En Barakaldo se exprimen y recortan los derechos sociales

Solapas principales

fotoMovilización ante el Departamento de Acción Social del ayuntamiento de Barakaldo para denunciar -bajo el lema “El gobierno municipal exprime los derechos sociales”- los recortes aplicados en la localidad fabril.

En concreto, esta iniciativa surge para denunciar la decisión del equipo de gobierno de aprobar unos presupuestos para este 2016 donde se recortan las ayudas económicas municipales. Cuando se ha incrementado en un 15% las solicitudes; siendo 2.200 las familias quienes las reclaman ante el consistorio.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que este año el equipo de gobierno ha decidido recortar en un tercio la asignación económica destinada a las familias del municipio para que puedan cubrir sus gastos de alquiler y/o hipoteca.

Recorte que también se aplica en un 17% para los gastos sanitarios no cubiertos por Osakidetza; o en un 10% para las necesidades consideradas básicas: alimentación, vestuario o educación.

A sumar a la decisión de eliminar las ayudas destinadas para el mantenimiento de la vivienda habitual; o para los gastos de adaptación, reparación y/o instalaciones básicas de la comunidad.

Comunicado

Este lunes 3 de octubre se desarrolla una movilización ante el Departamento de Acción Social del Ayuntamiento de Barakaldo para denunciar los recortes aprobados por el equipo de gobierno.

En concreto, y bajo el lema “El gobierno municipal recorta y exprime los derechos sociales”, se depositarán cientos de kilos de naranjas a la entrada de las oficinas centrales de acción social en el municipio. Además, de instalar un stand con decenas de exprimidores y licuadoras con el ánimo de dar fin a los recortes sociales aplicados en la localidad antaño fabril.

Debemos destacar que, con los votos de PNV y PSE, se decidió consolidar las políticas de recortes de los últimos años. Así, los presupuestos aprobados para este 2016 se acordó destinar la misma asignación económica que en el 2015 (960.000 euros) para las ayudas económicas municipales. Cuando se ha incrementado en un 15% las solicitudes; siendo 2.200 las familias quienes las han reclamado este año ante el “equipo de ayudas económicas” del consistorio.

cartelEl equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barakaldo “exprime” los derechos sociales

Está claro que este acuerdo presupuestario se alcanzaba de espaldas a la realidad de incremento de peticiones en ayudas de emergencia ante los servicios municipales: en 4 años ha aumentado en un 44% las familias que se han acercado a los recursos sociales de la localidad.

Hay que tener en cuenta que el pasado año 261 familias (que representaron el 13% de familias solicitantes de algún tipo de ayuda social) no recibieron ninguna prestación económica; aun cuando desde el propio consistorio se les reconoció su situación de extrema vulnerabilidad social y el derecho a percibir esta ayuda.

A lo que debemos unir que a 978 familias (el 50% de las solicitudes) se les redujo a la mitad la asignación a la que tenían derecho. Todo ello bajo la excusa de “por falta de presupuesto”. Lo cual demuestra que los 960.000 euros consignados en 2015 fueron totalmente insuficientes; la misma cantidad que para este 2016, cuando ha crecido el número de familias solicitantes den un 15%.

Barakaldo a más… “Recortes” en los servicios sociales

No es por casualidad, que ante esta insuficiente partida presupuestaria para las “Ayudas Económicas Municipales” el Departamento de Acción Social decida recortar la asignación económica a percibir por las miles de familias con graves dificultades para llegar a fin de mes.

En concreto, estos recortes se traducen en la reducción en un tercio en la asignación económica para hacer frente al pago de alquileres o hipotecas; en un 17% para los gastos sanitarios no cubiertos por Osakidetza; y un 10% para las necesidades consideradas básicas: alimentación, vestuario, educación… Además de eliminar las ayudas para el mantenimiento, adaptación y reparación de las instalaciones básicas de la vivienda habitual o la comunidad de vecinos.

Recortes que alcanzan a la falta de personal (trabajadoras sociales y personal administrativo) en el Departamento de Acción Social; lo que provoca demora de 5 meses en la atención, tramitación y resolución de los expedientes de las solicitudes presentadas por las familias de la localidad.

Con estos datos queda clara la apuesta por los recortes sociales por parte de la Alcaldesa, Amaia del Campo; y los partidos que aprobaron los presupuestos generales del consistorio para este 2016. Recortes que no vemos en la asignación dedicada a las retribuciones de Alcaldesa, corporativos y asesores municipales. Para los cuales se destina 2 millones de euros (1.989.071). ¿Para quién no hay recursos?.

Etiquetas: