Visita exprés por Río Cuarto y vuelta a Córdoba

Solapas principales

fotoEl domingo después de despedirnos de Gaby y Walter que nos dejan en la terminal, cogemos el colectivo para Río Cuarto, llegamos sobre las 16:00 y comemos algo rápido para llegar lo antes posible a casa de Carol de la Trashumante y vernos con ella y otra compañera que nos hacen un breve pero muy interesante recorrido de su trayectoria en todos estos últimos años, nos pasan archivos, audios y fotos que estábamos deseosas de tener, también nos regalan el libro de Un viaje hacia la Autonomía de nuestro compa Tato Iglesias. Nos despedimos de la corta visita pero concretando para vernos a principios de mes en Buenos Aires donde será la presentación de dicho libro.

A las 18:00 llegamos a nuestra siguiente parada, una asamblea convocada por el Consejo ciudadano Deliberante; desde hace años diferentes grupos como la Asamblea de Río Cuarto sin agrotóxicos, trabajo de hormigas... y otras... vienen luchando por una ciudad más justa y sostenible. Actualmente algunas de estas personas se han presentado a las elecciones en una candidatura popular llamada Respeto y desde hace dos meses tienen dos concejalxs en la municipalidad. Fue una asamblea extensa en la que se habló de problemas locales y tomaron algunas decisiones acerca de la gestión económica del municipio.

Aprovechamos la visita para hacer enredos para futuros viajes y también de alguna visita que nos harán por el estado español.

fotoCansaditas de tantos viajes y enredos llegamos a casa de Martín, Jime y de su peque adorable que a Mary le costó varios intentos ganarse su confianza, pero lo consiguió...

Fue una cena muy linda a la que se sumó Celeste, la cual ya conocía y había acogido a compas de Baladre en visitas anteriores, comimos muy rico y la conversación muy amena donde hablamos de nuestras luchas y las de ellas pero también pudimos hablar de otras cositas y de jugar un poco con la peque, antes de caer rendidas en la cama.

El lunes tempranito nos fuimos en colectivo de regreso a Córdoba, al llegar comimos, lavamos un poco de ropilla y fuimos a hacer la compra para la gran cena de por la noche.

Nos apetecía tener un detallito con Lichi y con todas las personitas de EO que tan bien nos habían acogido... Se nos ocurrió hacer una paella, pero no contábamos con tantos imprevistos (Sin aceite de oliva, sin paellera y sin pescado, nos fue imposible encontrar algún sitio donde lo vendieran) a pesar de las dificultades, conseguimos hacer entre las tres guiadas por la experta Natalia una paella muy rica para unas 20 personas, todas disfrutamos de la comida y de una buena conversación que se alargó hasta altas horas de la noche.

Volvimos a nuestra casa, si nuestra casa, porque Lichi, Anita y Nadya nos han acogido estupendamente y nos hacen sentir como en casa a pesar de estar a tantísimos kilómetros de nuestro territorio, ya les estamos buscando billetes para que crucen el charco y poder devolverles tantos cuidados que hemos recibido.

fotoEn la mañana del martes pudimos descansar bien, organizar nuestras cositas y preparar un rico almuerzo.

A la tarde nos fuimos a casa de Lucía para irnos juntas a Villa Libertador, un barrio a 10 kilómetros del centro de Córdoba, tuvimos la suerte de conocer a Hugo, una personita que nos hizo un análisis detallado del pasado y presente del barrio.

De las grandes luchas del barrio por conseguir sus derechos, destacando la lucha por el agua donde realizaron asambleas con más de 5.000 personas, pasando por la lucha actual de conseguir el alcantarillado, etc.

Nos habló también del proyecto del Centro Cultural Villa el Libertador. Un espacio construido por y para el barrio en 1973 por cinco personas, tres de ellas desaparecidas en la dictadura.

En el 83 se vuelve a abrir haciendo una labor muy potente de teatro vecinal.

En el 2004 se constituyen como asociación civil.

Gracias a Lucía que nos invita y por el gran interés que muestra Natalia por conocer este grupo, tenemos la suerte de participar en uno de los talleres del teatro del oprimido.

Es un espacio en el que se encuentran personas de todas las edades, destacando la gran cantidad de peques que desconectan de sus duras realidades diarias para reír, divertirse, compartir, aprender y mil cosas más...

Nosotras salimos del encuentro con las pilas totalmente recargadas, muy relajadas y sobre todo muy contentas por haber participado en un espacio barrial tan creativo.

Cenamos todas juntas mientras compartimos sobre Baladre y la situación del estado español, Europa, África, etc...

Nos volvemos a nuestra casa a descansar, con debate nocturno sobre la acción social que venimos desarrollando en nuestros barrios.

Mañana nos espera un día muy intenso, volvemos a las calles con EO... os seguimos contando.

fotofotofotofoto

Etiquetas: