"Complicados" inicios de nuestro viaje al cono sur

Solapas principales

fotoNuestra primera crónica del viaje baladrino a sudamerica curiosamente empieza en el viaje de Galicia a Madrid, que fue de lo más divertido.

El coche de Roi tenia una lucecilla que indicaba algún problema con la batería, pero íbamos tranquilas porque se la acababa de cambiar, de modo que la luz tenia que ser un error... Pero ya os estáis imaginando que no era así y, -al pararnos en Valladolid, el coche ya no arrancó, no tenia ni gota de batería!

La asistencia del seguro consiguió que arrancara. Teníamos que ir sin parar porque en la próxima parada se repetiría el problema, de modo que parte del viaje consistió en planear como nos apeariamos dos personas al llegar a la casa de Madrid, bajaríamos los bultos, y otras dos seguirían, a continuación pasarían por una gasolinera donde enseñarían el papelillo de la asistencia para que les permitieran repostar con el coche en marcha, después seguirían al aeropuerto donde tendrían que recoger a las dos compás que llegaban de Canarias igualmente con el coche en marcha...

Pero todo esto no fue necesario porque el coche fue avisando de nuevos problemas eléctricos, entramos en Madrid ya de noche sin luces y en pleno centro finalmente se paro.

Allí nos tuvieron una hora esperando a la grúa, Roi intentando una difícil comunicación con el seguro que parecía hacernos muy poco caso, un taxi que evitaban enviarnos y que otra hora después acabamos por coger por nuestra cuenta, con peleas intermedias de Roi con todas las empleadas del seguro y hasta con un taxista muy españolista el...

Mientras tanto las compás de Canarias se vinieron en metro tras pasar su propia experiencia surrealista con un control policial dentro del avión.

Finalmente conseguimos irnos a dormir sobre las dos de la mañana y aquí estamos hoy a punto de empezar la rueda de prensa y por la tarde seguiremos con la reunión sobre la ILP.

Esta noche se van las compas de Canarias a Chile, de modo que prepararemos las maletas bien repletas de libros, y mañana nos iremos las otras dos. Y allí nos encontraremos con Ester.

Contaremos mas...

Etiquetas: