Barakaldo, suspenso en materia social

Solapas principales

fotoAyuntamiento de Barakaldo, suspenso en materia social.

En la mañana del pasado 26 de febrero se ha realizado una movilización ante el Ayuntamiento de Barakaldo por suspender sus deberes en materia social. Además, mantiene desde hace 4 años congelada -en 750.000 euros- la partida presupuestaria destinada a las “ayudas económicas municipales”.

Esta iniciativa surge, también, para denunciar que, sin embargo, aumenta el sueldo del Alcalde, Alfonso García; y los 7 concejales liberados del “Equipo de Gobierno”. Incremento del 1’4% y un 1’6%, respectivamente. Pasando a ser el sueldo del Alcalde de Barakaldo de 87.645 euros. Los concejales liberados percibirán este año 79.306 euros. En total, los sueldos de las 8 personas que conforman el “Equipo de Gobierno” del consistorio suponen a las arcas municipales 650.000 euros.

Hay que tener en cuenta que el año pasado se produjo un incremento del 11% de las familias del municipio que vieron concedida una ayuda social para hacer frente a sus necesidades básicas; en concreto, 1.513 familias.

A lo que debemos añadir que este año, en el día de apertura de las solicitudes para las ayudas económicas, 1.237 familias solicitaron una cita con los servicios sociales en tan sólo 6 horas. Un 17% más que en el 2013.

Por los servicios sociales municipales!!!!

Frente a esta realidad de pobreza -y precarización social- desde el “Equipo de Gobierno” se apuesta por restringir el acceso a las “ayudas económicas municipales” mediante el endurecimiento de la normativa para cubrir los gastos en alquileres e hipotecas.

Además, se sigue sin ampliar el personal (trabajadoras sociales y administrativos) del “Equipo de Ayudas Económicas”. Personal encargado de gestionar las solicitudes de acceso a las ayudas sociales.

Comunicado. Ayuntamiento de Barakaldo, suspenso en materia social. “Calabazas” para el Ayuntamiento de Barakaldo por suspender sus deberes en materia social.

Ante su política de recortes sociales se realizará una concentración portando decenas de calabazas; una de ellas se entregará en el registro municipal.

Esta semana entra en vigor de forma definitiva los presupuestos generales del consistorio fabril. El Boletín Oficial de Bizkaia publicó este pasado viernes el anuncio que elevaba a definitivas las cuentas del Ayuntamiento de Barakaldo después del periodo de exposición pública. El presupuesto, que asciende a 107 millones de euros, fue aprobado en pleno el pasado 21 de enero.

Un año más, el “Equipo de Gobierno” ha aprobado unos presupuestos que no garantizan el acceso a los servicios municipales y los derechos sociales que les asisten a las familias afectadas por la actual situación de crisis económica en la localidad. Así, el Ayuntamiento de Barakaldo mantiene desde hace 4 años congelada la partida económica destinada a las ayudas económicas municipales: 750.000 euros.

Esta iniciativa surge, además, para denunciar que se incrementa la partida presupuestaria destinada al sueldo del Alcalde de la localidad, Alfonso García; y los 7 concejales liberados del “Equipo de Gobierno”. Incremento del 1’4% y un 1’6%, respectivamente. Pasando a ser el sueldo del Alcalde de Barakaldo de 87.645 euros (salario base 74.307,38 euros; más 13.337,62 euros de cotización a la seguridad social). Los concejales liberados percibirán este año 79.306 euros (salario base 65.968,42 euros; más 13.337,62 euros de cotización a la seguridad social). En total, los sueldos de las 8 personas que conforman el “Equipo de Gobierno” del consistorio suponen a las arcas municipales 650.000 euros.

fotoCuando el año pasado se produjo un incremento del 11% de las familias que vieron concedida una ayuda para hacer frente a sus necesidades más básicas; en concreto 1.513 familias. A lo que debemos añadir que este año, en el día de apertura de las solicitudes para las ayudas económicas, 1.237 familias solicitaron una cita con los servicios sociales en tan sólo 6 horas. Un 17% más que en el 2013.

Sin embargo, frente a esta realidad de pobreza -y precarización social- desde el “Equipo de Gobierno” se apuesta por restringir el acceso a las ayudas municipales mediante el endurecimiento de la normativa para cubrir el los gastos de alquileres e hipotecas.

A lo que debemos sumar que se supriman las ayudas destinadas a sufragar los gastos de alimentación y vestuario de las familias más necesitadas de la localidad. Esto está provocando la saturación de los recursos asistenciales del Banco de Alimentos o el Comedor Social de Cáritas.

Además, la falta de personal suficiente (trabajadoras sociales y personal administrativos) en el “Equipo de Ayudas Económicas” provoca una demora de 7 meses en la tramitación y resolución de los expedientes de las solicitudes presentadas por las familias de la localidad.

Por otro lado, se sigue sin consignar una partida presupuestaria para la creación de un albergue municipal para personas “sin techo”, aun constatándose su necesidad. Incumpliendo, de paso, la “Ley de Servicios Sociales” que obliga a su puesta en marcha en municipios de más de 20.000 habitantes.

Recortes que, un año más, llegan hasta incumplir la normativa del Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco a la hora de señalar el patrimonio máximo del que pueden disponer las familias. Recorte municipal que alcanza el 500% de lo establecido por el Gobierno Vasco.

Esto ocurre en municipio donde el 8% de las familias sufren situaciones de pobreza severa; 4.500 personas se acercaron al Banco de Alimentos de Barakaldo el pasado año; o 30 familias perciben alimentos de la organización evangélica “Beraca” cada semana. Por otro lado, el comedor social de Cáritas atiende todos los días a 65 personas (en el trascurso del año 2013 fueron 212 personas). A lo que debemos sumar que cada semana 5 familias son desahuciadas de su vivienda.

BERRI-OTXOAK (Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales)


Etiquetas: