Crónica 12: A globalización da miseria nas políticas de asistencia social

Solapas principales

fotoLos enredos y propuestas para conocer, compartir y articular experiencias se siguen sucediendo los últimos días en Bahia.  En una bulliciosa Universidad Federal de Bahia, donde la diversidad y las actividades dentro y fuera de las aulas se suceden a cada minuto, tenemos un encuentro con dos persoas implicadas social y laboralmente en las políticas de asistencia social de Brasil.

La posibilidad del encuentro fué fruto de las maneras de enredar de las baladrinas. Mila, una amiga de Mari de Salvador, nos puso en contacto con un compañero de luchas que a su vez avisó a otra compañera que trabaja en el sistema de asistencia social.

En una conversación de más de dos horas, Cintia Palma y Allan Moia, nos cuentan como son las principales unidades de política asistencial social, donde la protección social es básica y especializada:

  • CRAS (Centro de referencia de asistencia social): busca prevenir las situaciones de riesgo social a través del desarrollo de las capacidades de las personas atendidas, el fortalecimiento los vínculos familiares y sociales, aumentando el acceso a los derechos de la ciudadanía. El CRAS atiende programas como bolsa familia, renta ciudadana, beneficio de prestación continuada (BTC) o programa de capacitación para el empleo.
  • CREAS (Centro de referencia especializado de asistencia social): ofrece apoyo y orientación especializados a personas que ya sufren situaciones de riesgo comprobadas, es decir, que son víctimas de violencia física, psíquica y sexual; negligencia, abandono, amenaza, malos tratos y discriminaciones sociales. Todos los equipos cuentan con asistencia jurídica. Y se estructuran en 5 servicios: protección y atención especializada a familias e individuos; servicio especializado en abordage social; protección social de adolescentes en cumplimiento de medidas socioeducativas de libertad asistida; protección social especializada a personas con diversidade funcional y personas mayores y servicio especializado para persoas sin techo.

Para nosotras fué de mucha importancia tener la posibilidade de escuchar los relatos de Cintia y Allan. Porque más allá de clarificar como se estructuran las políticas de asistencia social en Brasil tuvimos la posibilidad de conocer cuales son los recortes que a día de hoy existen en relación a los derechos  sociales y tener una perspectiva de cual es el camino que planea el actual gobierno Temer:

  • Por un lado los centros de referencia son escasos. En el caso de Salvador de Bahia, cuenta con 27 CRAS, la mitad de los que corresponderían.
  • La atención es desde una lógica asistencialista. No desde un lugar de prevención, promoción de la convivencia familiar y comunitaria y de empoderamiento de  acceso a derechos de ciudadanía.
  • Las condiciones de las trabajadoras del sector social son muy precarias, cun una alta temporalidad, salarios bajos y con escasos medios para realizar su trabajo diario.
  • El presupuesto para el 2018 reduce en un 90% el investimiento en politicas públicas de asistencia social, lo que supone un auténtico desmonte del sistema de protección social a nivel de país.

También nos cuentan que el SUAS (Sistema Único de Asistencia Social) cuenta apenas con diez anos de implementación en cuanto política pública articulada, ya que con anterioridad las personas en situación de empobrecimiento y exclusión apenas contaban con recursos asistenciales de beneficencia, ofrecidos principalmente por entidades religiosas, y algunos proyectos puntuales y sin continuidad en el tiempo. Trasmiten su profunda preocupación por el desmantelamiento de lo poco que se había avanzado en estos últimos anos.

El encuentro sirvió para analizar como las políticas neoliberales de recortes de derechos sociales van en paralelo en las diferentes realidades del mundo. Y también las diferentes estrategias que se llevan a cabo en cada teritorio. En el caso de Bahia destacamos la iniciativa de las compañeras que participan en los consejos municipales (espacios de participación que tienen como finalidad fiscalizar y hacer seguimiento del funcionamiento de los programas) para crear debate e incidir en la gestión de las políticas públicas de asistencia.

Por eso para nosotras es tan importante articular alianzas para crear estructuras de resistencia contra este sisitema capitalista y patriarcal que somete y criminaliza a las persoas que están en un proceso de exclusión y empobrecimiento.

Etiquetas: