Rajoy: "Hemos superado la crisis económica"

Solapas principales

EN POCAS PALABRAS. DESMONTANDO MENTIRAS

15-M RONDA.-

Según el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ya no hay crisis y la ciudadanía española tienen un nivel de vida mejor que en años anteriores gracias a su magnífica gestión al frente del PP. Aunque quizás lo que quiso decir es que los que representan al Partido Popular y sus familiares y amigos viven a todo confort y para ellos nunca ha existido crisis alguna, puesto que representan los intereses de los corruptos y poderosos económicamente, en un país infectado por la corrupción de grandes empresarios, banqueros, y políticos con excesivas aspiraciones económicas, que fomentan la desigualdad social y económica, en una España que pretenden que sea para una minoría de gente privilegiada dejando al margen a los que se empobrecen a costa de sus malas políticas, que en realidad son una amplia mayoría.

El 7º Informe del “El Estado de la Pobreza” 2017 de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, nos descubre las verdades que oculta el Gobierno del PP con la recuperación de la crisis/estafa. El empobrecimiento real de la población ha sido mucho más acusado que el mostrado por los datos estadísticos oficiales. Si en el año 2009, se consideraba pobre a todas aquellas personas que vivían en hogares cuyos ingresos eran inferiores a 739,7 euros por unidad de consumo, y si en este año sólo se toman en cuenta aquellos con ingresos inferiores a 684 euros, todas aquellas personas cuyos ingresos están entre 684 y 739 € mensuales han dejado técnicamente de ser pobres, pero sin haber experimentado mejora alguna en sus condiciones de renta.

A pesar de la recuperación macroeconómica, en el año 2016, un total de casi 13 millones (12.989.405 de personas), que suponen el 27,9 % de la población residente en España está en Riesgo de Pobreza y/o Exclusión Social. Cuando hay crisis, los daños comienzan siempre por la población empobrecida y, cuando se controla, es la última en beneficiarse. Desde el año 2008, el número de personas en riesgo de pobreza se ha incrementado en más de 1.242.000.

El grupo de adultos jóvenes entre 16 y 29 años es el más afectado, con un 29,6%. El segundo es el de los menores de 16 años, que llega al 28,8%. Además, el 42,2% de las personas que viven en hogares monoparentales están en riesgo de pobreza.

Además, el 6,4 % de la población, que vienen a ser más de 2,9 millones de personas, viven en pobreza severa, esto es, viven en hogares cuyo total de ingresos por unidad de consumo es inferior a 4.104 € al año (342 € al mes).

Sin embargo, no es el desempleo lo que lleva a la pobreza, pues sólo el 31,4 % de personas que viven en la pobreza está en paro. Aunque el 14,9% de la población de entre 0-59 años (5.265.263) personas) viven en hogares con muy poco empleo.

La mitad del total de las pensiones, 4.716.000, están bajo el umbral de la pobreza (inferiores a 684€ mensuales): de ellas, el 40% de las pensiones son de jubilación, el 70% de las pensiones de viudedad y casi el 90% son de orfandad.

La renta media española fue de 10.708 € en 2016. Las más elevadas corresponden al País Vasco y Navarra, respectivamente con 14.345 € y 13.408 € de renta media, y Cataluña, Comunidad de Madrid, Baleares y Asturias, con cifras entre 12.000 € y 13.000 €. Por el lado contrario, las más bajas se registran en Murcia y Andalucía, con rentas medias en torno a los 2.400 € por debajo de la media nacional.

La desigualdad que existe, en términos de pobreza y/o exclusión social, entre los distintos territorios en España es mayor que la que existía antes de la crisis y, paradójicamente, su incremento se ha producido en estos últimos años que son, precisamente, los de la llamada “recuperación”. El 10% más rico de la población obtiene aproximadamente la misma renta total que la mitad de la población de España.

Mientras los éxitos de las políticas de los gobiernos sean medidos en magnitudes puramente macroeconómicas (PIB) y no en términos de bienestar y condiciones de vida de las personas, la eliminación de la pobreza será un objetivo secundario.

La mayoría de la ciudadanía que tiene dificultades para llegar a final de mes, alguna de ella incluso trabajando, debe sentir indignación al escuchar la afirmación del actual presidente del Gobierno, quien afirma que ya hemos llegado al nivel económico previo a la crisis.

 

 

Etiquetas: