En pocas palabras desmontando mentiras Nº 3

Solapas principales

logoLos salarios no bajan en España

CEOE rectifica a Montoro: «El crecimiento de los salarios en España es muy plano o negativo»

MONTORO NOS LÍA CON LAS SUBIDAS DE LOS SUELDOS

15MRonda.- El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dijo en el Parlamento que “Los salarios no están bajando, están moderando su subida”. Parece una afirmación un poco arriesgada en un país que ha destruido según la Encuesta de Población Activa (EPA) 633 mil empleos en un año (variación II trimestre 2013-II trimestre 2012). 

El titular de Hacienda ha subrayado que el "excesivo" crecimiento que experimentaron los salarios a comienzo de la crisis provocó que se destruyera mucho empleo en España. Ahora, en 2013, los salarios están creciendo "moderadamen-te".

DIGA LO QUE DIGA MONTORO, NOS ESTÁ RECORTANDO LOS SALARIOS

En su visita a Japón, Mariano Rajoy presumió de que los salarios están bajando y comportándose mucho mejor que en otros países de la UE gracias a la reforma laboral. 

El Banco de España destaca el efecto de la reforma laboral en la caída de salarios. La "moderación de sueldos" es el principal resultado de la reforma

La reforma laboral ha contribuido a deprimir los salarios y no ha hecho nada por evitar la elevada temporalidad en la contratación. Son algunas de las conclusiones del Banco de España, sobre los drásticos cambios legales (abaratamiento del despido, más poder negociador para las empresas, medidas de flexibilidad interna) que introdujo el Gobierno a principios de 2012.

El informe elaborado por el Consejo para la Competitividad destaca que la fuerza laboral española es "entre un 12 y un 30% menos costosa que países comparables" y sus previsiones apuntan a "una caída acumulada del 1,5% en 2013-2014 del coste laboral unitario frente a la subida del 2,9% en países comparables".

Según la Contabilidad Nacional hemos pasado de unas rentas del trabajo de 242.700 millones en el primer semestre de 2012 a 229.200 millones en 2013, o sea 13.500 millones de euros menos, una caída del 4,5%. A este ritmo el 31 de diciembre de este año los asalariados habremos perdido más de 80.000 millones de euros en nuestras nóminas.

EL HUNDIMIENTO DE LOS SALARIOS

cartelNueva caída de los salarios en el primer semestre de 2013, según el último informe de Contabilidad Nacional del Instituto Nacional de Estadística (INE), y acumulan ya cinco trimestres consecutivos de caída directa, la que se refleja en las nóminas. La rebaja nominal y la pérdida de poder adquisitivo respecto al Índice de Precios de Consumo (IPC), está provocando un auténtico hundimiento general de los salarios de consecuencias dramáticas.

En los últimos cinco años la mayoría de los estudios dan una pérdida de poder adquisitivo de los salarios de entre 9 y 10 puntos por la subida del IPC, que sumada a la rebaja nominal del 3,5% da una rebaja real de los salarios de al menos el 13%, una pérdida de 225.000 millones de euros de poder adquisitivo de los salarios, de renta real.

Según los datos de la Agencia Tributaria cerca de 7,5 millones de personas trabajadoras declaran ingresos inferiores a los 1.000 euros mensuales, suponen un 40% de los 19,4 millones de declarantes.

Pero, al mismo tiempo, hay 5.612 personas con ingresos superiores a los 600.000 euros anuales. Es decir, que cobran… ¡más de 50.000 euros mensuales! Y otros 68.169 individuos que declaran salarios de entre 12.500 y 50.000 euros al mes.

Sólo con limitar el salario de esta ínfima minoría de  personas, banqueros, monopolistas, altos cargos del Estado…- a 10.000 euros mensuales… Podría garantizarse un salario mínimo de 1.000 euros a los cerca de 7,5 millones de personas trabajadoras que ni siquiera son mileuristas.

¿QUIÉN SE LLEVA TODO EL DINERAL QUE NOS QUITAN DE NUESTRAS NÓMINAS?

La respuesta está en los números de la Contabilidad Nacional y de Hacienda sobre el reparto de la riqueza nacional.

En el cuarto trimestre de 2012, las ganancias empresariales superaron a las rentas del trabajo en el reparto de la riqueza respecto al PIB. Si en el 2000 los salarios se quedaban con el 50% de la riqueza nacional, hoy sólo representan el 44,2%, frente al 46,1% de las rentas del capital, que ese año 2000 apenas superaban el 40% del PIB.

Lo que se está produciendo en estos años es un gigantesco trasvase de nuestros salarios a las ganancias del capital, una redistribución cada vez más desigual de la riqueza producida que se concentra sobre todo en manos de la banca, nacional y extranjera, los monopolios y las multinacionales.

cartel

Etiquetas: