Reparto de la tarta de los recortes en Barakaldo

Solapas principales

fotoPor unos presupuestos más solidarios y unos servicios sociales dignos.

El pasado lunes 30 de mayo por la mañana se ha realizó una movilización ante el Departamento de Acción Social del Ayuntamiento de Barakaldo para denunciar los recortes contemplados en el borrador de presupuestos presentado por el equipo de gobierno.

El cual congela, para este año 2016, en 960.000 euros la partida destinada a las Ayudas de Económicas Municipales; es decir, la misma cantidad destinada a estas prestaciones en 2015.

  • Esta decisión se adopta por el gobierno municipal cuando ha aumentado en un 15% el número de solicitudes de ayudas de emergencia. Lo cual no es de extrañar. Año tras año se produce un incremento de solicitudes. Así, en los últimos 4 años, se ha producido un aumento del 44% de las familias del municipio que vieron concedida una ayuda social.
  • Hay que recordar que el pasado año 2.005 familias solicitaron una ayuda económica al consistorio fabril. De las cuales 261 (que representa el 13% de familias solicitantes) no recibieron ningún tipo de ayuda; y 978 (el 50% de las familias) vieron como se reducía a la mitad la asignación económica a la que tenían derecho. Todo ello bajo la excusa de “por falta de presupuesto”. Lo cual demuestra que los 960.000 euros consignados en 2015 fueron totalmente insuficientes.

Murrizketarik EZ!!!

A esta política de recortes le debemos añadir la decisión adoptada hace mes y medio por el Departamento de Acción Social de reducir a percibir por las familias barakaldesas en este año 2016. En concreto, en un tercio la asignación económica para hacer frente al pago de alquileres o hipotecas; en un 17% para los gastos sanitarios no cubiertos por Osakidetza; y un 10% para las necesidades consideradas básicas: alimentación, vestuario, educación…

Comunicado
Este lunes se desarrolla una iniciativa ante el Departamento de Acción Social del Ayuntamiento de Barakaldo con el ánimo de denunciar los recortes contemplados en el borrador de presupuestos presentados por el equipo de gobierno para este año 2016.

fotoPor este motivo, varias diversas personas ataviadas con el atuendo de pasteleros entregarán en el registro del área de acción social la tarta comestible de los recortes sociales. Tarta con la leyenda sobreimpresa de “No a los recortes sociales. Murrizketarik EZ!”; y estampado el logotipo de la señal de prohibido, con unas tijeras en su interior.

Trozos de la misma –además, de decenas pasteles- serán repartidos a quienes se acerquen esa mañana a realizar algún tipo de gestión; o entre las personas viandantes.

Esta iniciativa surge con el ánimo de denunciar los recortes contemplados en el borrador de presupuestos presentado por el gobierno municipal. El cual congela, para este año 2016, en 960.000 euros la partida destinada a las Ayudas de Económicas Municipales; es decir, la misma cantidad destinada a estas prestaciones en 2015.

Esta decisión se adopta desde el consistorio cuando ha aumentado en un 15% el número de solicitudes de ayudas de emergencia. Lo cual no es de extrañar. Año tras año se produce un incremento de solicitudes. Así, en los últimos 4 años, se ha producido un aumento del 44% de las familias del municipio que vieron concedida una ayuda social.

Hay que tener en cuenta que el pasado año 2.005 familias solicitaron alguna prestación económica. De las cuales 261 (que representa el 13% de familias solicitantes) no recibieron ningún tipo de ayuda; y 978 (el 50% de las familias) vieron como se reducía a la mitad la asignación a la que tenían derecho. Todo ello bajo la excusa de “por falta de presupuesto”. Lo cual demuestra que los 960.000 euros consignados en 2015 fueron totalmente insuficientes.

A esta política de recortes le debemos añadir la decisión adoptada hace mes y medio por el Departamento de Acción Social de reducir a percibir por las familias barakaldesas en este año 2016. En concreto, en un tercio la asignación económica para hacer frente al pago de alquileres o hipotecas; en un 17% para los gastos sanitarios no cubiertos por Osakidetza; y un 10% para las necesidades consideradas básicas: alimentación, vestuario, educación…

Con estos datos queda clara la apuesta por los recortes sociales por parte de la Alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo. Recortes que no vemos en la asignación dedicada para las retribuciones de Alcaldesa, corporativos y asesores municipales; para los cuales se destina 2 millones de euros (1.989.071).

Etiquetas: