1ª crónica desde Alemania. De Loiu a Hambunrgo pasando por Tegel

Solapas principales

fotoEl 29 de junio, estaba marcado en el calendario como día de partida para un nuevo viaje baladrino de enredos en Alemania. Es el tercer viaje, tras un paréntesis de cuatro años sin realizarlos (desde 1987 gentes de Baladre venimos enredando con las compas de Also y otras muchas de Alemania). Pues eso que el viernes, 29 se presentaba como un día soleado y adecuado por las muchas previsiones para un viaje tranquilito. Tanto fue así, que estábamos en el Aeropuerto de Bilbo, hasta tres horas antes de la salida del avión, con el checking hecho y to; hasta los billetes de autobuses una vez en Berlín, para llegar a Hamburgo; mirados los buses entre Aeropuerto y Estación central de buses de Berlín...lo dicho todo.

Fueron casi dos horas por las aceras externas del Aeropuerto de Sondika, en Bilbo, mosqueadas con el Calatraba y sus obras faraónicas y tan poco pensadas para las personas; por si no lo sabéis este aeropuerto de Bilbo lleva desde su apertura en permanentes obras, porque la gente se mojaba cuando salía a una sala de llegada no cubierta, y otras muchas carencias como goteras en la cubierta, falta de espacios amplios interiores para evitar la claustrofobia de cientos de personas en el pasillo previo al embarque y decenas de limitaciones más..eso si, la estructura es totalmente faraónica y única, un pastonazo que se pagó con dinero publico.

Como estaba previsto a las doce salimos de Loiu/Sondica en un avión llenito, para Berlín, en asientos separados por el pasillo. Fueron dos horas y media de lecturas y de escuchar a un trío de machitos alardear de sus vivencias de todo tipo, chicos "exitosos" que vendían su producto en voz alta, de esos sobradetes que tanto sobran en nuestra sociedad.

fotoLlegar a Berlín, a Tegel, fue un respiro para las ansias fumadoras de Ruth, paseando para tomar el Bus 109 nos acordábamos de Águeda, la tristeza por no poner en común, con tiempo, su falta de recursos y quedarse en tierra con toda la ilusión que tenia de venirse, y lo mas importante, de nuevo dos baladrinas que NO tenemos ni idea de alemán, ni de ingles, vaya movida de nuevo. Con todo compramos los billetitos del 109 y tras una larga espera pudimos subirnos a él, ya cuando llevábamos veinte minutos de ruta, nos damos cuenta (Ruth) que ese autobús no nos lleva a la Estación central de Buses, con papelito y señalando conseguimos que varias viajeras nos expliquen que hacer, bajamos con rapidez del 109 y a la caza del M49, que casualmente, tras diez minutos de andar con mochilas y pesos lo vemos pasar..y zas, a correr y subirnos, ya relajadas de la desagradable sorpresa y el susto. Llegamos a la Estación Central de Buses de Berlín y comprobamos que teníamos por delante casi tres horas de espera. El estomago vacío demanda que lo llenemos con lo que sea, que vuelve a ser, igual que el año pasado, una porción de cuarto de pizza de la Pizzeria que esta pegada a la Estación de Buses, eso si con los líquidos adecuados, para que pase el gustillo de sal y masa que requiere de fluidos para que entre al estomago.

A las seis menos un cuarto, subimos al Bus en dirección a Hamburgo, el más baratito que había, uno de dos pisos, con billetes sin numerar, ni espacio para bultos en el interior. Tras tres horas largas de viaje, llegamos a Hamburgo, donde vemos a las personas de programas de acceso a sustancias de manera saludable, en el parque delantero de ese servicio publico de atención a personas enganchadas a esas sustancias ilegales; esto nos lo comento mas tarde nuestro querido Lars, que allí estaba esperándonos, con su cochecito, para llevarnos a su casa, la mismita en la que vivimos los acontecimientos del G-20 de hace un año.

Fue llegar y cenar, fruta, que maravilla para el estomago; hasta nos abrió una botellita de vino tinto y nos permitimos una charlita hasta altas horas. Ya comentamos que tiene que venirse para el Encuentro de mayo-19 de Baladre cerquita de Araia/Altsasu y nos cuenta Lars, su proximo viaje a Mexico con su hija e hijo. Ya terminando la tertulia nocturna quedamos en discutir de mañana, en el desayuno, el documento que el sábado, día 30, sera discutido en la reunión/aniversario del grupo autónomo (Blauer Mintag) LUNES AZUL de Hamburgo, pero eso sera el día siguiente y os lo contaremos en otra crónica.

Compartir que es alucinante el servicio multiusos de los gigas del celular de Ruth, dudas y a la maquina, que si donde estamos, que cuanto falta, que si.. casi cualquier pregunta o necesidad de datos. Y la penita reiterada de que Águeda se quedase en Malaga, con su dominio del ingles y su buen hacer.

Ya hemos comenzado a pensar en el viaje de 2019, pero eso os lo iremos comentando y compartiendo en los próximos días y hablaremos en Noviembre en Madrid, previo hacer propuestas y explicarlo suficientemente.

Cansadas nos acostamos, ya acariciando el nuevo día.

Etiquetas: