Contra los desahucios, en el contexto del cuarto aniversario del suicidio Amaia Egaña

Solapas principales

fotoEn el contexto del cuarto aniversario del suicidio de la vecina Amaia Egaña cuando iba a ser desahuciada de su vivienda en el barrio barakaldés de Urban. El pasado lunes 7 de noviembre se ha desarrollado  una movilización ante las 2 viviendas municipales de las cuales fueron desalojadas 3 familias este verano, por parte del equipo de gobierno municipal.

Hay que tener en cuenta que desde ese 9 noviembre del año 2012 se han producido 900 desahucios en Barakaldo. Cabe destacar que el 60% de los desalojos son de pisos en régimen de alquiler.

La entidad con mayor número de desalojos hipotecarios es Kutxabank (el 40% de los mismos); seguida muy de cerca por La Caixa/CaixaBank (entidad que impulsó el desahucio de Amaia Egaña). Con la mitad de casos están los bancos Popular y Santander; y por detrás Caja Laboral, BBVA y Bankia.

Las instituciones no se quedan a la zaga a la hora desalojar a las familias que peor lo están pasando: en la CAPV Alokabide (sociedad pública de alquiler de vivienda social) ha desahuciado a 57 familias en estos últimos meses.

Comunicado

Iniciativa ante la Alhóndiga de Barakaldo para denunciar la política de recortes y desahucios del equipo de gobierno. Un ejemplo es el desalojo este verano de 3 familias que venían residiendo en 2 viviendas municipales de este edificio. En concreto, una de las familias tiene un empleo precario en una contrata del Metro y Euskotren; con 3 menores a cargo, y edades inferiores a los12 años.

Viviendas que después de estar varios meses tapiadas serán utilizadas de forma provisional como recurso para las personas sin techo de la localidad hasta la apertura del albergue permanente en los bajos del Polideportivo Lasesarre. Pero después de 4 meses estos pisos municipales volverán a estar vacíos y tapiados ya que no existe ningún proyecto de acceso y uso para los mismos.

Esta protesta se realiza en el contexto del cuarto aniversario del suicidio de la vecina del municipio Amaia Egaña, cuando iba a ser desahuciada de su vivienda en el barrio barakaldés de Urban. Esto concitó una de las manifestaciones más multitudinarias acaecidas en el municipio. En tan sólo unas pocas horas cerca de 20.000 personas salieron a la calle. Miles y miles de personas exigieron ese día medidas inmediatas contra los recortes y los desahucios

Desde ese día se han ejecutado 900 desahucios en Barakaldo. Desahucios que no son producto de la casualidad. Siendo consecuencia directa de los recortes aplicados por las diferentes instituciones. Recortes que conllevan paro, precariedad y marginación social a amplias capas de la población.

Pasados cuatro años se sigue igual o peor en la localidad antaño fabril: aumenta el número de personas en paro que no perciben ningún tipo de subsidio o prestación (el 69%); los índices de pobreza severa alcanzan ya al 10% de la población; y cada vez son más las familias que acuden a la Cruz Roja, Cáritas o el Banco de Alimentos para poder subsistir: en lo que llevamos de año 6.500 personas.

Por este motivo, y coincidiendo con el cuarto aniversario del suicidio de Amaia Egaña, el miércoles 9 de noviembre se realizará una concentración ante el Palacio de Justicia de Barakaldo -de donde salen todas las órdenes de desahucio para la localidad y comarca de Ezkerraldea- bajo el lema “Barakaldo a más… Paro, precariedad, recortes y desahucios. Murrizketarik EZ!”.

Los datos nos muestran que la entidad con mayor número de desalojos es Kutxabank; seguida muy de cerca por La Caixa/CaixaBank (entidad que impulsó el desahucio de Amaia Egaña). Con la mitad de casos están los bancos Popular y Santander; y por detrás Caja Laboral, BBVA y Bankia.

Las instituciones no se quedan a la zaga a la hora desahuciar a las familias que peor lo están pasando. En concreto, en la CAPV Alokabide ha promovido el desalojo de 57 familias de las viviendas en régimen de alquiler social en las que residían. Lo mismo se puede decir del Ayuntamiento de Barakaldo: desaloja a 3 familias de 2 viviendas municipales.

A través de las diferentes actividades que contra el paro, la precariedad y la pobreza se impulsarán en los próximos días se pretende denunciar la sangría de desahucios y recortes aplicados por las diferentes administraciones que intervienen en el municipio: consistorio, Alokabide, Lanbide. Además, de exigir…

  • El derecho de todas las personas a acceder a una vivienda digna. Paralización de todos los desahucios de manera inmediata y definitiva.
  • El Ayuntamiento, y los grupos políticos en él representados, deben rechazar -y evitar- los desahucios en el seno de los órganos en los que están representados, cómo es el caso de Kutxabank; responsable del 40% de las ejecuciones hipotecarias efectuadas en la localidad.
  • Apuesta por la vivienda en alquiler social; y la dotación de un parque de viviendas municipales para el realojo inmediato de las familias desahuciadas.
  • Incrementar la partida presupuestaria destinada a las “Ayudas Económicas Municipales”; a la par que se eliminan los recortes aplicados al acceso y cuantías de estas prestaciones.

Colectivos sociales y sindicales de Barakaldo:
Asamblea Parad@s Barakaldo, Berri-Otxoak, Centro Asesor de la Mujer “Argitan”. ELA, LAB, ESK y CNT.

Etiquetas: