Crónica del viaje a Alemania - DESDE PONT SAINTE MAXENCE UN DIA DE LUNA LLENA

Solapas principales

Pues si, baladrinas y amigas, la LUNA esta dando una linda luz por estas tierras de Picardie. Son las once de la noche de un sábado, 18 de Junio. Acabamos de llegar de un día intenso a la casita de Claire. Una casa de campo o mas bien de pueblo francés de lo que llaman del norte de este inmenso país, que como dice ZialdoKA esta en medio de todo. Nuestro informático es un enamorado de Alemania y siempre le sobra Francia para llegar prontito a su Berlín querido.

Con las teclas una va recordando el inicio de este viaje baladrino. Todo empezó días atrás, el 16 de junio, dos días atrás, cuando los astros nos la jugaron, para variar. Vamos por pasos. A las 10 de la mañana se suponía/preveía que Aida y Roberto tomaban un coche en Málaga por Amovens, pero lo dicho, los astros se cruzaron y terminaron saliendo de Málaga a las doce pasaditas. Mientras en Madrid, Manolo iba terminando la reunión con CGT y EeA, con sensación de cierta sorpresa, había llegado un sms…, Aida y Roberto le anunciaban que no llegaban hasta las cuatro de la tarde como muy pronto.

Como suele suceder en estas circunstancias, la improvisación es la salida natural, con cierta imaginación se reajusta todo. De manera que Manolo se va solita para Salamanca a las 15h, el objetivo dejarle la baladrina a Emiliano y llevarse su coche, más nuevo y amplio. Hasta las cinco y media la idea era tomar a Aida y Roberto en Valladolid, que llegaban en tren, se suponía, desde Madrid. Pero nuevo cambio de planes, ante la cruda realidad, NO existen billetes a Valladolid, desde Madrid a precios populares y como muy pronto, llegarían a las nueve de la noche.

De nuevo cambio de planes y a viajar en ALSA toda la noche, en dirección Irun. A donde llegan Aida y Roberto, a las 7 de la mañana, recogiéndoles Ruth con su cochecito y a descansar unas horas, hasta la llegada de Manolo a las 12:30 a la casa de Ruth, en Hondarribia.

Con este inicio, ya todo se podía esperar. Tras una comida casera cerca de la Plaza Roja de Mosku, las cinco nos subimos a la baladrina adoptiva, un cochecito grande, amplio, que nos hacía sentir cómodas encima de las cuatro ruedas. Casi sin darnos cuenta teníamos a ZialdoKA de chófer/mugalari, que termina sacándonos por Hendaia, por carreteras nacionales, ante la cola de entrada en Biriatu, a la autopista dirección a Francia. Aquello seguía de improvisación en improvisación, hasta llegar a la autopista dirección a Bourdeaux. ZialdoKA seguía al volante, adaptándose a un coche moderno, todo un reto, como evitar controlar las altas velocidades de esta maquinita nueva de Emiliano.

Y así sucedió: sorpresa!!!, un atasco de campeonato antes de Bourdeaux, las pantallas hablaban de horas para recorrer diez kilómetros. Pasaba una hora y poquito a poco, llegamos a las dos horas de atasco y circulación lenta. A menos de tres kilómetros de entrar en la ya famosa, para nosotras, de la A-10, dirección París, cambiamos de pilota, si de repente nos vimos sorprendida por una Fitipaldi, que hacia lo imposible para recorrer en menor tiempo posible una distancia que marcaban las señales como 571 km, hasta PARÍS.

Pasaron cuatro horas conducidas por la súper-pilota de Ruth López, marcando el reloj las diez de la noche y estábamos a 160 KM de nuestro destino final y a unos setenta y muchos de París. De nuevo cambiamos la persona que conduce la nueva baladrina y le toca a Manolo pasar por la enorme ciudad dirección A-1, sin perder de vista el cartel de Lille.

Para la una de la mañana, llegábamos a: PONT SAINTE MAXENCE, pero todo no podía salir bien, ahora nos faltaban las señas de Claire. Pero la luna nos ayudo y zas sonó el celular de Roberto era ella, la amadísima Claire, que sin conocerla ya todas deseábamos encontrarla y mas aun su casita para descansar. Nos da las indicaciones y a la segunda, pues era previsible equivocarnos, tras una nueva llamada de Claire, zasssssssssss, llegamos a la casa. Bajamos las cosas, tras aparcar dentro de la finca. Ella tenia todo preparadito, colchones, todas con camas para dormir; alucinante la sensación de relax/tranquilidad, quedando para el día siguiente para desayunar juntas.

ECHANGES POUR UNE TERRE SOLIDAIRE.

El día 18 de de este Junio, sábado, fue nuestro día de la tierra. Fuimos despertándonos en casa de Claire y antes de las nueve ya estábamos alrededor de la mesa de la cocina de charla animada y tomando nuestro desayuno completito, con bollería recién traída por nuestra anfitriona. Después una visita a la parte trasera de la casa, donde esta ubicada una casita de madera muy especial, recordándonos esas casas ecológicas que conocimos en las Américas, años atrás. Un espacio dedicado a la meditación, la relajación, estar tranquilita con una y con la naturaleza. Nos asombra la construcción pero sobre todo los cientos de maderitas que hacen la fachada, en su forma redondeada con sus siete lados, que ayudan a conformar el aparente circulo.

Hacia las diez y media, dábamos nuestro paseo camino de la sede/casa de ECHANGES POUR UNE TERRE SOLIDAIRE (en castellano : INTERCAMBIOS PARA UNA TIERRA SOLIDARIA). Fueron quince minutitos de andar por las calles de Point Sainte Maxence, disfrutando de las explicaciones de Claire, que si las vallas delante de todas las Escuelas de Francia, tras los atentados de meses atrás, que si el Bosque enorme donde ella y muchas vecinas salen a perderse de manera figurada, cuando sube la tensión vital, etc. Casi sin darnos cuenta llegamos a la casita del colectivo que nos acoge, allí estaba Mari Paula, una mujer que trabaja en el grupo/Iniciativa desarrollando programas de formación en centros escolares sobre la importancia de alimentarnos bien, poniendo en valor los alimentos ecologicos, los de circuito corto y temporada. A la cabeza nos vienen la gente del Huerto Dignidad de Málaga, las compitas de ASDECOBA de Salamanca y por supuesto las de Verde Terra de Xátiva, Baladrinas que tanto hacen por mejorar sus alimentaciones y las de muchas mas.

Comenzamos la visita a la sede de Echanges pour une Terre Solidaire, recorriendo sus habitaciones/despachos y la cocina lugar central para este colectivo. Así como el Garage que nos cuentan que sirve de espacio para el Grupo de compra de alimentos, allí todas las semanas los campesinos llevan parte de su producios y las personas del Grupo la distribuyen en cajas de rica comida. Ya aclaran su enfado o disgusto ante el termino de grupos de consumo, que es eso de grupos para consumir y tomamos nota del cuestionamiento, aquí se llaman AMAP, los mal llamados grupos de consumo de nuestros entornos.

Antes de las once de la mañana ya estábamos escuchando las explicaciones sobre el grupo anfitrión, su historia y actividades : por una alimentación sana y responsable.

Al rato llegan las amigas de la ciudad cercana de CREILLE, son del grupo del Centro Social Georges Brassens, son tres mujeres que llegan dos de ellas con dos bandejas de pastelitos árabes. De seguido una de las personas responsable de la iniciativa de nombre Catherine nos comienza a relatar sus origenes, historia y actividades actuales. Ellas están en el Barrio de PLATEAU de la ciudad de Creille, que seria para entendernos el barrio baladrino del lugar, con poblacion precarizada, donde conviven gentes de cien nacionalidades diferentes. Para ellas es importante la centralidad de su trabajo cotidiano que no es otra que : ASUMIR LA IMPORTANCIA DE LA RIQUEZA QUE IMPLICA SIEMPRE LA DIVERSIDAD. De una ciudad de 36.000 habitantes en este Barrio conviven 11.000 personas, es el territorio de las precariedades y el empobrecimiento, que tanto conocemos las baladrinas. Catherine avanza en su relato y con la traducción de Claire vamos tomando constancia de esa realidad y de como la afrontan nuestras amigas. De repente somos conscientes de que las acompañantes de Catherine que llegaban con las bandejas de dulces están de ramadan, sin comer y sin beber, y ellas nos acompañan alrededor de una mesa con bebidas y comida. Tras la charlita explicativa, quedamos en seguir enredándonos, pero antes las fotos de rigor. Las despedimos y comenzamos una interesantísima actividad/taller con Marie Paule dirigiéndonos en la realización de unos rollitos de primavera sanísimos y sabrosísimos, con tortitas finas de arroz de Vietnam, casi nada. Allí nos teníais que ver en plena elaboración de los rollitos. Ya para entonces nos acompañaban Jesús, Sylvie y la presidenta…….. de Echanges pour une Terre Solidaire. Fue terminar la el tallercito de rollitos y ponernos a comer juntas.

La tarde nos tiene preparado una visita a una Iniciativa Ecologista importante, a mas de diez kilómetros. de Point Sainte Maxence. Allí llegamos siguiendo el coche de Claire, es un decir, intentándolo y perdiéndonos en el intento; menos mal que el teléfono de Roberto nos fue salvando de estas situaciones limite, gracias a las llamadas de auxilio. La huerta esta encharcada y no podemos entrar en ella, son once hectáreas en agroecológico y parte de las, casi una hectárea bajo plástico. Allí nos enseñan el tren de lavado de los alimentos, con sus cintas que nos sorprenden, todo es muy grande para nosotras que tenemos otros tamaños de agroecológico de referencia. Pegado al espacio de la cinta y limpieza, una enorme cámara frigorífica acoge cientos de toneladas de producto ecológico, que se guarda en condiciones para las cuatrocientas cajas de alimentos semanales de los próximos meses, si mas de 400 cajas semanales para esos grupos de AMAP. Por las tierras de la finca van sueltos caballos y yeguas, al igual que una cabra graciosilla que no para de querer comer todo lo que olisquea. Para las siete de la tarde comienza el encuentro/reunión con personas de grupos e iniciativas sociales de la comarca. Son personas con años de activismo, inmersas en luchas diferentes, todas socio-políticas y muy vinculadas a la tierra la alimentación sana/agroecológica y de cercanía. Pero sobre todo solidarias con las emigrantes y refugiadas, cómplices de luchas en los barrios periféricos, contra la precarización de la vida y el racismo. Nos gusta resaltar al grupo: NO SIN NOSOTRAS, así como el más conocido para nosotras de VÍA CAMPESINA o las de DETERMINANTE, entendemos que todas están en diferentes grupos de AMAP. También están personas de los Círculos del Silencio, de Attac y de Terre de Liens.

De poquito se van presentando todas las asistentes (17) y de seguido hacemos lo mismo las baladrinas. Tras dos horas largas de charlita, nos ponemos a cenar juntas, con los alimentos que cada una de ellas traían. Fue un cenar con charlitas distintas, tomando nota de nuestros correos, concretando voluntades de reenontrarnos/enredarnos y ya para las diez y media, recogiendo el espacio, limpiando enseres y armando una caja de excedentes que serán nuestra comidita del día siguiente.

Ya de regreso para casa de Claire pasamos por un pueblo en fiestas, hasta saludamos al grupo que alegremente toca una pieza de Jazz, mientras la gente les escucha en la acera de enfrente y nosotras pasamos por el medio. Nos llama la atención la cantidad de gente que acude a la fiesta, pero no era nuestra noche de fiesta, así que seguimos viaje hasta la casita de Claire.

Fue llegar y concretar todas las tareas para el día siguiente y echarnos a descansar que nuestros cuerpos cansados bien lo necesitan.

Con todo despedimos a la LUNA llena y a la naturaleza que nos rodea. Mañana mas y mejor.

fotofotofotofotofoto

Etiquetas: