30 años después, contra el G-20

Solapas principales

fotoHoy es nuestro cuarto día en Alemania, más el viernes de incidentes y viaje. En estos días pasamos por Oldenburgo, con nuestras compañeras de ALSO que como de costumbre nos aportaron muchas ideas y sacaron un compromiso nuevo, el que divulguemos y trabajemos el tema de los alimentos baratos alemanes. Mostrar las condiciones de explotación de animales y personas, los ridículos salarios, sus macabras condiciones de trabajo, sus enfermedades, los barracones en donde los almacenan los empresarios… Pero de todo eso hablaremos en el Encuentro de Baladre, en Alacant, en noviembre (3, 4 y 5). El domingo fue estupendo el reencuentro en Hamburgo con la gente amiga y sobre todo abrirnos a nuevos enredos y relaciones, que hoy tomaran mayor dimensión, con la visita a un barrio del sur de Hamburgo, que me resulta imposible nombrar, pero que mañana lo haremos extensamente.

Ayer y hoy la cabeza nos llevo a 1988, al primer viaje baladrino a Hamburgo, entonces tres baladrinas, llegábamos tras estar en Duseldorf, en un Encuentro histórico de la B.A.G., el movimiento de luchas contra la precariedad, el empobrecimiento y la exclusión social, de Alemania. Que entonces contaba con la B.A.G. IV, el espacio internacional. Allí nos vimos miles de personas de toda Alemania y de múltiples y diferentes países del mundo, fue algo único y muy importante, para las Gentes de Baladre, pues de aquel encuentro surgió una relación/coordinación constante con las gentes de ALSO y otras muchas de este país.

fotoLa llegada a Hamburgo en 1988 estuvo cargada de muchas incidencias; parecíamos sorprendidas por todo, desde el barco alternativo que mostraba todas las cargas que se movían en el puerto, las empresas que estaban detrás; hasta la Hafen Strase que estaba resistiendo ante intentos de desalojo. Pero nunca nos olvidaremos de lo mucho que costó asumir las horas de comida, si durante más de dos días pasamos literalmente, hambre. Los desayunos los hacíamos con café y poco más… y luego nunca llegaba la comida. Nos pasaban de un grupo a otro, sin poderles decir que nadie nos había invitado a comer, ninguna de las tres sabíamos alemán o inglés, ni nos atrevíamos a mencionar lo de las comidas, hasta que estallamos y lo soltamos, las risas duraron semanas.

Ahora treinta años después, nos juntamos con amigas, que a lo largo de estos años, nos hemos ido encontrando y realizando proyectos y enredos juntas. Seguimos con el déficit de idiomas, pero ya soltamos las dudas o necesidades, desde la confianza. Hemos generado en estas décadas una complicidad y unos afectos que son la base de la acción política que estamos planteándonos las baladrinas, con ALSO y otros grupos de este país. Lars, Isa, Silvia, Guido, Mijael, Ulf… y tantas otras personas son nuestras amigas, compartimos vida/búsquedas y eso hace todo mucho mas fácil.

Ayer paseamos con Susana, por delante de la Rote Flora y la cabeza se llenaba de recuerdos. Desde las veces que las baladrinas dormimos en ella, al Concierto del 92, con Potato y las charlas que dimos en esas instalaciones y enredos que generaron. Luego constatamos los cambios, la bonificaciones del entorno, los locales de consumo de todo tipo.

Pero con todo, seria difícil comentar todos los carteles, de diferentes grupos, que se van a manifestar contra el G-20, mostrando su rechazo y planteando la solidaridad para con las personas refugiadas. Altona y dentro de ella St. Pauli siguen siendo un lugar, un territorio de luchas, de solidaridad.

fotoCOMIENZAN LOS FOROS Y CAMPAMENTOS

Aunque no vamos a estar en todos ellos, los diversos Foros comienzan, abren sus puertas a debates nuevos y los de siempre. En alguno, el más importante y con mayor presencia y atención mediática, estarán muchas personas de renombre mundial. Harán exposiciones magistrales y temáticas. En paralelo, están las decenas de talleres, con muchas activistas y temáticas mas acotadas. Pensados en espacios de enredo, de conocimiento y acercamiento a luchas. Nosotras estaremos más en estos talleres. Y procuraremos generar citas, para conocer más fuera de estos espacios sus prácticas y vivencias, generar un intercambio más directo. Ya os iremos contando.

Como comentaba existen en Hamburgo muchos foros diferentes y actividades divulgativas. Algunas han sido prohibidas en parte, como las de los campamentos, dos, que no podrán contar con espacios para alimentarse, dar comidas ni dormir. Con todo se mantendrán las charlas y talleres, en ambos. Luego están las fiestas contra el G-20, y proyección de películas, algunas en el campo de fútbol del St. Pauli. Un terreno de juego especial, antifascista y antipatriarcal; con su galería de pintadas y sus infinitas muestras de acciones solidarias en sus más de cien anos de vida, desde 1910.

Por supuesto existen manifestaciones para todos los gustos, las que van a bloquear la cumbre del G-20, o ese es su planteamiento; a las que ya recorrieron las calles de Hamburgo el domingo pasado, como la manifestación sindical. Nosotras nos sumaremos a la del día 8, la que parece más de confluencia, la central. Pero pasearemos por las salidas otras, como la del bloqueo, que plantean un mitin previo, con gentes de diferentes luchas de todo el mundo

fotoTODA UNA PROVOCACIÓN

Las amigas y gentes con las que hablamos, coinciden: traer la cumbre a Hamburgo y más en concreto a las límites de Altona y St. Pauli, es una provocación. Nos hablan del actual alcalde socialdemócrata de la ciudad, que pretende ganar puntos para en cuatro o más años acceder a la lucha por la presidencia de Alemania. El año pasado quiso colocar a Hamburgo en el mapa, trayendo las Olimpiadas, pero la movilización social fue tan fuerte que retiró la propuesta. Y ahora pretende hacerse visible con la cumbre del G-20. Dejando claro que se atreve con todo, hasta con las autónomas de Hamburgo, que ni le tiembla el pulso en traer cerca de sus calles y casas míticas, su territorio, nada más y nada menos que a los dirigentes mundiales del G-20.

La ciudad esta llena de policías de todo tipo y ya vimos como retiran de las calles a las muchas personas sin techo que duermen en ellas. Comienzan a limpiar literalmente las calles de gente que no fue invitada a su fiesta. Sacan a las personas sin techo y sacaran a quien muestre su malestar por venir a sus calles y ciudad personajes tan peligrosos y generadores de terror y muerte como los presidentes de los países del G-20.

En 1988 fue en Berlín y en 2017 en Hamburgo.

Nunca olvidaremos las luchas en Berlín contra el Banco Mundial, en 1988. Y comenzamos a retener como especial la respuesta que las activistas de Hamburgo y de todo el mundo ya están dando al G-20

foto

Etiquetas: