Llamado URGENTE: Apoyo a la familia Chaupe en Perú, expulsada de sus tierras por minería

Solapas principales

fotoCARTA ABIERTA A NADINE HEREDIA

Por la defensa de la vida y los derechos de Máxima Acuña de Chaupe y su familia afectados por el megaproyecto Conga Maxima Acuña Atalaya de Chaupe es hoy el símbolo de la resistencia contra los grandes poderes fácticos que presionan para que el gobierno del Perú sea un ujier de sus necesidades e intereses.

Ella, una mujer cajamarquina, campesina, sin educación escolar, de 44 años, que vive con su familia desde 1994 en la zona de Tragadero Grande, junto a la Laguna Azul; solo tiene sus manos y su dignidad para luchar contra el dinero, los lobbies, el poder y un pensamiento que se cierra en la necesidad de la minería como único motor del desarrollo.

El caso judicial

El día 5 de agosto del año 2014 el juez unipersonal de Celendín, Tomhy Padilla Mantilla, que lleva el caso por usurpación agravada contra la familia, los sentenció a a 2 años y 8 meses de cárcel suspendida, así como al pago de 5,500 soles de reparación a favor de minera Yanacocha y al desalojo del terreno. La abogada de la familia Chaupe presentó en el acto un recurso de apelación y el caso se encuentra ahora en la Corte Superior de Apelaciones de Cajamarca.

Los hechos

Sin embargo, escribimos esta carta para aclarar que los hechos documentados en el proceso judicial son los siguientes:

  1. La familia Chaupe ha presentado en el juicio un documento de compra-venta del terreno en litigio (Tragadero Grande) que data del año 1994 y que es prueba de la propiedad del predio. Asimismo ha presentado un certificado de posesión otorgado por la comunidad campesina e indígena de Sorochuco en 1994 que los acredita como comuneros y posesionaros del predio.

  2. La Minera Yanacocha argumenta que el año 2001 adquirió un conjunto de predios (5,700 Hectáreas) a la comunidad campesina de Sorochuco y asume que dentro de éstos se encuentra el terreno en litigio. En el juicio presentaron estos títulos de propiedad, pero en los mismos no obra el predio Tragadero Grande; en ese sentido, la empresa no ha probado en juicio ser propietaria del terreno de la familia Chaupe.

  3. La defensa legal de Máxima presentó un peritaje georreferencial realizado por la Universidad Nacional de Cajamarca, el cual demuestra que el terreno en litigio no forma parte de las tierras adquiridas por Minera Yanacocha. Este estudio técnico que forma parte del expediente judicial no ha sido considerado al momento de dictar la sentencia.

  4. Queda claro que no existe ningún documento que acredite que la familia Chaupe vendió sus tierras a Minera Yanacocha. La empresa tampoco ha probado tener posesión del terreno, pero el argumento presentado y aceptado por el juez es que a 100 metros del predio construyeron una carretera que vigilan desde una garita de control.

En estos años, Máxima Acuña y su familia se han negado a salir de sus tierras, motivo por el cual fueron agredidos brutalmente por la DINOES el 11 de agosto de 2011 según consta en diferentes videos y material fotográfico. En esa ocasión, la policía irrumpió en la propiedad, quemó la casa y golpeó a Máxima Chaupe, a su hijo Daniel Chaupe y le tiró un culatazo de arma de fuego en la nuca a Gilda Chaupe, quien quedó desmayada por una hora. Jaime Chaupe caminó cinco horas para sentar la denuncia en la Comisaría de Sorochuco y los policías no permitieron hacerlo. La familia Chaupe Acuña quedó en la intemperie de la jalca, y con la solidaridad de amigos y familiares reconstruyeron su choza.

El Estado no implementa las medidas cautelares

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ante un pedido de las diferentes organizaciones del Pacto de Unidad de Organizaciones Indígenas de Perú ha otorgado MEDIDAS CAUTELARES en mayo de 2014 para proteger la vida, el cuerpo y la salud de Máxima Chaupe, su esposo, sus hijos y su yerno. El Estado Peruano aún no ha realizado ninguna acción para implementarlas y ni siquiera ha cuestionado el convenio privado entre la empresa y la PNP que permite el uso de un contingente de la Dirección de Operaciones Especiales – DINOES para reprimirlos.

Luego de la sentencia, el día 8 de agosto del año 2014, la Minera Yanacocha interpone nuevas denuncias penales por usurpación contra la familia Chaupe, por el mismo predio (Tragadero Grande), en la fiscalía de Celendín. A pesar que las leyes peruanas prohíben que una persona sea investigada o sentenciada por la misma causa, el Ministerio Público de Celendín admitió estas denuncias.

SOLICITAMOS

Las mujeres, hombres y organizaciones sociales de América Latina, del Perú y Europa firmantes hemos solicitado al Estado peruano lo siguiente:

  1. el cese inmediato de la violencia, persecución legal y tortura emocional a Máxima Acuña de Chaupe y su familia
  2. el respeto a los derechos de propiedad, libre tránsito, salud y vida de todos los miembros de la familia así como de las personas que quieran acompañarlos, puesto que los caminos de la zona que llevan hasta Tragadero Grande son caminos ancestrales y públicos.
  3. un juicio justo basado en medios probatorios.
  4. una reparación por las lesiones físicas, los daños a la propiedad, los gastos incurridos y por el sufrimiento emocional de todos los miembros de la familia Chaupe
  5. que el Estado peruano derogue la ley que permite que la DINOES opere bajo un contrato privado como guardianes de la empresa minera
  6. que el Estado Peruano garantice la vida, salud y medios de subsistencia de Máxima Acuña de Chaupe y demás miembros de su familia.

En esta carta abierta nos dirigimos a la Primera Dama, Nadine Heredia, para que como madre y mujer profesional, escuche el clamor de las personas que nos sentimos indignadas por la situación de esta mujer cajamarquina y por el atropello de sus derechos.

Setiembre del 2014
Personas y organizaciones que se adhieren:
Coordinadora Nacional de Derechos Humanos
Unión Latinoamericana de Mujeres – ULAM
Instituto Internacional de Derecho y Sociedad – IIDS

Puedan enviar su apoyo a: rocio_silva@yahoo.com. Y si puedan ayudar a recoger mas firmas y apoyos: excelente!

Etiquetas: