Concentración exigiendo una “negociación democrática” al conflicto con la cooperativa social del Parke y endurecimiento de la posición del ayuntamiento de Alfafar

Solapas principales

fotoKolectivos del Parke.- A pesar de que ayer por la tarde “27 de agosto”, fecha nada propicia, se concentraran unas doscientas personas frente al Ayuntamiento  de Alfafar, para exigir la retirada de las sanciones a las organizaciones sociales  del municipio y del decreto que hace posible el despido de la cooperativa social del parke y  de  su modulo de inserción que desde hace casi treinta años viene realizando el servicio de limpieza en el Parke Alcosa, que ha hecho posible un proyecto social y comunitario que ha significado un muro de contención ante el empobrecimiento y el desempleo en esta barriada del municipio de Alfafar, constituyéndose en la segunda empresa de la población y en una de las más importantes del municipio. 

En la mañana de hoy día 28 en la reunión celebrada en la sede consistorial entre representantes de la Cooperativa social y el equipo de gobierno el señor Atsuara actual inquilino de la alcaldía no ha hecho acto de presencia haciendo ejercicio de sus merecidas vacaciones encargando al titular de “mantenimiento” de informar la posición del primer edil y de su equipo de gobierno de no aceptar ningún tipo de negociación, este empecinamiento contrasta con su política de marketing con simétricos y floreados  trípticos en los que habla de participación ciudadana políticas sociales y apoyo al mundo de la empresa social en la practica su política de “despotismo  cibernético y por ilustrar” es el reflejo de un humanismo fariseo, caduco, reaccionario y trasnochado que  a pesar de su juventud emerge en sus políticas totalitarias al viejo estilo franquista. 

En el Aire quedan las palabras de  Mayores, niños y jóvenes del Parke Alcosa en la representación de “teatro de calle” que amenizo la concentración. La humanidad solo conoce su pasado, el futuro esta por escribir seamos capaces de sorprendernos a nosotros mismos, escribiendo lo no escrito, construyendo lo que esta por hacer, respondiendo a viejas situaciones de dolor con nuevas respuestas atrevámonos a descodificar el eterno  aullido de los dioses caídos.El comité de solidaridad y lucha, esta preparando nuevas acciones en la que no se descartan, encierros concentraciones en las sedes del pp en diferentes puntos del Estado y huelgas de hambre.  

Texto del teatro de calle

fotoSomos aquellos que no son nada ni tan siquiera vendedores ni contrabandistas de su fuerza de trabajo, uno de esos fragmentos de los que algunos llamarían proletariado, condenado, aunque declarado en rebeldía a su extinción no solo histórica sino física, uno de esos trozos acumulados en esas barriadas que se suceden en las afueras o en los adentros de una gran ciudad,  sentenciados desde hace ya décadas a su extermino como clase y como humanidad. 

Hablan algunos de aquellos que destilaron tantas lágrimas que los surcos en su rostro son cicatrices, continuamente infectas por la angustia, la desesperación y la impotencia, que tienen que evitar morderse la lengua para no morir con su propio veneno.

Algunos de aquellos que alquilaron sus ultimas lágrimas envolviéndolas en papel de plata para intercambiarlas por medio analgésico y una lata de atún.

Cuando nos encontrábamos en los rincones del barrio, soñábamos con no ser los extras en la película de nuestra propia vida. Negábamos ese guión  que nos ponía en el papel de cuerpos sin alma de muertos vivientes, deambulando entre las cadenas de papeles plateados, agujas mal puestas, pozos sin fondo,  con cerraduras cuyas llaves gestionaban unos y otros en nombre de la libertad y el bien común.

Entonces, ya hace muchos años decidimos juntarnos, contarnos, siempre más de mil y menos de quinientos, como dijo un cronista un buen día.

Los más jóvenes se reagruparon primero, luego nuestras hermanas, nuestras madres nuestras compañeras nuestros pequeños, nuestros mayores.

Comenzamos a nombrar lo que era nuestro, nos pertenecía y nos había sido arrebatado, exigimos lo que hacia falta para sobrevivir con dignidad. En todos estos años los administradores de los amos de vez en cuando nos atacaban a veces mandaban a sus mercenarios mejor codificados a veces nos enviaban el procedimiento o el silencio administrativo.

fotoPero durante treinta  años seguimos reagrupándonos arañando cada vez mas espacios, mas cosas y sobre todo mas capacidad de decisión sobre nuestras propias vidas. Pero se equivocan se equivocan porque ser del parke es algo mas que ser de un barrio o de cualquier barrio, del parke son todos aquellos y aquellas que se plantean las relaciones humanas y sociales de otra manera, quienes entienden que la economía es un  abecedario mas de la  existencia y no es nuestra existencia un medio para su economía, quienes hacen de la fiesta un momento de encuentro para la lucha.

Nuestros problemas siguen siendo los mismos o si cabe son más graves que hace treinta años. Numerosas personas de nuestro pueblo no tiene ingresos estables y dignos.

La vivienda sigue siendo inaccesible para muchos, en régimen de alquiler y menos en propiedad; inmobiliarias e hipotecas se convierten en una espada Damocles que hacen que nuestro cuello se mueva al compás de una macabra danza donde desahucios y desalojos son una sintonía silenciada; los problemas de salud siguen en aumento sobre todo los que tienen que ver con la salud mental; crónicos son los fracasos de todos los programas y de la atención especializada de la red estatal de la seguridad social y adyacentes.

Al empobrecimiento de nuestros mayores se unen circunstancias que hacen que peques y no tan peques pasen demasiadas horas lejos de las personas adultas que son sus referentes, aumentando así la agresión social a esta población. Seguimos sin un Centro social donde utilizar el ocio de una forma creativa, divertida y además prepararnos para poner en marcha iniciativas de empleo comunitario. Es terrible tener que abandonar tu casa porque te estén bombardeando desde un avión a kilómetros de altura, engrosando las columnas de refugiados tan sólo con la esperanza de que la bomba no caiga en lo que fue tu hogar o si algún día vuelves no esté en manos del ocupante, pero no deja de ser también terrible aunque de manera por supuesto diferente, tener que dejar tu casa porque no puedas pagar el alquiler o te ahogue la hipoteca, aunque aparentemente sin tanta saña no te deja ni la esperanza de que la bomba no caiga en lo que fue tu techo. Y en silencio, sin crear espectaculares columnas, participas en el goteo de personas que incluso dejan su población para ir a vivir, donde sus padres o donde algún amigo, o donde buenamente pueden.

Es doloroso tener que depender de que entre algún camión de Naciones Unidas o Cruz Roja para poder comer pero también lo es de otra manera, depender de la caridad pública para poder alimentarse, o se nos ha olvidado que aquí no hay derechos sociales ya que las prestaciones dependen del reglamento, condiciones y la cuantía de los administradores de turno.

foto

Hablan de crisis económica pero aquí no hay ninguna crisis, (miremos las cuentas de resultados de algunas entidades y empresas) lo que hay es una guerra de exterminio, donde sectores de la población les sobramos como productores y también como consumidores, para poder seguir acumulando y manteniendo su poder.

Lo que ocurre no es más que consecuencia de un sistema social donde unos crean la riqueza y otros deciden sobre ella y se la apropian, pero sobre todo, donde unos grupos sociales sustraen la capacidad de decisión a otros a través de la violencia y la colonización de la conciencia, el pensamiento y la conducta. Nosotros pertenecemos a unos y vosotros a los otros, nos diréis que tenemos libertad para salir de la reserva, la libertad en esta sociedad se mide en términos de capacidad de compra si no tenemos ingresos dignos y estables, ¿qué libertad nos queda?, la del pensamiento tal vez, es cierto, pero, ¿seguro?

¿Seguro que no intentáis convertir en mercancía hasta las jaulas de nuestra conciencia? .

Somos la población civil,  es decir el campo de batalla de esta guerra, no apoyamos la resistencia, somos la resistencia.

Hemos venido aquí a dar una oportunidad a la paz, a dignificar la vida.. retirad vuestro maldito decreto, el decreto de nuestra extinción, retirad vuestras sanciones, retirad vuestra agresión y hablemos………….

La humanidad solo conoce su pasado, el futuro esta por escribir seamos capaces de sorprendernos a nosotros mismos, escribiendo lo no escrito, construyendo lo que esta por hacer, respondiendo a viejas situaciones de dolor con nuevas respuestas atrevámonos a descodificar el eterno  aullido de los dioses caídos.  

(Escrito basado en los siguientes textos de la Koordinadora de kolectivos “Crónica de una experiencia no tan singular como algunos quisieran” 2005. Manifiesto ocupación ayuntamiento de Alfafar 24 de marzo 2009. “Malas ideas para una crisis” 2010 ).

Más noticias relacionadas >>>>


Etiquetas: