La injusticia de la justicia, y/o la razón de la sin razón

Solapas principales

fotoEn pocas palabras ¿En manos de quiénes estamos?. 15-M Ronda.- El cambio de criterio del Tribunal Supremo respecto a quién debe abonar los impuestos de hipotecas obedece a que la banca tendría que desembolsar 4 000 millones de euros. Ésa es la “enorme repercusión económica y social”.

No nos engañemos: la justicia está del lado de los capitalistas ¡¡Qué gran error, haber rescatado a LA BANCA y no haberlo hecho con las personas deudoras¡¡ Estamos en guerra, esta no es una guerra convencional es una guerra del Estado contra la ciudadanía. Ya van más de 600.000 desahucios desde 2007 cuando empezó la Apocalipsis bancaria. La oligarquía ha conquistado, a base de sobornos, las estructuras del Estado y sigilosamente va sometiendo a la población con lavados de celebro inculcados por los medios de comunicación que controla.

Tras aumentar su descrédito público, el Tribunal Supremo, tras la polémica decisión de favorecer a los banqueros en su contencioso con los millones de firmantes de hipotecas, se estimaba que la banca podría tener que desembolsar hasta 4.000 millones de euros en reclamaciones de confirmarse la sentencia, según la agencia de calificación financiera Moody’s.

De ahí que en menos de que canta un gallo se paralizó dicha sentencia hasta nuevo aviso teniendo en cuenta, según una nota informativa del presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, Luis María Díez-Picazo, la “enorme repercusión económica y social” del fallo. Tal y como ya ocurriera con las cláusulas suelo, el Tribunal Supremo volvía a dar supuestos argumentos macroeconómicos para beneficiar los intereses de la banca.

En 2013, el Tribunal Supremo ya afirmaba que no se podía recuperar lo defraudado con la cláusula suelo por “riesgo de trastornos graves con trascendencia al orden público económico.” Fue entonces el Tribunal de Justicia de la Unión Europea quién tuvo que dictar una resolución que daba la razón a los clientes. En esta ocasión el Tribunal Supremo vuelve a esgrimir los mismos argumentos. La razón: la presión de la

banca que vio como sus 6 bancos del IBEX 35 perdían en total más de 5.463 millones de capitalización bursátil en una jornada ocasionando una caída del 1,2% del IBEX 35.

Por otro lado, miles de personas se concentraron el sábado 10 de noviembre frente a la sede del Tribunal Supremo, en Madrid, para reclamar una ley que obligue a los bancos a devolver el gasto en los impuestos ligados a la concesión de hipotecas, tras el cambio de criterio del Alto Tribunal.

La decisión del Alto Tribunal también ha llevado a la celebración, en capitales de provincia de toda España, concentraciones, caceroladas y otros actos de protesta ante sedes judiciales y en plazas céntricas. Estas movilizaciones han sido convocadas por Unidos Podemos e IU, así como por otras organizaciones políticas, sindicales, sociales y de consumidoras/es.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha pedido al Gobierno hacer una ley que reconozca “que a los españoles les deben dinero”. “Esta movilización tiene que servir para que el Gobierno y el resto de fuerzas políticas recapaciten y entiendan que hay que hacer una ley que vaya en la línea de lo que dijo la sala competente del Tribunal Supremo, que a las españolas y a los españoles les deben dinero y tienen derecho a cobrar”.

Israel Álvarez, secretario local de Podemos Valladolid, califica el decreto del Gobierno de Pedro Sánchez, que obliga a la banca a pagar este impuesto a partir de ahora, como “insuficiente”. “Si los jueces han dicho que es injusto que este impuesto lo haya pagado la gente, lo que sería justo es que la gente tuviera un mecanismo para recuperar el dinero de ese impuesto”.

“Aberrante”, “bochornosa” e “inaudita”. Estos son los adjetivos que las dos principales asociaciones de consumidores de España, Facua y la OCU, han empleado al conocer el cambio de criterio del Tribunal Supremo que estableció que es el cliente quien tiene que pagar el impuesto de actos jurídicos documentados de las hipotecas. Esta decisión llega después de dos semanas de espera, durante las cuales la sentencia de la sala tercera de lo Contencioso-administrativo del 16 de octubre, dictaba que tenía que pagarlo el banco, pero todo se quedó en el aire. De esta manera, ¡la Banca hipoteca a la Justicia!

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
En pocas manos
En pocas manos
En pocas manos

Etiquetas: