5ª crónica: 30 años de relaciones, afectos y acción política con la ALSO

Solapas principales

fotoSí ayer, martes, llegábamos a Oldenburgo, tras dejar a tras los cuidados de Lars, Andoni e Isa en Hamburgo. Tras tres horas de autobuses, con parada en Bremen llegábamos a la Estación de Autobuses de nuestra querida ciudad de Oldenburgo. Allí nos esperaban Sigmund, Mika (que es hija de Sigmun y hermana de Kira, nuestra traductora de hace 2 años) y Neli, una compa libanesa. Menudo lujazo, dos personas para acompañarnos y traducirnos. Horas antes un Bus se había literalmente “cargado” la marquesina de la Estación, pues en lugar de meter la marcha atrás metió la primera y el resto os lo podéis imaginar. Contentas por el reencuentro con las compitas de ALSO, vamos andando hasta sus locales, en realidad se trata de cinco minutos de paseo, donde Manolo se vuelve a enfadar por llevar la casa a cuestas, la mochila es pesada y sus excesiva previsión, le llevo a traerse una mochila, que no maleta de ruedas, cargadirta de ropa, saco, zapatos…,todo un contraste con la mochilita pequeña de Ruth.

Llegar al edificio de la ALSO, fue emocionante, es la sensación de estar en casa. Pensamos en el relato mil veces escuchado y compartido del Encuentro de Duseldorf, en 1998, donde estábamos juntas por primera vez las baladrinas y las amigas de ALSO, con mil activistas más contra el empobrecimiento y la Exclusión Social, desde miradas anticapitalistas y antipatriarcales, si TREINTA AÑOS, de viajes, de enredos, de Mikelines con Krisenfesta tocando contra las crisis; viajes en ambas direcciones, más de dos veces muchos años; el Encuentro de Barria de 1992; la gira de 500 años de resistencia negra indígena y popular, con actuación en la sala Alambra de Oldenburgo y otras muchas ciudades de este país, con Potato en los escenarios y Pili ta Manolo dando charlitas y colocando las luchas; la B.A.G. IV como coordinación internacional de nuestras luchas, con grupos y gentes de hasta diez países más. Fueron un final de los ochenta y toda la década de los noventa cargada de enredos y de muchísimos guiños/vínculos/afectos. Ya con el nuevo siglo los viajes fueron decayendo, llego en 2003 el Hartz IV, con su visión de control y sometimiento para las gentes empobrecidas de Alemania, y los 10 años , siguientes (del 2004 al 2014) fueron de encuentros y viajes más espaciados. Hasta que en Baladre planteamos la importancia de retomar una constancia y continuidad en nuestros enredos/relaciones/acciones. Y comenzaron los años en los que las baladrinas de Gipuzkoa asumen los enredos con gentes/grupos de Francia y sobre todo de Alemania. Están siendo tres años, los últimos, de recogida de lo plantado en estas tres décadas, en todos los sentidos. Y ayer nos dimos cuenta cuando Sigmund, Mijael, Guido,Roman, Reiner,……., nos hablaban de la constancia y apuesta de la coordinación Baladre por las relaciones como principio básico para hacer la verdadera política/construir vida juntas, con otras.

Ya en ALSO, comenzaron a llegar activistas, unas tras otras, hasta ser casi veinte personas las que dábamos comienzo a una barbacoa con vegetales simulando salchichas o hamburguesas, junto a las mismás en carne; todo regado de cervezas y vinos sobre todo y algún refresco. Las conversaciones se iban encadenando, una tras otra, sufrimos por las dos traductoras (Mikka y Neli), que pacientemente se esfuerzan por reproducir lo más fielmente posible todas las opiniones y comentarios, por momentos nos da angustia, pues llevan traduciéndonos desde las tres de la tarde y llegamos a las nueve de la noche con la conversación más profunda y complicada para cualquiera que tenga que traducir, hablamos/reflexionamos sobre las situaciones políticas y sociales en Alemania y el Estado Español, siempre colocando el tema de las PERSONAS MIGRANTES, de las guerras, de los países llamados fallidos, como Libia. Si aquello era complicado de traducir y entender para ser traducido, ni os contamos cuando comienza a hablarse de la importancia de los procesos de lo que mencionan como modelo Baladre, un espacio de relación para actuar juntas/libremente en lógicas de Apoyo Mutuo, donde lo presencial es fundamental, como dice Mijael el tocarse y sentirse, es una seña de identidad de las Gentes de Baladre. Van pasando las horas y ya cerca de las diez de la noche, Guido expresa su agobio y bajona tras estar en Lituania, unas semanas. Tiene el dolor de las gentes de ese país en sus retinas y en la cabeza las vivencias, la sensación de NO VIDA, en aquellas tierras cargadas de dolor de carencias básicas y de mucho malestar.

30 años de afectos y cuidados entre baladrinas y gentes de ALSO, que nos han dado entre muchísimas cosas los proyectos de Puntos de Información y Denuncia, la solidaridad puntual, el arrope y apoyo. Notábamos ayer cuando preguntaban por nuestro compa de Canarias detenido, por Mariano el tecnológico baladrino. Y colocábamos lo que sera su asistencia al Encuentro de Baladre de noviembre ( 9,10 y 11 ) en Madrid, para seguir difundiendo la realidad de las llamadas producciones de fresas de estas tierras alemanas con sangre y sus carnes ensangrentadas por las vidas de migrantes sirios y de decenas de países del este europeo y Asia o medio oriente. En Madrid, podrán volver a mostrar lo que esta debajo de muchos productos alimenticios alemanes, desvelar el dolor, la muerte en vida, la explotación de cientos, de miles de migrantes. Y todo en un momento donde las personas migrantes son objeto de más agresiones en toda Europa y en particular en Alemania. Los sectores neo-fascistas alemanas cuentas con partido político propio con presencia en todas las instituciones y desde ellas y fuera presionan contra la población migrante, hasta el punto que la misma CDU esta planteando aumentar aun más la criminalización de estas personas migrantes, evitar su llegada y comenzar sus expulsiones. Las migrantes están siendo la temática central de nuestro viajes, como generar solidaridad, como poder abrir las fronteras, como frenar los neo-fascismos y la represión. Como hacerlo de manera inclusiva situándonos nosotras en el sujeto colectivo de lucha, por conseguir condiciones mínimas de poder hablar de VIDAS QUE MEREZCAN SER VIVIDAS.

La luz del día se va y siguen las ultimás palabras sobre enredos, citas, el viaje de las baladrinas en 2019 a este país, el cambio de fechas, el como ampliar los espacios de visita, las acciones y luchas. Al igual de como ALSO debe asumir viajar a la península Ibérica cada año, mínimo a un Encuentro de Baladre.

Como en años anteriores y van tres consecutivos, nos tenían preparados los colchones con sus sabanas y mantas, con las toallas para cada una, en el primer piso del local de la ALSO. Dejan cervezas y agua para beber, junto a comida en la neverita del primer piso, en realidad es como un apartamento para visitantes, que sentimos como nuestro, tanto como suyo.

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
Oldenburg 04-07-2018
Oldenburg 04-07-2018
Oldenburg 04-07-2018
Oldenburg 04-07-2018
Oldenburg 04-07-2018
Oldenburg 04-07-2018
Oldenburg 04-07-2018

Etiquetas: