Rescate a la banca, robo a la ciudadania

Solapas principales

EN POCAS PALABRAS. ¿EN MANOS DE QUIEN ESTAMOS?

15-M RONDA.- 

Desde que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero empezó a rescatar entidades financieras se han destinado casi 77.000 millones de euros a la banca privada. Y eso que dijeron…“Me gustaría especificarlo muy claramente, aquí no hay un coste para los contribuyentes españoles”. Esta es sólo una de las frases que repitió el Gobierno (esta en concreto es de Luis de Guindos) cuando se aprobó el rescate europeo a la banca española para dejar muy claro que "no costará ni un euro". Hoy el Banco de España pone las cifras sobre la mesa y sus cuentas son muy diferentes: el Estado perderá finalmente 60.600 millones de euros, o dicho de otra manera, a cada ciudadana, ciudadano del Estado Español nos va a costar 960 euros, esto es, perderemos 8 de cada 10 euros del rescate.

De las grandes economías europeas, España tiene la “deshonra” de ser la que más dinero público ha perdido en el rescate de la banca, un 4,3% de su Producto Interior Bruto. Y para colmo, hay países como Gran Bretaña, Holanda y Francia que recuperaron lo prestado y más los intereses.

En España, las cantidades que recibieron las 14 entidades financieras socorridas desde 2009 suele diferenciarse entre lo aportado por dos instituciones, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que se creó en 2009 bajo la presidencia de Zapatero y supone capital público, y el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que es capital privado.

Sin embargo, el Tribunal de Cuentas aseguró en enero de este año que, hasta 2015, el rescate había costado 122.122 millones de euros, cantidad muy distinta a los 77.000 millones de euros que maneja el Banco de España.

La diferencia se debe a que el Tribunal de Cuentas incluye la totalidad de avales concedidos por el FROB. Pero según el consultor y analista financiero Alejandro Inurrieta, “los avales técnicamente es un dinero que el Estado no podría gastar, que tendría que tener comprometido para el caso de que hubiera que ejecutarlo”.

Gran parte del rescate bancario nunca ha estado reflejado en las estadísticas oficiales. Tanto el Gobierno como la Unión Europea y el Banco Central Europeo han participado, no en el nombre nuestro, en el salvamento de un sector que disfrutó de unos beneficios récord en los años de bonanza e incurrió en “prácticas abusivas y de riesgo sistémico”.

Estos son los cálculos del Banco de España recogidos en su libro blanco 'Informe sobre la crisis financiera y bancaria en España, 2008-2014', con el que quiere completar la información de la crisis del sector financiero, que ha sido uno de los motivos por el que la deuda pública española se disparó hasta superar el 100% del PIB durante la crisis/estafa. De hecho, el coste de las ayudas financieras no deja de aumentar y en 2016 el Estado destinó en torno a 3.000 millones de euros para apoyar a las entidades nacionalizadas.

La mayoría de las entidades que recibieron ayudas públicas ya están rescatadas, saneadas y vendidas, por lo que el Estado ya sabe que no recuperará ni un euro más de lo que haya podido conseguir hasta ahora. En total son casi 47.200 millones de euros que ya se pueden dar por perdidos, pase lo que pase.

El informe del Banco de España sobre la crisis del sector financiero huye de analizar quiénes fueron los culpables de que el Estado vaya a perder en torno a 60.600 millones de euros. A nadie responsabiliza.

Mientras, los cinco grandes bancos nacionales (Santander, ya con Popular, más BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankia) han ganado en el primer semestre de este año 7.726 millones de euros, un 20,5% más que hace un año, en un país con una pobreza que afecta a 10.382.000 personas, se ha producido en términos reales una reducción del 30% de la inversión pública, lo que se ha traducido en un intenso recorte de la inmensa mayoría de los servicios públicos y en las prestaciones sociales.

Así, las administraciones públicas dejaron de gastar 1 de cada 3 euros en 2014 en comparación con 2009 en inversión y salarios de los empleados públicos. En esta crisis/estafa se ha pretendido reducir el papel del Estado al mínimo, reducir, deteriorar, privatizar, los servicios públicos. Más que un Gobierno de España, es un Gobierno de las personas accionistas de la Banca.

 

Etiquetas: