No al pacto secreto social sobre las pensiones

Solapas principales

viñetaEn Pocas Palabras. 15-M RONDA.- En España, en septiembre de este año, había cerca de diez millones de pensionistas, y el total del gasto en pensiones para el año 2021 está estipulado en 163.000 millones de euros. Aunque la pensión media es de 1.037 €, hay 5,6 millones de pensionistas, que representan el 58% del total, esto es, más de la mitad, por debajo del salario mínimo interprofesional, 950€, antes de la subida de hace un mes en 965 €.

Pero, además, uno de cada cuatro pensionistas malvive con 680 € al mes. La pensión media en España muestra una brecha de género, en la que los hombres cobran 415 € más que las mujeres. Finalmente, la población indirecta (familiar) que se benefician de las pensiones, es más de la mitad de la población española. (Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social).

La crisis/estafa de 2008 provocada por la agonía especulativa del capital financiero cuyos beneficios millonarios estaban asegurados en paraísos fiscales, produjo en España la crisis del ladrillo y la banca. Este escenario, permitió al lobby financiero a través de la Comisión Europea neoliberal, el FMI y el Banco Mundial secuestrar la soberanía nacional mediante la imposición de reformas laborales, de pensiones y de la propia Constitución, para asegurarse que el dinero que los sucesivos gobiernos regalaban a los bancos y empresas españolas, lo pagara la ciudadanía del país.

Y así llegó dos Reformas de Pensiones que prolongaron la edad de jubilación, desvalorizaron las pensiones por debajo del Índice de Precios al Consumidor, aumentaron los años de cotización necesarios, penalizaron la jubilación anticipada en largas carreras de cotización, impusieron el factor de sostenibilidad que deja en manos de los gobiernos el importe de las futuras pensiones incumpliendo la propia Ley General de la S.S.

Ahora, con el pretexto de la epidemia de la COVID quieren dar un nuevo empuje en el saqueo de los recursos públicos, en particular las pensiones. No es la primera vez que, en sanidad, educación o trabajo cada vez que hacen una reforma el resultado para la gente es que las cosas empeoran.

Hay en marcha, desde hace mucho, una campaña de “persuasión” orquestada por fondos como BlackRock, la empresa estadounidense más grande del mundo en gestión de inversiones que destina anualmente -reconocido oficialmente- más de un millón y medio de euros para “convencer” a numerosos europarlamentarios que votaran a favor del Plan Paneuropeo de Pensiones Privadas hace dos años, y entidades como el Bilbao, el Santander o La Caixa, una campaña acompañada de grandes sumas destinadas a “convencer” a múltiples partidos de derechas y no pocos de izquierdas, incluyendo a los grandes sindicatos, de las bondades de los Planes de Pensiones Privados.

Bajo un supuesto Acuerdo Social, cuyo contenido real desconocen las personas trabajadoras, pretenden iniciar la privatización de los ingresos de la Seguridad Social y desviar hacia fondos buitre nuestras cotizaciones. Frente a quienes justifican esas reformas, exigimos que se auditen las cuentas de la seguridad social, porque la propaganda de que es insolvente es simplemente falsa e interesada para justificar los cambios.

Por ello, los sucesivos gobiernos españoles han saboteado las cuentas de la Seguridad Social para crear entre la población la imagen de que “las pensiones no se podrán pagar” y así facilitar el camino a los buitres de la Banca y Seguros. Según un informe del Tribunal de cuentas, los pagos indebidos que debería haber soportado el Estado vía presupuestos pero que fueron pagados con nuestras Cotizaciones, más los créditos a las CCAA no reembolsados desde hace 25 años, más las rentas no obtenidas por el uso de los activos propiedad de la Seguridad superan los 103.000 millones de euros.

El Fondo Reserva Seguridad Social fue aprobado por la Ley 24/1997 y estuvo congelado durante el gobierno de Aznar hasta el año 2000 y cuando se comenzó a llenar fue de forma cicatera y miserable; por ejemplo, en ese año el superávit de la Seguridad Social fue de 6.800 millones de euros mientras lo ingresado al Fondo Reserva Seguridad Social fueron 600 millones. El dinero que se apropió el gobierno Aznar sirvió entre otras cosas para rebajar los impuestos a las grandes fortunas y financiar la guerra de Irak.

Por todo ello vamos a volver, como hace 2 años, a Madrid este 16 de Octubre. Desde la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE), llamamos a que la población se sume a un proceso de movilización que no hemos abandonado y que tendrá continuidad en los próximos meses, hasta revertir los intentos de privatización y degradación del sistema público de pensiones que desde el sector financiero se quiere imponer en toda Europa. ¡Sí se puede!

viñeta

viñeta

viñeta

viñeta

Etiquetas: