Soberania Comunitaria: El otro municipalismo

Solapas principales

fotoPLAN DE EMPLEO COMUNITARIO MUNICIPALIZACION Y SOBERANIA COMUNITARIA, SERVICIOS PUBLICOS Y ECONOMIA SOLIDARIA

INTENCIONES

Koordinadora Kolectivos Parke.- Esta propuesta tiene la intención de mostrar uno de los posibles caminos para la construcción de la soberanía comunitaria, que ni se vota, ni se proclama, se construye, día a día, en los entornos colectivos y personales en los públicos y en los cotidianos, en como producimos lo que necesitamos para seguir existiendo y en todo lo que le rodea, diseñando en definitiva, el como nos relacionamos como humanidad.

Este Plan de empleo comunitario a través de la municipalización de los servicios públicos y acciones formativas estables, pretende que sea la propia comunidad quien no solo gestione sino también planifique, ejecute y evalué. Desplazando a las multinacionales y grandes empresas de servicios y sustituyéndolas por pequeñas empresas locales en forma de cooperativa, que con mecanismos de control participación y decisión comunitaria, gestione los servicios municipales, en un proceso planificado y temporalizado. Se abaratan costes para la vecindad y se crean ingresos individuales y colectivos.

Estaríamos modificando la política, de facilitar contrataciones temporales y precarias de las personas desempleadas por multinacionales de los servicios, para facilitar la creación de un tejido empresarial de carácter social y cooperativo en nuestro municipio.
Este modelo permitiría su democratización con la participación del vecindario en su gestión .

Planteando a la propia población como protagonista de la planificación ejecución y evaluación de los servicios de cercanía que dan respuesta a las necesidades más inmediatas.

Por tanto no solo hablamos de abaratamiento de costes, sino también del derecho a decidir es decir de la soberanía de la vida y la economía comunitaria como estrategia frente al empobrecimiento y el riesgo de exclusión.

Convertir lo común en publico significa des-estatalizarlo, socializarlo pero sin renunciar a los recursos creados por la sociedad y de los que se apropio el Estado y hoy monopoliza y hegemoniza. De esta forma estaríamos acercándonos a lo que podríamos denominar soberanía comunitaria.

Claro que esto no es fácil ni sencillo pero habrá que intentar practicarlo, a pesar de todo, como quedo escrito en alguna pared, "nuestra derrotas, solo demuestran que aun somos pocos luchando contra la infamia y la ignominia".

Des-estatalizar lo publico no es algo que se consiga ni en un microsegundo ni de un solo empujón eso significa convivir en una permanente tensión con el estado y su guardia personal la administración, tener al enemigo en la cama tiene tela, corriendo el riesgo de ser atrapados o de quedarnos empantanados en nuestros proyectos y estrategias, de poder ser integrados, cuando la lucha es cuerpo a cuerpo algo de esto siempre se da, pero esta cercanía en el conflicto, entendiéndolo, como nuestro "hábitat natural" también nos permite arañar espacios y realidades que no podemos imaginar sino nos atrevemos a soñar. Son muchos los riesgos que intentar poner en marcha un Plan así, lleva consigo, pero si no nos atrevemos a caminar por lugares, situaciones y sensaciones agrestes, solitarias y hasta desconocidas no podremos habitar lo no escrito poco escrito , mal escrito o por escribir.

MEDIDAS PARA EL PLAN DE EMPLEO COMUNITARIO

  1. Crear comisión de coordinación del Plan de Empleo Comunitario. Esta comisión estaría formada por asociaciones, ciudadanía, Ayuntamiento, expertos.
  2. Estudio de como se realizan diferentes servicios municipales susceptibles de formar parte del Plan, empresa que tiene la concesión, numero de trabajadores, condiciones laborales, tiempo pendiente de concesión. evaluación servicio, recogida opinión del vecindario.
  3. Programa Formativo. Dirigido a todas las personas desempleadas que tengan voluntad de forma parte de este proyecto, este programa tiene como objetivo formar o coordinar a los profesionales interesados en las distintas actividades laborales necesarias para la realizar los servicios que se desprenden del estudio planteado.
  4. Constitución jurídica Iniciativa de empleo comunitaria que optara a la adjudicación de los diferentes Servicios.
  5. Búsqueda de fuentes de financiación y crédito del Plan de financiación.
  6. Planificación y evaluación de los distintos servicios que irán formado parte del Plan, por parte de la comisión.

Todas y cada una de estas medidas deben de ser desarrolladas según las particularidades de cada situación y significan un gran riesgo, pero también la posibilidad de poder conseguir lo que nos planteamos.

Comenzando por la creación de la comisión de coordinación del proyecto con agentes probadamente antagónicos con intereses no diferentes sino tantas veces contrarios, también ocurre que este antagonismo social y vital se amortigua a veces en los entornos locales en la cercanía, o no!, un buen reto.

Los intereses abyectos que hay detrás de cada multinacional que realiza los servicios municipales y casi siempre de como consiguió la concesión, puede ser insalvable. y si la contratación es directa, de forma encubierta, explicita o con coartada por parte del equipo de gobierno, con el clientelismo hemos topado, amigo Sancho y eso en la pequeñas y medianas poblaciones, mortal de necesidad. El programa formativo tiene como fin ultimo la constitución de iniciativas de empleo, que opten a los servicios municipales, pero como se va a formar el personal si durante el tiempo de formación no tiene garantizado unos ingresos suficientes para sobrevivir.

La constitución jurídica de una cooperativa implica serias dificultades, ya que para constituirte necesitas no solo pagar los gastos de constitución sino los gastos salariales de los socios y para esto tendría que tener garantizado el servicio (pedido) antes de estar constituida, tranquilidad el dilema tiene respuesta.

 Las fuentes de crédito, ya me contaras hasta los amigos cobran, (claro financiación alternativa, pero también....tendrán que vivir) .

Bueno y unificar criterios aquellos que tienen intereses contrapuestos para poder planificar analizar y evaluar el desarrollo del proyecto, pues ya te digo.

Aunque estas primeras dificultades, parecen difíciles de resolver, después irán viniendo algunas que serán peores, no es menos cierto que en como se vaya respondiendo a cada situación, se encuentra el verdadero diseño de la propuesta, que estamos planteando no pudiendo ser algo prefijado sino consecuencia del devenir de su propia materialización.

fotoRE-MUNICIPALIZACION COMUNITARIA

Cuando frente a la oleada de servicios públicos, privatizados, que hasta no hace mucho habían sido gestionados por la administración del estado y en muchos casos por ayuntamientos, se antepone el termino de “re municipalización”, entendido por el hecho de que dichos servicios pasen de nuevo a ser administrados por las “corporaciones locales”, en nuestra opinión no se está garantizando el papel comunitario, participativo y ciudadano, ya que la clave no es la naturaleza del sujeto “jurídico” que realiza el servicio, es decir el ayuntamiento, empresa social, asociación, colectivo, cooperativa, sino los mecanismos que acreditan que la toma de decisión, gestión, ejecución y evaluación se encuentran en manos de la población y por tanto de la comunidad.

Es decir, estamos evocando un proceso de des-mercantilización de los servicios públicos locales que estaría en el camino de aportar su verdadera dimensión comunitaria. En este proceso es claro que nos encontraríamos en un momento de búsqueda, de tránsito, donde la “economía solidaria” puede jugar un papel significativo.

Pero este obsceno deseo de ciudadanía consciente, que asume sus propias necesidades de servicios, desde el apoyo mutuo, el respeto, el intercambio, impidiendo que hagan negocio de nuestras necesidades, está necesitada de una compañía; para que una tenue sombra de este delirio se deslice en nuestra existencia cotidiana, “la renta básica de las iguales” se hace imprescindible.

En un mundo donde los “papeles coloreados” siguen siendo algo más que el ajuste del intercambio, la garantía de ingresos que palien las necesidades inmediatas, “casi biológicas”, crea la posibilidad de un planteamiento comunitario de actuaciones, tan necesarias como cuidar un jardín, limpiar calles, acompañar a “pekes” o mayores, recoger la basura, embellecer alcantarillas, cuidar nuestra salud, compartir nuestros conocimientos con el vecindario y más... Transformar el modelo social actual pasa en nuestros días por agrietarlo, por permitir que el viento que se deslice por sus desajustes socave sus cimientos, “regalándonos”, con un empujoncito, una sonriente mirada de la historia mas allá de azares y destinos.

MUNICIPALISMO, AYUNTAMIENTO Y COMUNIDAD

Como casi todo, en nuestra opinión, la Comunidad no es algo ya fijado y estable sino es un concepto en continua construcción.

Frente a quien plantea el desarrollo del municipalismo poniendo el acento en la incidencia en el Ayuntamiento, último reducto pero muy eficaz del Estado (se hace necesario recordar el papel de los ayuntamientos en el problema de la especulación), nuestra propuesta lo pondría en la acción transformadora de y en la propia comunidad. Por tanto, tendríamos que diferenciar conceptos que a veces se cruzan, se mezclan y se confunden.

Desde nuestra visión, Ayuntamiento y Municipio son términos administrativos. El Ayuntamiento forma parte de la Administración del Estado, es decir, de la forma en que un grupo social se organiza para dominar, someter y explotar al resto; y el Municipio es el concepto territorial donde se desarrollan las competencias, establecidas por ley, del Ayuntamiento. La comunidad seria un espacio social de relación humana que tiene que ver con la vecindad, la cercanía, la cultura, los valores y la experiencia común; a veces puede coincidir comunidad con municipio, o con los núcleos de población de éste, como en las poblaciones pequeñas, pero no siempre es así, y que coincidan no quiere decir que no sean cosas distintas. Cuántas comunidades puede haber en un solo municipio de una gran ciudad!.

En definitiva, lo que estamos planteando, no es más que un proceso de transformación dialéctica, de cambio de la propia sociedad, en este caso de la comunidad. Por tanto no estaríamos hablando de un proceso que comienza en el municipio y acaba en la comunidad, sino de un proceso continuado en la propia comunidad, o sea las prácticas sociales que hagan de la transformación de la política e inclusive del marco jurídico, algo posible (aunque para esto tendríamos que plantearnos no sólo un proceso comunitario sino revolucionario).

De todas formas, por mucho que nos empeñemos, si no hay prácticas comunitarias y cooperativas, desarrollo del apoyo mutuo y una producción y uso colectivo de lo producido, aunque cambiasen las leyes y los reglamentos, los títulos de propiedad, etc..., que no va ocurrir y mucho menos con la estrategia de galanteo con los sumos sacerdotes de los grupos sociales que se desarrollan a través de la explotación y la dominación, seria papel mojado.
Esto no quiere decir que tácticamente, en una coyuntura determinada, en algún proceso, no pueda ser útil plantear una lista municipal o a la presidencia de la ONU llegado el caso.

PROYECTOS COOPERATIVOS Y MUNICIPALISMO

Cuando hablamos de proyectos cooperativos, transformadores, nos referimos a un proyecto que significa la apuesta por el desarrollo de la participación ciudadana, de tal forma que se pueda plantear en la práctica la gestión, por parte de la llamada sociedad civil, de los recursos que son de la ciudadanía, realizando una ocupación de lo público desde lo social. Porque en estos momentos, los dos modelos de gestión supuestamente públicos implantados, sea a través de la propia administración, como la estatalización de los servicios, o por medio de la privatización de éstos, se pueden considerar privados.
El modelo de sociedad estatalizada ya sabemos históricamente a dónde conduce: por las buenas, al “estado del bienestar” y por las malas “el llamado socialismo real”; productos de un momento histórico, esperemos que irrepetible, con la burocratización y dirigismo en ambos casos como rasgos característicos. El modelo neoliberal de privatización de servicios, sin comentarios: el dolor, la exclusión social y el empobrecimiento de amplias capas de la población allá donde funciona, lo comentan solos.

Sin participación de la población, no hay gestión democrática; y participar no es, ni ser comparsas, ni meros electores de lo ya decidido por aquellos que tienen la capacidad de decisión. Hay que realizar un esfuerzo de creatividad para responder a los retos que el transcurrir del tiempo plantea a la sociedad. Con fórmulas del siglo XIX no se pueden resolver problemas del Siglo XXI, aunque no haya mucho que crear y si bastante que hacer.

PORQUE CON EL COOPERATIVISMO

¿Qué es una cooperativa de trabajo?

Es una forma de diferente de hacer empresa, basada en los 7 principios cooperativos.
Una cooperativa es una empresa constituida por personas que se asocian libremente para la realización de actividades encaminadas a satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas y sociales, con estructura y funcionamiento democráticos, conforme a los Principios Cooperativos.

Una cooperativa de trabajo asociado tiene por objeto proporcionar a sus socios puestos de trabajo, mediante su esfuerzo personal y directo, a través de la organización común de la producción de bienes o servicios para terceros.

Las cooperativas de trabajo asociado conjugan al tiempo profesionalidad, flexibilidad y participación. Representan un modelo de empresa en el que los objetivos económicos y empresariales se integran con otros de carácter social. Se consigue, así, un crecimiento económico basado en el empleo, la equidad social y la igualdad.

Como toda empresa, la cooperativa busca obtener rentabilidad por la actividad realizada. Pero, además, la fórmula cooperativa te ofrece una serie de ventajas que se derivan de un modelo propio de organización interna, así como de los principios en los que basa su filosofía:
Es una fórmula de empleo estable: los socios se unen para satisfacer sus necesidades de trabajo en las mejores condiciones posibles.
Las personas y el valor del trabajo están por encima del capital aportado. La cooperativa es una organización democrática donde las decisiones se toman de manera igualitaria.

Los trabajadores son al mismo tiempo propietarios y gestores de la cooperativa. Por eso existe mayor motivación e identificación con la empresa y su futuro.
Es una fórmula empresarial en expansión que ofrece grandes posibilidades a los emprendedores para abrirse camino profesionalmente.

PRINCIPIOS COOPERATIVOS

Los 7 Principios Cooperativos

1  Adhesión voluntaria y abierta

Las cooperativas son organizaciones voluntarias, abiertas a todas las personas capacitadas para utilizar sus servicios y dispuestas a aceptar las responsabilidades de ser socias, sin discriminación por motivos de sexo, raza, situación social, política o religiosa. www.arnalballester.com

2  Gestión democrática por parte de los socios

Las cooperativas son organizaciones gestionadas democráticamente por las personas socias, quienes participan activamente fijando sus políticas y tomando decisiones. Los hombres y mujeres elegidos para representar y gestionar las cooperativas son responsables ante el resto. En las cooperativas de primer grado, se ejerce la igualdad de voto (una persona, un voto). Las cooperativas de otros grados se organizan también de forma democrática. www.arturheras.com

3  Participación económica de los socios

Las personas socias contribuyen equitativamente al capital de sus cooperativas y lo gestionan de forma democrática (al menos parte del patrimonio social es normalmente propiedad común de la cooperativa). Acostumbran a recibir una compensación, si hay, limitada al capital entregado como condición para ser socio. Asignan los excedentes a todos o algunos de estos fines el desarrollo de su cooperativa posiblemente mediante el establecimiento de reservas, parte de las cuales, al menos, no serían repartibles; el retorno a los socios en proporción a sus operaciones con la cooperativa; y el apoyo de otras actividades aprobadas por los socios. Miguel Calatayud

4  Autonomía e independencia

Las cooperativas son organizaciones autónomas de autoayuda, gestionadas por las personas socias. Si firman acuerdos con otras organizaciones, incluidos los gobiernos, o si consiguen capital de otras fuentes externas, lo hacen en términos que aseguren el control democrático por parte de sus socios y mantienen su autonomía cooperativa. www.ovillan.com

5  Educación, formación e información

Las cooperativas proporcionan educación e información a las personas socias, a los representantes elegidos, a los cargos directivos y a los trabajadores que puedan contribuir de manera eficaz al desarrollo de sus cooperativas. Informan al público, especialmente a la juventud y a los líderes de opinión, de la naturaleza y beneficios de la cooperativa. www.estudiolinavila.com


6  Cooperación entre cooperativas

Las cooperativas sirven a las personas socias lo más eficazmente posible y fortalecen el movimiento cooperativo trabajando conjuntamente mediante estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales. www.collage-no.com

7  Interés por la comunidad

Las cooperativas trabajan para conseguir el desarrollo sostenible de sus comunidades mediante políticas aprobadas por su tejido social.www.isidroferrer.com (información recogida de FEVCTA federación valenciana de trabajo asociado ). 2.017

A pesar de toda esta lirica literaria no deja de ser cierto que una cooperativa no es más que una forma de empresa, dentro de una sociedad capitalista y su formato jurídico no garantiza nada en si mismo, es más sigue siendo una dificultad para la organización de iniciativas colectivas y autogestionados por poner un ejemplo lo pesimamente contemplado en su legislación su papel como empresa y como asociación o el tema de socios y asociados.

Aun así consideramos que sigue siendo la mejor forma de formalizar una unidad de producción en clave autogestionaria.

INICIATIVAS DE EMPLEO COMUNITARIAS

Las iniciativas de Empleo comunitarias no son una propuesta privada sino una opción publica y social. Podríamos nómbralas como un proyecto social y comunitario de lucha contra el desempleo, el empobrecimiento y la exclusión, partiendo de la economía social y la participación ciudadana, utilizando los servicios públicos como una de sus líneas de desarrollo. En definitiva, planteamos a la ciudadanía gestionando un servicio público de una forma directa, y haciendo de esta gestión una lucha contra la exclusión, y ésto, era justo lo contrario del volver a la vieja formula de contratación directa que no es más que una tapadera del clientelismo ancestral en la relación entre la administración y la población.

La transformación social es consecuencia de la concreción de valores como solidaridad, justicia social y participación ciudadana, y de una visión de la economía que va más allá de la rentabilidad financiera. De forma que cuando se plantee el problema de la socialización en el campo productivo no se confunda sociedad con estado, o con administración, con ayuntamentalización. Ayuntamentalización, porque el ayuntamiento no es más que el ente administrativo del municipio, y si tiene que tener un papel, que éste sea el de impulsor y supervisor administrativo, pero no necesariamente el ejecutor de las políticas sociales y de empleo. Estas visiones, o bien neoliberales o bien intervencionistas, es algo que separa a la izquierda institucionalista de los movimientos sociales.

El Parke 10 de Abril 2016

Tomado de:

  • “Economía social y participación” (septiembre 2002)
  • “La cooperativa que marca la historia 1995-2005: kolectivos del parke, 20 años”
  • “Desde el parke frente a la crisis social” (2009)

LA MUNICIPALIZACION COMUNITARIA LA ECONOMIA SOLIDARIA Y LA RENTA BASICA DE LAS IGUALES

Este Plan de Empleo comunitario se enmarca en un escenario de transito hacia la des-mercantilización y des-monetarización de los hay llamados servicios municipales.

La municipalización comunitaria, la economía solidaria y la renta básica de las iguales serian los vehículos imprescindibles para caminar en este espacio que se mueve en el deseo y el impulso de la des -estatalización de lo publico, pero esto ya es otra historia, por hay ya se nos ha ido bastante la olla.

El Parke octubre del 17

Etiquetas: