Baladrinas en Brasil. Crónica número cero: los previos, cuidar el viaje, valorizar el proceso

Solapas principales

fotoHasta tres encuentros para buscar los billetes más económicos y encajar las necesidades y circunstancias de cada una. Dos reuniones más para preparar el viaje, listando y repartiendo tareas. Búsqueda de contactos, pesquisas, lecturas previas, selección de materiales.

Hoy me doy cuenta de que el viaje empezó hace dos semanas. Y por eso quise empezar esta ronda de crónicas sobre el viaje de las baladrinas a Brasil hablando de los trabajos invisibles. Hacer un ejercicio de visibilización de todo lo que sostiene cada proyecto, cada actividad y la vida misma.
Con tantos preparativos, el tiempo no nos llegó para profundizar en cuales son nuestras expectativas, necesidades, deseos y prioridades para transitar de forma sana las cuatro semanas que estaremos juntas. Para construir equilibrio entre cuidarnos y cuidar a las otras. Porque son muchos días y horas juntas, con ritmos y tiempos a veces intensos, las emociones de cada quien con su propio movimiento de arriba y abajo, el cansancio que se acumula y nuestras particularidades, manías y formas de hacer. Decidimos que no queremos dejar al azar el juego entre todos estos elementos. Y por eso nos emplacemos a habilitar ese espacio emocional cuando nos volvamos a juntar en Salvador de Bahia la primera semana de octubre.

Del día 01 al 08 será en esa ciudad, en la casa de la familia de Mari, dónde seguiremos preparando las semanas siguientes y haciendo la primera ronda de enredos. Para esa semana está previsto encuentro con participantes del movimiento de lucha por el acceso a la vivienda, la reforma urbana y el derecho a la ciudad. También algún proyecto comunitario socioambiental y las luchas contra la implementación de proyectos empresariales que vulneran el territorio y los derechos de comunidades tradicionales en municipios vecinos a Salvador.

El día 09 damos un buen brinco hasta el sur dónde nos encontraremos con Alessandro Mello que nos tiene preparada una nutrida agenda de encuentros y actividades: charlas, participación en el Encuentro de Mujeres del MST, encuentros con movimientos de pequeñxs agricultorxs y con un espacio de articulación entre grupos feministas, sindicales y estudiantiles. Alessandro estuvo trabajando en la edición de un libro con textos de Raúl Zibecchi y en el que participa alguna compa de Baladre. A nosotras nos tocará generar expectación e interés por esa publicación en las actividades  en las que participemos, porque el libro todavía no estará listo para cuando estemos por allá. Pero ya estamos buscando la manera de que Alessandro nos pueda enviar algunos ejemplares para poder trabajarlos en Galiza, dada la proximidad idiomática.

La siguiente etapa del viaje, a partir del día dieciséis todavía no está de todo cerrada, pero seguramente estaremos entre el Paraná y el Estado de Sao Paulo,  tratando de cerrar encuentros con participantes en el movimiento "passe livre" (por el derecho a la movilidad y al transporte), grupos de personas recuperadoras de residuos, etc.

Nuestro regreso será el 29 de octubre cuando volaremos de Sao Paulo a Madrid y desde ahí hasta Compostela.

Por lo de ahora, nuestro deseo es que este viaje sirva para fortalecer contactos, abrir nuevas vías de enredo, colocando nuestros planteamientos y propuestas, y también poder darles claves para comprender la realidad y las luchas populares en este grande y complejo país.

Etiquetas: