Baladrinas en Brasil. Crónica 6: Violencia machista que atraviesa de norte a sur

Solapas principales

Las actividades se sucedieron con velocidad estos días en la ciudad de Salvador. Hoy nos desplazamos a la parte noroeste del estado de Bahía, a unos 400 km de distancia de la capital. Una zona muy diferente a la que estábamos acostumbradas estos días, denominada el Sertão. Esta zona tiene importantes problemas de sequía lo que condiciona de manera importante la vegetación y las posibilidades de trabajar la tierra.

Después de 5 horas de viaje llegamos a ciudad, almorzamos y fuimos para la casa del ayuntamiento para participar en la primera Plenaria de Mujeres del Piemonte Norte de Itapicuru.

El objetivo del evento, organizado por la Cámara de Mujeres del territorio, era sumar apoyos y exigir la implantación de la Delegacía de atendimento á Mulher (Deam). Estas son unidades especializadas de la policía civil que realizan acciones de prevención, protección e investigación de asesinatos de violencia machista. Pues en este municipio y su región hay un alto índice de violencia. Aquí sucedieron el 31% de los crímenes contra las mujeres de  todo el estado en el primer trimestre del 2017.

Los datos de violencia machista en Brasil son escandalosamente preocupantes: 503 mujeres fueron víctimas de agresión física a cada hora en el 2016, un total 4,4 millones al año. 12 millones de mujeres sufrieron violencia verbal, 5 millones amenazas y agresiones físicas… y así una larga lista de violencias en todos los espacios y ámbitos de la vida diaria que las mujeres sufren por este terrorismo patriarcal que asedia a cada hora.

En la plenaria las intervenciones fueron por parte de personas con diferente responsabilidad de la administración, la policía y organizaciones municipales. Mari y Leticia aportaron información sobre la situación de las políticas públicas en relación a protección y erradicación la violencia machista que hay a día de hoy en el estado español. Y las acciones autoorganizadas desde el movimiento feminista autónomo en Galiza.

Después de todas las intervenciones continuó un turno de palabra diverso, numeroso y combativo. Allí se escucharon voces de mujeres interpelando a las personas allí presentes. Dejando claro que las políticas públicas son deficientes y escasas y que una de las apuestas de las mujeres do Piemonte Norte do Itapicuru es la autoorganización autónoma y empoderada desde el propio territorio, como ellas hacen desde la Cámara de mujeres.

Para nosotras fue una jornada emocionante, articular alianzas de mujeres diversas, en territorios distantes y con realidades múltiples, pero que en la vida de todas golpea la violencia de este sistema heteropatriarcal. Por eso sigamos experimentando y compartiendo estrategias de defensa y resistencia para tener unas vidas SEGURAS, DIGNAS Y FELICES.

Etiquetas: