir la cuantía a percibir por las familias. En concreto, un tercio menos para hacer frente al pago de alquileres o hipotecas; en un 17% para los gastos sanitarios no cubiertos por Osakidetza; y un 10% para las necesidades consideradas básicas: alimentación, vestuario, educación.

Con todos estos datos queda clara la apuesta por los recortes desde el equipo de gobierno; con la alcaldesa Amaia del Campo a la cabeza. Recortes que, por otra parte, no vemos en las retribuciones destinadas a Alcaldía, corporativos y asesores para este año. Para los cuales se dedica 2 millones euros.

Etiquetas: