La codicia mueve el mundo

Solapas principales

viñetaEn pocas palabras. 15-M Ronda.- Hay sectores de población privilegiados “élites” que construyen su “estar a salvo” a costa de millones de personas y territorios. Desde 2015, un uno por ciento de la población mundial acumula más patrimonio y riqueza que el 99 por ciento restantes.

Así, poco más de 200 grandes corporaciones multinacionales, financieras y empresariales tienen actualmente en sus manos el 75% de la economía mundial. Para 2025-2030, serán unas 150 corporaciones y moverán el 80/85 por ciento de la economía global, y sólo son unos 75 millones de personas. Aunque dentro de este grupo privilegiado, hay unos 12 millones que acaparan para sí la mayor parte de la riqueza. Ahondando aún más, nos encontramos con no más de medio millón de personas que son “la codicia de la codicia”, un núcleo duro configurado exclusivamente por unas pocas decenas de personas que están detrás del “Gobierno en la sombra”. (Fuente, Emilio Carrillo, Director del Proyecto Investigación Consciencia y Sociedad Distópica).

Son los nuevos amos del mundo, con la ayuda de los gobiernos y los bancos centrales, ésta élite, se ha hecho con casi todos los sectores de la economía, desde la vivienda al sistema sanitario privado, desde la banca a la gran industria, desde las tecnológicas al negocio de la deuda.

Extraemos algunos párrafos del Informe “El Estado del poder 2019” “el control del sistema financiero y, desde hace unos años, de buena parte de la economía real ya no lo tienen los bancos, sino una compleja red interconectada de distintos fondos de inversión y gestoras de activos”. Son los nuevos dueños del planeta.

En los últimos 30 años, el capital financiero se ha convertido en dominante en las principales economías capitalistas, superando a la élite industrial en poder e influencia. Esta evolución ha llevado a que el sector productivo se vea cada vez más sometido a la dinámica volátil del sector financiero”.

Desde la década de 1970, el valor de los activos financieros a escala global se ha disparado. El valor de las transacciones financieras globales superó rápidamente al de las empresas de producción y comercio ‘reales’. Por ejemplo, en 1973, la relación entre el valor de las divisas en las transacciones y el comercio mundial era de 2 a 1; en 2004, esta relación alcanzó 90 a 1. En 2017, el conjunto del valor del comercio global era de 17,88 billones de dólares estadounidenses al año. Las transacciones en divisas, por su parte, alcanzaban los 5,1 billones $ al día”.

Una de las características claves de la financiarización son los títulos avalados por hipoteca conocidos como “derivados”, tenían por objeto facilitar la liquidez, pero terminaron alentando el endeudamiento masivo sobre el frágil supuesto de capital o de riqueza real. Así, el valor del volumen total de instrumentos financieros derivados se estimaba en 740 billones de dólares, en comparación con un PIB mundial de 70 billones de dólares”.

La dependencia creciente de los mercados financieros por parte de los hogares guarda relación directa con la retirada total o parcial de ayudas estatales como las pensiones, la seguridad social, la vivienda subvencionada, la salud y la educación, con la finalidad de trasladar el riesgo y la responsabilidad del colectivo al particular”.

En un estudio reciente patrocinado por el Instituto Transnacional se detallada diez propuestas para intentar controlar el sector financiero mundial.

  1. Restringir las operaciones de los fondos de capital riesgo y cerrar los paraísos fiscales.
  2. Prohibir los valores respaldados por hipotecas y los derivados.
  3. Avanzar hacia la banca de reserva del 100%.
  4. Nacionalizar las instituciones financieras que son demasiado grandes para quebrar.
  5. Reinstituir la Ley Glass-Steagall que colocó una “muralla china” entre la banca comercial y la banca de inversión.
  6. Poner límites drásticos a la remuneración de los ejecutivos.
  7. Eliminar gradualmente las agencias de calificación crediticia como Moody's y Standard and Poors.
  8. Convocar una nueva Conferencia de Bretton Woods para establecer nuevas instituciones y reglas para la gobernanza financiera mundial, poner fin al monopolio del dólar como moneda de reserva mundial y establecer nuevos y justos acuerdos para el desarrollo y la financiación del clima.
  9. Hacer que los bancos centrales rindan cuentas.
  10. Avanzar hacia la plena unión política, fiscal y monetaria en los países de la zona euro o salir del euro.

viñeta

Etiquetas: