Intervención de la Cooperativa Social del Parke en el pleno del ayuntamiento de Alfafar en apoyo a la huelga de hambre y descomposición de las fuerza políticas de Alfafar

Solapas principales

fotoComité de Lucha y Solidaridad con la Cooperativa Social del Parke.- Con un lleno casi hasta la bandera, en el Salón da Pleno del Ayuntamiento de Alfafar. Pasadas las diez de la noche y abierta ya la sesión del pleno del ayuntamiento de Alfafar y por tanto constando en acta, la Cooperativa social del Parke leyó un manifiesto en apoyo a la huelga de hambre y solicitando una salida negociada y un lugar donde los huelguistas pudieran realizar su protesta. Al mismo tiempo se pedía a todos los concejales que no se fueran del hemiciclo sin solucionar esta vertiente humanitaria del tema y que centraran su labor institucional en buscar una solución. 

Finalizada la sesión y al quedarse en el Salón las dos personas en huelga de hambre desde hace ya 10 días y Elvira Murcia en representación de la Plataforma en “defensa de la discapacidad y dependencia”. El alcalde al mismo tiempo que mandaba a su policía “particular” desalojar argumentaba que ya estaba negociando con “FEVECTA (Federacion de Coperativas Valencianas de Trabajo Asociaciado)”.  Los huelguista le indicaron que está muy bien que se asesore con fevecta y que permita que esta medie en el conflicto pero que con quien tiene que negociar es con la Cooperativa. Comenzando el primer edil ha manifestar su política errática de “negocio”, pero no respeto las mínimas leyes de humanidad, aduciendo que la huelga de hambre era voluntad de sus participantes, como si por el contrario no fuese precisamente la huelga de hambre la que haya hecho posible esta posible apertura de posiciones. El partido socialista además de reafirmar su posición en favor de la cooperativa anuncio una especie de huelga de celo por la que permanecería en la institución pero bajo mínimos mientras se solucionase el problema humanitario. Y E.Unida expresó su postura de la necesidad de búsqueda de salidas al conflicto incluida la vertiente humanitaria, pero que a favor del bien común seguiría participando en pleno en la institución y como el pleno se había acabado se iba a su casa lo mismo hicieron los concejales del partido socialista.  Que en la puerta observaron como los huelguistas y su acompañante de la Plataforma de discapacidad y dependencia eran desalojados, una vez mas del Ayuntamiento de Alfafar. Siendo testigos mudos de semejante espectáculo.

Errática la actuación de unos, sin principios y sin política “las llamadas fuerzas políticas del Ayuntamiento de Alfafar”, tuvieron que reconocer un movimiento social cada vez más fuerte, más unido y con unos objetivos claros. Un espacio de participación donde las decisiones sean compartidas y un acceso a los servicios en clave comunitaria y con respeto a los procesos de inserción que durante 30 años han impedido la marginalización de una población abocada a ello.

Etiquetas: