Crónica de la Escuela Social en Movimiento a su paso por Santander

Solapas principales

fotoEl 21 de julio recibimos por primera vez en nuestra ciudad a las gentes de Baladre en su viaje/ denuncia por la cornisa cantábrica promovida por la Coordinación contra la precariedad y el empobrecimiento.

La Escuela Social en Movimiento, ¡siempre en paro nunca paradas! llegó a Santander para sumarse a la manifestación que partió del Ayuntamiento de la ciudad hasta el Instituto Cántabro de Servicios sociales, para denunciar junto con nosotras la situación absurda e injusta de las ayudas que conceden con el disfraz de Rentas básicas en cualquiera de los territorios del Estado y que tienen en común la estigmatización de la pobreza. Sus luchas son las mismas por eso la importancia de este día.

Recibimos a las compañeras con lluvia hasta las puertas de los servicios sociales, donde leímos un comunicado denunciando la situación en la que se encuentras muchas personas que han solicitado o van a solicitar la Renta Social Básica en Cantabria.

Andarivel lleva denunciando desde febrero el perverso sistema que pone plazo a la precariedad con la entrada en vigor de la Ley de Cantabria 2 /2012 del 30 de mayo. Esta medida limita a dos años el cobro de la prestación, teniendo que volver a solicitarlo con la consabida locura de papeleo y trabas con las que se encuentra el perceptor, además de que, mientras se resuelve el expediente, están meses sin ingreso alguno.

Ante la movilización y la presión ejercida por todas nosotras, el gobierno habilitó una medida excepcional para que se pudiera tramitar antes de su vencimiento la renovación de la Renta Social de las 1419 familias que, conforme a la nueva ley, se iban a quedar sin ayuda el 2 de junio.

Grandísima chapuza de los responsables políticos que no sólo no resuelven el problema, sino que establecen un agravio comparativo con todas aquellas que lamentablemente van a cumplir su plazo posteriormente, “olvidándose” de que cada mes hay y habrá un goteo permanente de personas que tendrán que volver a solicitar la Renta Social Básica.

Además de aprovechar la visita de las compañeras de Baladre para denunciar la situación en la que nos encontramos, quisimos hacer de este día un lugar de encuentro para poder compartir experiencias, por eso continuamos el día, ya soleado, para comer juntas y disfrutar de las actividades organizadas por las compás de Amiaire, teatro, música...

Antes de la partida de la caravana para seguir camino hacia Xixón, pudimos poner en común las experiencias de las distintas Oficinas de Información y denuncia, recogiendo lo que a cada una nos pueda servir para seguir en este proceso. También asistimos a la presentación del libro “Palabritas Desinquietas”, en la librería La Vorágine, junto con el compañero José M. Martín.

Día completo, día aprovechado.

Galería de fotos:

Etiquetas: