Islandia desmonta los falsos mitos de la brecha salarial entre hombres y mujeres

Solapas principales

En pocas palabras. Sí se puede. 15-M RONDA.-  Un Informe del Foro Económico Mundial advierte de que la brecha de género se sitúa a nivel mundial en el 59%, la mayor tasa de desigualdad desde 2008. España se sitúa en el puesto 29 del ranking de Igualdad de Género en el que participan 144 países. Las proyecciones basadas en los datos del Informe Global de la Brecha de Género 2015 apuntaban a que la brecha económica podría cerrarse en un plazo de 118 años, esto es en el año 2133. Sin embargo, este progreso se ha invertido desde entonces y el periodo se amplía a 170 años, lo que supone hasta el año 2186. Pero, Islandia que es uno de los países más avanzados en materia de igualdad, ha prohibido por ley la ilegalidad de las diferencias salariales y ha decretado que un mismo trabajo debe obtener una misma remuneración sin importar el sexo, la identidad de género, el grupo étnico, la identidad sexual, la nacionalidad o la religión.

Islandia se convierte en el primer país en volver ilegal la brecha salarial entre hombres y mujeres. Islandia es el primer país en el mundo en legalizar la remuneración igualitaria, castigando la diferencia de sueldo entre hombres y mujeres; ahora les exige a las empresas y entidades gubernamentales la paridad salarial. Lo que siempre había sido así, la brecha salarial de género, se puede cambiar y lo están cambiando en Islandia.

Hace más de medio siglo Islandia lucha por cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres. Durante este tiempo las mujeres en Islandia ganaban 20 por ciento menos que los varones. De acuerdo con la Asociación Islandesa por los Derechos de la Mujer, se pretendía acabar con la desigualdad de salarios desde 1961. En 1975, el 90% de las mujeres del país secundaron una huelga general en la que exigían igualdad de género en derechos sociales.

La reforma laboral, en Islandia, fue votada en marzo del 2017 y entró en vigor el primero de enero de este año. Con esta nueva ley se busca erradicar por completo la brecha salarial para el año 2022. La nueva ley obliga a las empresas con un mínimo de 25 empleadas/os a obtener un certificado oficial para que obedezcan la reforma de igualdad salarial.

¿Y por qué Islandia ha conseguido eliminar la brecha salarial? Tal vez, porque es uno de los pocos países con una mujer al frente de su parlamento, el cual tiene un 38 por ciento de mujeres. Desde noviembre de 2017, Katrín se convirtió en la primera ministra; siempre ha sido conocida por su discurso feminista, por buscar disminuir el cambio climático, y ha propuesto aumentar el gasto público en salud y educación.

Islandia se ha convertido en el primer país en prohibir por Ley que los hombres puedan cobrar más que las mujeres en trabajos de la misma categoría. Y para ello, el gobierno someterá a auditorías a las compañías, estableciendo sanciones para las que incumplan las medidas y exigiendo a todas un “certificado de igualdad salarial.

La desigualdad de género es uno de los mayores retos sociales del siglo XXI. Gobiernos e instituciones luchan sin cesar para reducir la brecha entre ambos géneros, tanto en el plano económico como en el social. No obstante, un nuevo informe del Foro Económico Mundial advierte sobre la ralentización en la efectividad de las medidas aplicadas para la desigualdad de género, y declara a Islandia el número uno en materia de equidad.

En vistas hacia el futuro, el Foro Económico Mundial advierte que el lento avance hacia la igualdad de género, especialmente en el ámbito económico, supone un riesgo especial. Según sugiere, es posible que muchos de los trabajos que emplean a una mayoría de mujeres sean los más afectados por la era de la abertura tecnológica.

Mientras que en España, las mujeres cobran, a día de hoy, lo que los hombres ganaban hace una década y deberán trabajar cincuenta días más al año para igualar sus nóminas. El salario medio de los hombres se sitúa en 20.000 euros. El de las mujeres, en 11.000 euros. Una falta de igualdad de género que no está condicionada por los niveles de formación. De seguir a este ritmo, no será hasta 2133 cuando esa brecha se cierre definitivamente en nuestro país.

El pleno del Congreso aprobó en septiembre del año pasado una moción de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea por la que se insta al Gobierno a poner en marcha las medidas necesarias para corregir la desigualdad retributiva entre hombres y mujeres.

El éxito de Islandia se puede atribuir a que las mujeres asumen el poder y crean alternativas a las “verdades” dominantes masculinas y hacen visibles las realidades invisibles de las mujeres, sobre todo las prácticas discriminatorias, incluido el acoso y el abuso sexual. Islandia ha desmontado los falsos mitos sobre la brecha salarial.

 

Etiquetas: