El equipo de gobierno usa la participación ciudadana como estratagema publicitaria

Solapas principales

fotoDenuncia del “ahogamiento de la participación ciudadana y estrangulamiento de los derechos sociales” que asisten a las familias barakaldesas que peor lo están pasando.

Un ejemplo de las políticas de recortes impulsadas desde el gobierno municipal es la imposibilidad de solicitar -desde el 19 de octubre, hasta mediados de febrero- de una ayuda social ante el consistorio.

Mediante esta movilización se ha querido, además, denunciar la renuncia a implementar la moción aprobada en el último pleno municipal. Moción elaborada por la totalidad de asociaciones vecinales y colectivos sociales del municipio con el ánimo de impedir cualquier recorte en las ayudas de emergencia.

Frente a esta realidad de participación vecinal. El equipo de gobierno dedica miles de euros a una supuesta campaña de “colaboración ciudadana en la elaboración de los presupuestos municipales”. Esta campaña publicitaria se desarrolla, además, con diversos informes contrarios de los órganos de gestión y arbitraje municipal.

Comunicado

Concentración ante el “Departamento de Acción Social” del Ayuntamiento de Barakaldo. Iniciativa mediante la cual se representará el “ahogo de la participación ciudadana y los derechos sociales” que asisten a las miles de familias que peor lo están pasando en la localidad fabril.

Para encarnar esta realidad de recortes y empobrecimiento se colocará un patíbulo, una horca y un “verdugo municipal” procederá asfixiar a una de las familias a las cuales el equipo de gobierno deniega el acceso a las ayudas de emergencia.

En concreto, el consistorio da la espalda a la moción aprobada en el último pleno municipal. Moción elaborada por las asociaciones vecinales para impedir cualquier recorte en las ayudas de emergencia.

cartelFrente a esta realidad de intervención vecinal. El gobierno municipal dedica miles de euros a una supuesta campaña de “participación ciudadana en la elaboración de los presupuestos municipales”.

Cabe destacar que esta “campaña de participación” se impulsa sin atender a las demandas aprobadas en la moción elaborada por las asociaciones vecinales y entidades sociales de la localidad. En definitiva, y en la línea del despotismo que caracteriza a este equipo de gobierno, “todo para el pueblo pero sin él”.

Esta maniobra publicitaria se impulsa con informes contrarios de los diferentes órganos de arbitraje municipal; por lo que su desarrollo es totalmente ilegal. Se despilfarran miles de euros en su puesta en marcha con el ánimo de dar la espalda a los acuerdos sociales aprobados gracias a la participación vecinal.

Por este motivo, y a través de esta movilización se pretende visualizar el “estrangulamiento de derechos” que impone el equipo municipal a las familias barakaldesas; a las cuales se impide el acceso a las prestaciones que las pertenecen; aun contraviniendo acuerdos del pleno municipal. En concreto:

  • Desde el 19 de octubre no se pueda solicitar ninguna prestación social en Barakaldo;
  • Se recortan las cuantías a percibir por las familias. Así, se reduce en un tercio la asignación para alquileres o hipotecas; en un 17% para gastos sanitarios; y en un 10% para las necesidades básicas.
  • Se eliminan las ayudas para el mantenimiento, adaptación y reparación de las instalaciones básicas de la vivienda habitual o comunidad de vecinos.

Frente a esta realidad de recortes las organizaciones vecinales y sociales presentaron, gestionaron y consiguieron la aprobación de una moción para la puesta en marcha de las siguientes medidas. Las cuales supondrían el dar una respuesta inmediata a la situación de emergencia social que se vive en el municipio:

  • Los Presupuestos Municipales han de asegurar las partidas presupuestarias necesarias para atender todas las solicitudes realizadas por las familias el municipio.
  • No se ha de aplicar ningún recorte en las “Ayudas de Emergencia” y “Ayudas Económicas Municipales”.
  • El decreto que regulará el próximo año las cuantías máximas a percibir ha de hacer frente a los recortes. Las cuantías nunca pueden ser recortadas -ni inferiores- a las establecidas por el “Decreto” del Gobierno Vasco.
  • El plazo para la admisión de las solicitudes de las Ayudas de Emergencia Social ha de estar abierto los 12 meses del año; no como ocurre en la actualidad: solo 8 de los mismos.
  • La resolución de las solicitudes y expedientes se ha de realizar de forma inmediata, haciendo honor a su propio nombre: “Ayudas de Emergencia Social”. Plazo que nunca puede superar los 2 meses. Se tiene que dar respuesta urgente a las situaciones de desahucios, personas sin hogar, violencia de género, viudas con pensiones mínimas, personas desempleadas o con empleos precarios.
  • Se ha de crear un “Fondo de Reserva” del 0,5% del total del presupuesto para la atención de los casos de inmediata urgencia; o para cubrir el incremento anual en la demanda de solicitudes de ayudas de emergencia.

Etiquetas: