3ª crónica: PUEBLOS PRIMITIVOS, MINERIA Y RECUERDOS DE JUAN CAMPOS

Solapas principales

Caravana Marcha día 3El sábado, 21, de este julio pasado por agua y vientos, fue el día de las emociones profundas, los afectos y los mimos. La Cocina de EDES desde muy tempranas horas estaba habitada por baladrinas compartiendo vivencias y recuerdos, por una parte Manuel que no paraba de compartir su experiencia de lucha con los colectivos de pensionistas y jubiladas de Coruña, apurando cada minuto con el mate mañanero, recordando que tenía que estar esa misma mañana con Julio el alcalde coruñés y con muchas gentes de grupos de pensionistas de todo el actual Estado Español. Menciona lo mal que durmió, la noche pasada por la angustia de estar a la hora pactada en la Plaza de María Pita de su querida Coruña. Pasando el mate está Víctor, compartiendo sus vivencias sobre la nación Mapuche que lo vio nacer, emocionándose ante los relatos que salen uno tras otro, saltando de su nación y pueblo originario a las luchas de la Marea Roja de Alacant, el 15-M, las Marchas diversas que tanto le gustan… Por un momento entra Manolo, que recién terminó la crónica del día anterior y le felicitan por su cumple, todo un clásico de las marchas baladrinas. Allí esta desayunando Karmelo, Bibi enviando las fotos a sus compitas de Irun y hasta aparece por el comedor Simón, acompañado de Curro el cocinero malagueño y Dani, alias el pelirrojo. Al ratín Monica, la roja, la de Ponferrada, que desborda energía y alegría, ya a esas horas de la mañana. Al cabo de unas horas llegan Elena y Faus, así como Fernando y Antonio. Son las primeras, y poquito a poco vamos subiendo a la sala del primer piso.
Casi sin darnos cuenta comenzamos a charlar en círculo, mirando de reojo la entrevista de Jesús, alias Jipy, para un medio alternativo, sobre su libro “Menores y Jóvenes en la Diana”. El texto es una excusa para compartir diagnósticos, vivencias y proyectos relativos a la juventud, a las menores y el mundo rural. Salen las nuevas tecnologías, la marcha de la juventud de lo rural, la fuerza del imaginario de la ciudad, ese espejismo del consumo y el anonimato. Pasadas casi dos horas, decidimos parar, hacernos un descansito.
Al rato, comenzó, en la misma sala el relato sobre un pueblo originario : LA NACION MAPUCHE, Víctor puso los mapas y la bandera en las paredes, se colocó una cinta característica de su pueblo en la frente y comenzó a compartir su vida, sus luchas y búsquedas. Fue algo mágico, muy emotivo, donde a todas nos comenzaron a funcionar los lagrimales para terminar abrazadas a este mapuche único. Se apoyaba, el relato, de sus notas sobre las fechas y acontecimientos históricos, pero sobre todo nos trasladó un inmenso amor por la mapu/tierra/pachamama, por su pueblo; las injusticias continuas que le toca vivir. Y sobre todo cargaba las tintas en las presas políticas que llevan, alguna de ellas hasta cuarenta días de Huelga de Hambre, condenadas por montajes policiales del Estado Chileno. Esas dos horas fueron un regalito de la vida, el sentir que estábamos ante una persona tan especial, que es de esas sensaciones que una tiene ante la gente única, difícil de conocer a dos iguales.
RECORDANDO A JUAN CAMPOS, El de Mieres.
Escuchar a Víctor, compartir sus relatados, colocar el dolor de la represión hacia su pueblo originario, nos trajo a la cabeza a Juan, que se fue hace poquito tras pelear contra un cáncer traicionero. Nuestro baladrino Juan vecino del Barrio de Nuevo Xixón, el mismo que ayudó a crear el grupo de Siera a comienzos de este siglo, planteando la Renta Básica fuerte, en jornadas y carteles que denunciaban al actual rey, planteando entonces con su cara juvenil, una irónica situación " QUE GUAY ES SER JOVEN ", mostrando las diferencias reales de renta entre el Felipito aquel, joven con todo, y la mayoría de la juventud sin nada, incluido el futuro… Pero Juan venía de las luchas barriales y sindicales de finales de los setenta, le toco sufrir las torturas de los Billy el Niño y otros torturadores de la llamada “democracia”. Peleó en todas las empresas y sectores en las que fue contratado en su Asturies querida. Y sobre todo en Baladre fue aportando la mirada de su país, de las cuencas mineras, de la gente joven sin futuro. Nunca olvidaremos su participación en el Encuentro internacional de Rentas Básicas en el C. Cívico de Málaga en octubre de 2002. Sus aportaciones en los Tintos de 2003, 2004, y sucesivos. Lo mucho que le gustaba estar con “el abuelo”, como cariñosamente denominada a José Iglesias. Y recordábamos esta mañana de julio, su ultima pelea con la enfermedad, en los últimos años, su constante estar en la distancia, las llamadas puntuales trasladando mimos y cuidando. Se fue y aquí, en su Asturies natal no podía ser menos, que traerlo a la crónica, recordarle y poner en valor sus palabras sobre la importancia de las luchas, sobre la ética, la honestidad… EL SER PERSONAS, evitar esos egos que tanto denunciaba y mostrar/ser generosas.
Con las fabes en el estomago, nos fuimos a Mantalas, un barrio/pueblo pegadito a Tapia de Casariego. Allí nos espera una tarde de recuerdos y de relatos sobre la lucha contra la MINA de ORO. Puntualmente, a las cinco de la tarde, comenzamos a preparar el circulo de sillas en lo que fue la antigua Escuela unitaria del pueblo. Resulta que no dejaron realizar la charla sobre la lucha contra la mina de oro, en el Instituto del pueblo. Tras limpiar las sillas y sentarnos todas, comenzó el relato de esta lucha un Payaso genial : Charli, a quien ya habíamos visto en visitas y encuentros anteriores. Se nota mucho amor al territorio. Tras la exposición inicial salen más voces del colectivo de Oro NO a compartir sus vivencias, a mostrar su determinación, a denunciar tanta especulación. Son conscientes de que aún no está ganada la guerra, que han conseguido ganar unas cuantas batallas, pero que el capitalismo: terrorista y depredador por naturaleza, quiere mover tierras, sacar gramos de oro, o lo que sea, que les dé puntualmente beneficio. Que les permita acumular más dinero/riquezas a quienes lo tienen todo. Pero se nota muchísima determinación, en ese NO PASARAN, que tanto vemos por muchos territorios del planeta. Terminadas las exposiciones y relatos, vamos a las antiguas minas romanas: la Mina de SALAVE. Lo hacemos andando desde el pueblo, guiadas por Charli, entramos en el enorme agujero que se hizo hace 21 siglos. Pensamos en cuantas vidas de esclavos quedaron allí sepultadas entre explosiones de agua llegando con fuerza a las piedras calentadas por potentes hogueras. Ahora aquel agujero, esta tomado por la naturaleza, generando muchísima vida en su gran charca. De la antigua Mina, salimos a los acantilados contiguos, que nos muestran una belleza que nos quita el habla.
Tras regresar al pueblo, andando, decidimos irnos a tomar algo para suavizar tanta garganta reseca, en el Barcito de nombre “El Faro”, allí en el puerto de Tapia. Con los líquidos y la conversación, llega la hora de la salida del Bus de Bibi para Irun. Nos acampaña Olai, el hijo de Félix, si el de L’entregu. Con Félix llegan los recuerdos de ADEPAVAN, la asociación de desempleadas del valle del Nalon, de los años ochenta finales. Las primeras actividades y luchas baladrinas por las Cuencas, por Xixón luego… mientras, la noche nos recuerda la intensidad del día. Las tremendas emociones sentidas y la llegada de los últimos minutos de este día 21. Vamos abriendo las puertas del Centro de EDES, su finca de El Cabillón. Y una tras otra vamos metiéndonos en los sacos, para cerrar una jornada única, emociónate donde las haya y cargadísima de recuerdos de gentes queridas y de sus luchas.

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3
Caravana Marcha día 3

Etiquetas: