Viaje al corazón del MST (Moviment Sem Terra)

Solapas principales

El Sol nos despierta a las 7 de la mañana en Foz do Iguaçu, comenzamos el día compartiendo sensaciones vividas hasta el momento y tras desayunar con Alessandro y Ana partimos hacia la ciudad de Cascavel, donde nos espera Edenilson (futuro Baladrino) que será nuestro guía durante la visita a uno de los Asentamientos conseguidos tras la ocupación de las tierras. Fueron 5 horas de carretera en las que Alessandro no nos dejo sustituirle al volante, avanzando por grandes terrenos en manos de la agroindustria que aquí hace tanto daño, plantando Soja para exportar fuera del país.

Durante el camino avasallamos a preguntas a Alessandro y Ana, estas nos cuentan la historia del MST así como la situación política de Brasil (Natalia les pregunta con mucho interes sobre las luchas feministas, el creciente discurso homofóbico, situación de las personas TRANS, relación del estado con las religiones, militarización del País etc).

El MST es un movimento popular que surge en 1984 dando continuidad a luchas históricas campesinas. Su objetivo es una reforma agraria de caracter popular reivindicando la tierra para plantar alimentos, su lema es OCUPAR, RESISTIR, PRODUCIR.

La lucha tiene dos momentos, una inicial en la que se ocupan las tierras (Campamentos) que es una situación temporal (a veces pueden passar varios años), y una situación posterior en la que se consigue el uso legal de las tierras que ellas llaman asentamiento.Tras el interrogatorio nos dormimos despertando horas mas tarde en medio de un pulmón verde donde empezaban a verse las casas construídas del asentamiento VALMIR MOTA DE OLIVEIRA del MST, estas tierras fueron campamento ocupado durante 10 años con grandes episodios de resistencia hasta que consiguieron apropiarselas; desde hace dos años 2000 familias viven en dichas tierras. Visitamos la escuela Zumbi dos Palmares ,la biblioteca,la huerta comunitaria y la casa de Edi, una personita maravillosa de las que vale la pena conocer, rapidamente conectamos y estamos seguras que esta nueva amistad durara muchos años en las que compartiremos muchisimas experiencias.

En la primera actividad las crianzas(niñas y niños) nos hicieron una representación teatral visualizando la lucha del MST. Hubo una presentación breve por nuestra parte a las crianzas y profesoras y vice-versa, pudimos conocer el funcionamiento de las escuela, y asistir a una de las clases. Nos muestran también un Power Point sobre el origen del asentamiento y el proceso de lucha.

Federico (profesor de la escuela) nos hace una entrevista sobre Baladre y la situación del estado español, en la que queda sorprendido por la contradicción de lo que le contamos y lo que llega en los medios de desinformación. Intercambiamos contactos para futuros enredos entre las baladrinas del estado español y las baladrinas brasileñas... Estamos emocionadas por la acogida y la realidad percicibida, tan bonita y tan dura al mismo tempo... 

La escuela tiene un funcionamento bastante autogestionado y libre por parte de las crianzas, todo hecho con mucho amor y escasísimos recursos. Nos quedamos asombradas de como el principal objetivo de la escuela gira entorno a la alimentación y a la relación con la tierra. 

Edi nos abre las puertas de su casa, alegre y reivindicatica allá donde las haya,tambien la peluquería al servicio de la comunidad donde se utiliza para hacer formación para futuras peluqueras.Dentro del asentamiento es muy conocido y valorado su trabajo sobre la homosexualidad.  Llega el momento de respirar um poco, antes de irnos a Quedas do Iguaçu. Tras los abrazos de despedida continuamos hacia Quedas do Iguaçu, para conocer la experiencia de uno de los campamentos del MST actualmente en resistencia. 

Allí nos esperan Eduardo y su familia, que nos acogen durante todo el tiempo que permanecemos en el campamento. Previamente atravesamos el control de seguridad en el que las personas comprueban que tenemos permiso para entrar, el campamento se encuentra en un momento de tensión con respecto a un posible desalojo y requiere de las medidas de seguridad que garanticen la continuidad del mismo. En este campamento viven 1300 familias, a lo largo de 70 km. Es impresionante ver la infraestructutura y el sentir comunitario con el que viven la lucha día a día.

Se palpa en el ambiente un sentimento de tristeza debido a que hace 4 meses los cuerpos de represión del país han asesinado a 2 compañeras del campamento, a traves de un montaje policial que posteriormente nos cuenta con detalle. (Tenemos la oportunidad de asistir a una misa por los 4 meses del asesinato, Roberto aprovecha para acercarse junto a varios niños al gran lago que rodea al campamento, añorando las playas de sus Islas Canarias). 

Es muy duro conocer el nivel de represión que sufren los campamentos y la contrainformación que sobre ellos dan los medios con el objetivo de desacreditar su lucha. Comunidad, comunidad y más comunidad es lo que nos llega, organización, apoyo mutuo... La educación del campesino es un derecho y no una limosna, construyendo nuestro futuro, ser joven y no ser revolucionário es una contradicción genética, tierra nuestra...y otras frases son las que nos acompañan al pasear por el campamento a modo de pancartas y carteles. 

Estas tierras son apropiaciones de la empresa Araupel (de papel – celulosa) con más de 1.000 Km y funcionan arrasando con la vegetación autoctona plantando vegetación que no es respetuosa con la tierra enriqueciendose así de los recursos de la población brasileña.

En Brasil sólo un 5% de la tierra está en manos de pequeñas agricultoras para abastecer a la población brasileña mientras que el resto de las tierras son explotadas por la agroindustria que exporta todo aquello que produce (principalmente Soja). 

Ante la represión sufrida, este campamento tiene varias estratégias de resistencia: que la dirección interna del campamento sea colectiva, el apoyo y la solidaridad con otros campamentos, seguridad etc... Tenemos la oportunidad de compartir nuestras luchas y la situación del estado español y compararlas con las luchas propias del MST y general del País...encontramos muchos puntos en común como la situación de gran represión y el aumento de la misma, la necesidad de medios alternativos para hacer frente a las campañas de desiformación manipuladas por los medios del poder, y la centralidad en la lucha por cubrir las necesidades básicas de las familias de forma autogestionada. 

Algunas de las líneas de futuro del campamento pasa por poner en marcha una huerta comunitaria, cuyos alimentos sean destinados para la escuela, la cocina comunitaria y posible red de consumo entre campamentos, así como una huerta medicinal. Actualmente el gobierno Brasileño tiene una propuesta de ley entre manos con respecto a la reforma agraria, que consiste en promover la propiedad privada en muy malas condiciones forzando la ruptura de las redes comunitarias. 

Ha sido un regalo compartir con el campamento estos dos días y sobre todo convivir con la familia de Eduardo, la cual nos ha acogido con mucho cariño y nos animan a volver el próximo año, nos vamos tristes pues se han estabelecido vínculos muy lindos con ellas. Alegres por la apertura de la experiencia de lucha. 

Llegamos muy cansaditas a la casa de Rafael, Mariele y del pequeño Emanuel en Guarapuava que nos acogen como si nos conocieran de toda la vida. Despues de una rica cena nos ponemos manos a la obra con esta crónica, Mary nos lee con gran emoción sus resumenes de estos días, Natalia con mucha habilidad pasa a ordenador tantas sensaciones que aun no hemos sido capaces de asimilar y Roberto selecciona las fotos que ha ido sacando estos dos días. 

Estamos muy emocionadas de compartir esta experiencia las tres baladrinas entre nosotras pero tenemos claro que sin Alessandro y Ana no hubiera sido lo mismo... GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.... 

PD. Disculpad el retraso, estos días no hemos tenido internet y nos ha servido para desconectar de nuestras realidades y conectarnos entre nosotras y las gentes de MST.

 

Etiquetas: 

Comentarios

Estou a seguir com prazer e emoçao as vossas andanças baladrinas por terras latinoamericanas. Comove-me, pelas lembranças que me traz, voltar a conectar com a história de lutas e conquistas do MST, e me nutre conhecer o vosso olhar certeiro sobre as desfeitas que o agrocapitalismo heteropatriarcal está a cometer contra a gente e o território brasileiro. Espero ansiosa as próximas crônicas e envio desde a Galiza em resitência um abraço forte para Alessandro, Ana e todas as baladrinas paranaenses! Bom viagem e muito axé, compitas!