En Pocas Palabras, Desmontando Mentiras Nº 15

Solapas principales

fotoLA OTRA SEMANA SANTA DEL SUFRIMIENTO PERMANENTE

15-M SERRANÍA DE RONDA.- La banca echó de su casa a 500 personas al día en España durante el año 2014. Los Bancos siguen hoy echando a las gentes de sus casas y no tienen consideraciones con la edad. La mayoría de los casos de desahucios a personas ancianas se producen por haber sido garantes de sus hijas e hijos, y la consecuencia es la pérdida de su hogar de toda la vida.

No podemos continuar tal como vamos. Las mentiras del gobierno son de tal magnitud que los hace cómplices de los bancos al adjudicarles el sagrado derecho de extender una deuda de por vida. La oligarquía bancaria tiene toda, lo que se dice toda, la legislación a su favor a base de sobornar a nuestros representantes políticos.

Una vez más, constatamos que en nuestro país, la ciudadanía se encuentra en una situación de indefensión frente a las instituciones bancarias. ¿Cómo es posible que con el dinero público, el de nuestros impuestos, se salve a instituciones bancarias y éstas, a su vez, nieguen a la misma ciudadanía su derecho a poder reestructurar su deuda de una forma digna?

foto¿Cómo es posible que en el ordenamiento norteamericano, francés, alemán, austriaco, danés, finlandés, belga, portugués, irlandés, británico, alemán, italiano, holandés... exista desde hace años, en algunos casos, más de 20 años, un sistema de protección del sobreendeudado de buena fe y en el nuestro no? ¿Qué credibilidad tiene el Gobierno de un país en cuya Constitución, en el Artículo 9.2 del Título Preliminar consta que: Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”

Cuando les pedimos a los bancos que nos den una solución, nos dicen, ¡pero si ya os la hemos dado! Entonces les preguntamos, ¿de qué solución habláis? Y nos responden: 'Que no aceptamos la dación en pago ni la condonación de la deuda'. Por tanto, se tiene que negociar en una súplica de clemencia la posibilidad de plantear al banco la dación en pago. ¿Qué pasa si el banco no acepta la dación en pago? Pues eso, que estamos donde estábamos, a la voluntad del banco. Cuando tenemos avalista, el banco es aún más duro con la gente.

Las instituciones bancarias son las que realmente gobiernan en nuestro país. Sentimos impotencia porque los bancos lo tienen todo. ¡Un desahucio es la muerte civil de una familia. El capitalismo sigue excluyendo  y matando!

Muchas personas se vienen abajo: reciben el buro-fax, les llaman veinte mil veces al móvil, les rompen los nervios, no aguantan la tensión... Y se acaban rindiendo. Pero, hay una solución, luchar juntos contra los bancos, como hacen muchas personas.

fotofotofotofoto

Etiquetas: